ESCOBAR: CRÓNICA DE UNA DERROTA ANUNCIADA

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

MATAMOROS. Tam.Matamoros, tiene tres distritos muy bien definidos. El primero de ellos es el X, por el cual, según la lista palomeada en la primera esquina de palacio, podría ir el actual Secretario de la SEP, en el estado, Héctor Escobar Salazar.
Se trata de un chavo tecnócrata y empresario, que en el 2018 buscó también la candidatura azul a la alcaldía, pero ya se la tenían guardada al prepotente y ostentoso Carlos García González. Finalmente los electores matamorenses lo pusieron en su lugar, y mordió el polvo, ante el morenista Mario López Hernández.
La estrepitosa derrota de García González, demostró con creces una ley no escrita, en el horizonte del pragmatismo panista de Tamaulipas: no debes de tratar de hacer políticos a tus amigos, sobre todo, si estos no tienen esa formación.
Pese a ese tropiezo, hoy la historia parece repetirse, pero de una manera mucho más comprometedora, pues García González, el paletoso dueño del reloj Hublot, “Ojo de Buey”, al menos tenía la experiencia como pastor legislativo, pero el fifí de Héctor Escobar no se ha empolvado las uñas, en todo este tiempo, en que ha presidido la administración del palacio educativo de Tamatán.
Este príncipe hijo de papi, formado en los claustros alfombrados de los colegios particulares, ignora por completo las necesidades más apremiantes del populacho. Cree que por el hecho de que le están regalando una candidatura a diputado, ya con eso basta para alzarse con el triunfo. Piensa, tal vez, que el trabajo desarrollado por otra candidata llamada Verónica Salazar, eso le va a servir como barquito.
Y sueña también en que, el SNTE y sus bases magisteriales, lo van a arropar, llegado el momento. De hecho por ahí va el asunto, con una especie de pacto no escrito, entre la sección XXX y el gobierno estatal, para sentar a hectorín en una curul.
Sin embargo, ya en los hechos, las cosas no van a ser tan fáciles. Y esto se debe a que la política no es un cuento de hadas, donde no siempre la princesa le da el sí a su amado, en medio de lucecitas de colores, tipo Walt Disney.
O sea, una cosa es que te regalen la oportunidad, y te hagan candidato por dedazo, y otra muy diferente es que tu lo sepas aprovechar. En el caso de Escobar, lo hemos visto actuar como titular la SEP cabecista, y jamás pudo meter orden, pues la gente que tenía en puestos inferiores a su trono, jamás lo obedecieron. Dos o tres gentes empoderados en las áreas de recursos humamos e informática, tenían padrinos y madrinas más influyentes que el Secretario.
La otra salida sería, en el sentido de buscar una negociación con el enclave obradorista en Matamoros, para que MORENA gane dos diputaciones y el PAN una, la de Escobar, pero eso no se va a dar, porque el poder nos se comparte.