Gustavo Torres y Ediles huelen a carcel; ya van 3 denuncias penales en su contra

0

ENROQUE

Jose Luis Hernández Chavez

Por tercera ocasión en lo que va del año, fue presentada una nueva denuncia penal contra el ex alcalde de Tampico, Gustavo Torres Salinas, varios ex síndicos y ex regidores y algunos de los colaboradores administrativos del ex titular del ayuntamiento, a los que acusan de los delitos de peculado, desvío de fondos y uso indebido de tarjetas de crédito.

La primera querella la presentó un grupo de regidores encabezados por el panista Antonio Heredia Niño, el 2 de febrero, la segunda por el edil del Movimiento Ciudadano, Néstor Luna Ortiz, el 3 de marzo, y ayer el gobierno de la ciudad, este, según aclaró la alcaldesa Magdalena Peraza Guerra, para que la administración que preside no vaya a ser acusada de complicidad o encubridora de los ilícitos.

En los tres casos, además del ex munícipe, se inculpa a los ex regidores y ex síndicos que recibieron sendos préstamos, al ex Tesorero, Gerardo Gómez Ibarra, y a quienes resulten implicados en el caso. De acuerdo con las imputaciones, Torres Salinas y Gómez Ibarra utilizaron tarjetas de crédito con cargo al erario para pagar los gastos de hospedaje, comida, vinos y bebidas en hoteles y restaurantes de lujo y boletos de avión de un viaje a París, Francia, superiores a los 2.3 millones de pesos.

En lo que se refiere al desvío de recursos por 30 millones, la denuncia fue interpuesta ante el Ministerio Público Federal porque se trata de recursos de la federación que se habría dispuesto para cubrir diversos rubros del gasto corriente del municipio que no se repusieron.

Torres Salinas, como es del dominio público, es el segundo presidente municipal de Tamaulipas, (el otro es el de Madero, Mario Alberto Neri Castilla, al que se señala como presunto responsable de desvió de 250 millones de pesos en una demanda similar planteada ante la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas el pasado 8 de marzo) que es acusado formalmente ante las autoridades ministeriales de malos manejos del erario.

Ya que hablamos de denuncias, mientras las pesquisas y el proceso contra los aludidos ex servidores públicos siguen su curso, el caso de la denuncia presentada contra la diputada de MORENA Eva Cadena Sandoval, a la que se responsabiliza de la recaudación ilegal de fondos económicos para el partido político en el que milita registró un giro que se veía venir.

Los videos que sirvieron de prueba para acusar a la legisladora, a la que se le sigue un proceso de desafuero por esa razón, desaparecieron como por arte de magia. La autoridad investigadora del asunto buscó la evidencia, porque en el caso cometen el delito tanto que recibe los fajos de billetes como el o los que los entregan, y no la ha encontrado por ninguna parte.

Ni las grabaciones de las cámaras de vigilancia del Hotel Coatzacoalcos, en el que se dice que habrían ocurrido los hechos, ni tampoco, lo que resulta aún más increíble y sospechoso, las del Centro de Control, Mando, Comunicaciones y Cómputo, el C4, razón por las que se desconoce la identidad de los que otorgaron las aportaciones en efectivo.

¿Cuál será el motivo por el que se desaparecieron los videos? ¿Sólo porque los donadores no quieren que se les procese penalmente, como a Eva Cadena, o será acaso porque los presuntos autores intelectuales de la maniobra no quieren que la ciudadanía descubra quiénes están detrás del incidente?

No se tiene idea, sin embargo, la sola desaparición de las pruebas ya ha dado pie y despertado toda clase de especulaciones y suspicacias.

El incidente chusco del día, por otra parte, estuvo a cargo de la alcaldesa de Reynosa, Maky Ortiz Domínguez.

Cuando tomó la protesta al nuevo secretario del Ayuntamiento, el licenciado Roberto Rodríguez Romero, la funcionaria tuvo ligero lapsus: “Protesta usted cumplir y hacer cumplir la Constitución Política del Estado y las leyes que de ella emanen…, si así lo hiciera –dijo– que la sociedad se lo reconozca y si no, que se lo levante”, que, como es natural, provocó algunas reacciones de hilaridad entre los miembros del cabildo.

Ya en serio, si el gobierno del Estado no destituye a la presidenta del municipio fronterizo antes de la contienda electoral del 2018, la jefa edilicia podría apoyar subrepticiamente a un candidato de otra agrupación para impedir el triunfo del PAN y darle una lección al mero preciso de Tamaulipas. ¿O no?

Comparte:
Share.

About Author