Estado

EGIDIO NO QUIERE SOLTAR EL PRI

HIPODROMO POLITICO

Carlos Gerardo Cortes

La noche del pasado lunes, en Zona Libre, el Espacio de los Reporteros de Radio Rey, 810 AM, quedó muy claro lo que para los priístas de Tamaulipas es una tragedia: Egidio Torre Cantú nunca debió gobernar a Tamaulipas y ahora, después de seis años de mal ejercer el poder, no quiere irse del estado y no quiere soltar al PRI.

 Así lo aseguró Luis Enrique Arreola Vidal, aspirante a la dirigencia estatal del PRI.

Así de claro lo dijo. Arreola aseguró que la motivación que lo llevó a buscar la dirigencia del tricolor tamaulipeco fue ver a un partido destruido. ¿Cómo llegó el PRI de Tamaulipas a esta circunstancia? El tricolor tamaulipeco dejó de representar las causas de la gente. Y como prueba de ello queda el hartazgo de los militantes tricolores por el mal gobierno de Torre Cantú y el abuso que éste hizo de los recursos públicos de los tamaulipecos, recursos que le dieron para adquirir la mansión que Egidio se hizo construir en San Pedro Garza García, y cuyo valor alcanza varios, muchos, millones de pesos. http://elgraficotam.com.mx/2016/11/21/una-casita-de-340-millones/

elgraficotam.com.mx
¡¡¡Otro político priísta al “bote”!!!. A unas horas de las votaciones, ENRIQUE PEÑA NIETO podría vanagloriarse de que el Instituto Electoral del Estado de …

 

 

Y recuerdo como si fuese ayer, la ceremonia de cuerpo presente que en el Polyforum Victoria se hizo al extinto doctor Rodolfo Torre Cantú, mi amigo, y a quien las balas del odio y la sinrazón le arrebataron la vida, junto a Enrique Blackmore Smer y a otros asesinados, a poco menos de ocho días de la elección constitucional. https://www.youtube.com/watch?v=7cPe9o5y8Jc

www.youtube.com
Con un homenaje de cuerpo presente el PRI nacional y estatal se despidió de su ex candidato a la gubernatura.

 

 

Yo, al entrar a ese acto, el 29 de junio de 2010, estaba convencido de que el candidato sustituto debía ser el actual Presidente Municipal de Ciudad Victoria, Oscar Almaraz Smer, quien en ese momento era el candidato a Diputado Local por Ciudad Victoria. De haber sido Oscar el Gobernador, seguramente la historia de Tamaulipas y del tricolor sería diametralmente opuesta. Pero quienes decidieron se fueron por el hermano, que ni político, ni administrador. Egidio no era conocido y, seguramente, se fueron por los apellidos, lo que garantizaría el voto de la solidaridad para mantener al estado para el PRI, lo que finalmente sucedió, con los resultados que vivió la entidad en los últimos seis años de hegemonía tricolor: crisis, desempleo, violencia, estado fallido, mal gobierno y el uso del poder para los fines personales de Egidio y su camarilla.

 

Pero para nadie es un secreto que, después de haber entregado el estado, Egidio quiere seguir lucrando con el PRI y ahora quiere ser candidato a Senador, supóngome yo que por el tema del fuero, ante lo que pudiera venirse más adelante por el enojo de los priístas tamaulipecos. Además, es claro que Egidio no tolerará en el PRI de Tamaulipas, y en los cargos de elección popular, a nadie que no sea de “su establo” y por ello el manifiesto desprecio a Oscar Luebbert Gutiérrez y a Enrique Cárdenas del Avellano.

 

Por lo pronto, un tribunal ordenó que se realice la elección de dirigente estatal. Enrique Cárdenas del Avellano pidió a los tribunales que se le de observancia a los documentos básicos del PRI, lo que no se hizo del todo. Y dice Arreola Vidal que los últimos dos ex gobernadores tienen secuestrado al PRI de Tamaulipas. Arreola Vidal asegura que los representantes populares no deben ser comparsa, deben trabajar por la gente que los eligió y por su partido.

 

Le cuestionamos en la mesa a Luis Enrique si era cierta la especie de que Egidio apoya a Sergio Guajardo Maldonado para llegar al PRI, a lo que el aspirante asegura que Sergio está cometiendo un delito electoral. “Alguien” les está llamando a los consejeros de parte de Egidio Torre Cantú para decirles que Sergio Guajardo es la línea, lo que es evidentemente un delito electoral, por lo que se debe dar vista a la Fiscalía Especializada Para la Atención de los Delitos Electorales. Y reiteró Luis Enrique: “al PRI lo vamos a ganar la militancia”.

 

Al referirse a Oscar Luebbert y a Enrique Cárdenas del Avellano, Arreola aseguró que entre todos aportan unidos, juventud y experiencia, y con ellos jugando en equipo el PRI podrá obtener mejores resultados. Si hay tiempo, asegura categórico Luis Enrique, siempre y cuando se acorte la convocatoria. Habrá que tomar acuerdos por parte del Consejo Político Estatal, máximo órgano de deliberación del PRI en el estado. El Consejo ya está vencido y hay que renovarlo.

 

Y, con una clara visión de lo que hay que hacer por el tricolor: “hay que partirnos la madre para rescatar al partido”. Asumió que hay que regionalizarlo y hay que rescatarlo de las manos de los amigos, los parientes y las amantes.

 

En cuanto a los recursos, hay que hacer un buen uso de ellos. Al día de hoy, el PRI de Tamaulipas recibe dos millones novecientos mil pesos de prerrogativas y para poder operar con eficiencia faltarían alrededor de dos millones y medio más de pesos, “los que podremos conseguir a través un Comité de Financiamiento y ejercerlos con honradez y transparencia”, aseguró Luis Enrique.

 

Arreola Vidal aseguró que Egidio no gana una elección ni en su casa. Acepta que nada bueno viene de una tragedia y Egidio surgió de una tragedia. Egidio no representa a nada ni a nadie. Si los priístas perdimos la elección de 2016 no fue por la cajita vacía que decía Egidio que era Baltazar, sino por la cajota vacía que era Egidio, un gobernante que consiguió que el pueblo lo repudiara y que dio ejemplo de grandes actos de corrupción.

 

Si conseguimos las pruebas, lo vamos a denunciar. Si se confirma la traición de Egidio al PRI, la que está denunciando Samuel Badillo, “vamos a pedir que lo expulsen. Mucha gente se está identificando con la causa de Badillo y se está sumando a ella. Sin embargo, todo lo que se mueve por el PRI responde al deseo de Egidio Torre Cantú de querer ser Senador de la República”.

 

Y para muestra un botón, dijo Luis Enrique: los consejeros del PRI en Tamaulipas son Egidio Torre Cantú, el diputado Carlos Morris su sobrino, José Hernández Cuesta y Nayeli Gómez, todos empleados de Egidio Torre Cantú. Luis Enrique Arreola Vidal adelantó que de convertirse en el próximo dirigente estatal del PRI en Tamaulipas, propondrá que la fórmula para el Senado para el 2018 esté compuesta por Enrique Cárdenas del Avellano y María Esther Camargo Félix, esposa de Oscar Luebbert Gutiérrez. Y reiteró, “si llego al PRI las posiciones serán para la gente que se las merece. Y puedo ganar porque soy la opción que puede sumar a todos. Vamos a recuperar las causas de la gente y por ello, escuchando, vamos a ganar las senadurías, las diputaciones y los 43 municipios del estado”. Así lo aseguró Luis Enrique Arreola Vidal, quien hoy busca ser Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI. https://www.youtube.com/watch?v=QB3QfH-putc&feature=youtu.be

 

PD. 1. ¿Será cierto que Egidio Torre Cantú tenía como costumbre espiar a periodistas y a sus adversarios políticos como se comenta en los mentideros políticos? https://www.elcinco.mx/estado/pago-ex-gobernador-empresa-israeli-59-millones-por-equipo-espiar

 

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar