IMPUNIDAD A RECTOR, PACTO ENTRE EGIDIO Y CABEZA DE VACA; UAT SEGUIRA SIENDO LA “CAJA GRANDE” DE GOBTAM

Por: Mauricio Fernández Dìaz

La misma suciedad que durante años permeo en la UAT seguirá ahora con el fòsil Andrés Suàrez Fernandez

El apoyo de Etienne Perez del Rio a la campaña de Cabeza de Vaca por ordenes de Egidio Torres, así como aportaciones de dinero en efectivo compraron la impunidad del aun Rector y la continuidad del saqueo con Andres Suarez Fernàndez

* Parece que al Gobierno de la alternancia se le “olvido” investigar entre otras cosas el decomiso de 300 mil dólares que el piloto del Rector transportaba en avioneta de la UAT

Las negociaciones entre el gobierno saliente de Egidio Torre Cantú y el entrante de Francisco Javier Garcia Cabeza de Vaca no se pueden negar; Al menos no en el caso de la Universidad Autónoma de Tamaulipas que en campaña el ahora gobernador prometió sanear dada la enorme corrupción y porquería en que se encontraba sumida.

Desafortunadamente, los ilusos que creyeron esta promesa se quedaran con las ganas de ver una Universidad administrada limpiamente y sobre todo, con un alto nivel académico en sus aulas.

Y decimos lo anterior porque con la mejor sonrisa en su cara, el gobernador se hizo presente en el acto donde el actual Rector Enrique Etienne Perez del Rio le entregaba la estafeta a quien a partir de Enero fungirá como autoridad en la llamada “máxima casa de estudios”

Al Secretario General de Gobierno -quien hizo todas las negociaciones para que un fósil de la Universidad, que tiene mas de 30 años incrustado en diversos cargos administrativos y ha vivido cuando menos 6 rectorados y por ende fue cómplice de los vicios, corruptelas y saqueo que los pasados rectores hicieron con la UAT,  ese  es ahora quien vendrá a “poner orden” y a sanear la cochinada de la que ha sido cómplice por omisión y comisión.

Andrés Suarez Fernández, que así se llama el nuevo Rector , llega con la consigna no de poner orden y limpiar el nombre de la UAT, sino de realizar el traspaso del jugozo negocio que significa la universidad a los personeros del Gobierno del Estado encabezados por Cesar Augusto Verastegui Ostos.

Andrés Suarez no pasara de ser un simple títere al servicio ahora de quienes gobiernan en Tamaulipas, al igual que lo fue Enrique  Etienne del ex Gobernador Egidio Torre Cantu.

Como siempre se sospecho y ahora se confirma, Egidio Torre apoyo a Cabeza de Vaca y traicionó al PRI a cambio de impunidad y continuar con los negocios que creo en su sexenio, entre ellos el del club Correcaminos y la UAT.

A cambio de su traición y de brindar a través de la universidad apoyo económico, logístico y de votos, El hoy gobernador le concedió poder para que Etienne Pèrez del Rìo no fuera investigado por la Auditoria Superior, ni mucho menos castigado por el escandaloso saqueo, como aquel en donde el piloto del Rector Etienne fue detenido al tratar de introducir nada menos que 300 mil dólares a los Estados Unidos que llevaba a bordo de la avioneta propiedad de la Universidad.

Muchos miles de millones de pesos le costo a Etienne Perez del Rio acallar el escandalo que a nivel nacional se desato con esta detención, pero al final, a través de su jefe de prensa Omar de la Fuente Garza canalizó el recurso necesario para atenuar un evento que podría y debería haber concluido con una profunda investigación acerca de la procedencia de los  mas de 300 mil dólares que el piloto RAMIRO ASCENCIO NEVAREZ, detenido en el aeropuerto de McAllen, Texas, llevaba a bordo.

El vocero oficial de la UAT se canso de mandar a sus boletinero para que convencieran a la sociedad tamaulipeca de que Etienne Perez del Rio nada tenia que ver con el dinero; En columnas, desplegados y primeras planas nacionales y locales vendió la versión de que el piloto se responsabiliza de todo, pero nadie supo o quiso  explicar de dónde salieron o de quién eran tantos dólares que le hallaron cuando aterrizaba el avión de la UAT, para la que prestaba servicios.
De no haberse negociado la impunidad del Rector saliente,  seguramente la PGR, a solicitud del SAT, hubiera entrado en acción aprehendiendo al piloto para saber el origen de aquellos casi $6 millones de pesos.

Los contubernios entre Egidio Torre Cantú y Cabeza de Vaca impidieron que esto se diera y exoneraron de toda culpa a Etienne Pèrez del Rìo…al menos hasta ahora.

De igual forma, el apoyo que el grupo azul comandado por su líder Gonzalo Hernández le diera al entonces candidato Cabeza de Vaca fue pagado con la expulsión de este de la UAT Y el posterior desdén del ya Gobernador ante las exigencias de que le fueran cumplidas las promesas que le hicieran para obtener el apoyo del mayor grupo de la facultad.

UAT, LA CAJA GRANDE DEL GOBIERNO

El Gobernador convirtió en humo las palabras pronunciadas ante miles de universitarios, mismas que lo comprometían a devolverle la autonomía a la UAT:

El candidato del Partido Acción Nacional al gobierno del estado, Francisco García Cabeza de Vaca se comprometió en su campaña ante estudiantes del grupo Azul de la Universidad Autónoma de Tamaulipas a regresar la verdadera autonomía a esta institución.
Aseguró ante cientos de estudiantes universitarios que con el nuevo gobierno se acabarán las prácticas del pasado que tanto le han hecho daño a la máxima casa de estudios de Tamaulipas durante muchos años.
 
Enfatizó que los recursos, tanto humanos como económicos de la UAT, serán encausados a lograr el crecimiento de esta institución y por consecuencia de mejorar la preparación académica de sus estudiantes. P_DSC06655
 
“Mi compromiso con ustedes, de entrada, con los universitarios, es regresarle a la máxima casa de estudios la verdadera autonomía que se merece, se acabarán las prácticas del pasado, se acabará que sea la Universidad la caja grande del gobierno”.
Y es que el dinero que ingresa a la tesorería de la UAT no es cosa pequeña, son nada menos que 2 mil millones de pesos, (SOLO DEL PRESUPUESTO DE GOBTAM; FALTA LO QUE LE ENVIA LA FEDERACION) que ha sido utilizado históricamente como la caja grande de los gobiernos estatales, tanto para sus gastos personales, para colocar amigos, aviadores, queridas, queridos como para pagar campañas políticas, algo que se espera haga el nuevo Rector en el 2018.

 

 

Sin embargo, “las cosas con presumibles rasgos de corrupción en la UAT, ya están saliendo a la luz pública y no podrán quedar a la deriva”, por el interés de las nuevas autoridades del estado, para que esta clase de casos de corrupción e impunidad, consumados en el centro universitario tamaulipeco, sean aclarados (bajos conceptos de ingresos y egresos), porque el manejo indebido de los recursos de la UAT es un delito, y esencialmente lo recaudado por diversos rubros, es para aplicarlos de manera transparente en bien de la Institución y no para esos montos millonarios sean destinados y utilizados en negocios ajenos a la Universidad. Y a eso el Rector Enrique Etiene Pérez del Río debería  responder si el Gobernador hace honor a su palabra empeñada en campaña.