Estado

El gran asalto…

CENA DE NEGROS

Marco A. Vázquez

Eran los tiempos de Álvaro Villanueva como alcalde de Victoria, igual empezaba el gobierno estatal de Eugenio Hernández Flores, por aquellos días a alguien se le ocurrió que rentar las calles, privatizarlas, podría ser un gran negocio.

Empezaron las gestiones, el Cabildo de Álvaro Villanueva licitó la concesión de las calles para la instalación de parquímetros aunque estos empezaron a funcionar, de lleno, con Arturo Díez Gutiérrez, ya cuando el Congreso del Estado perfeccionó el asalto, perdón, el gran asalto, perdón, lo que ellos llamaron “ordenar el tráfico y beneficiar a los comerciantes de la zona centro de la ciudad con la posibilidad de que la gente que acuda a comprarles pueda encontrar estacionamiento fácilmente”.

Obvio que el negocio para la empresa que “ganó” la concesión de las calles hasta el año 2020, la Victoria Meters, ha sido redondo, se estima que mensualmente tiene ganancias de un millón de pesos en los más de mil aparatos que tiene colocados pero además cuenta con un sistema de vigilancia de los mismos al grado que usted no puede usted estacionarse un segundo gratis o pasarse del tiempo porque ya lo están multando, poniéndole un aparato de fierro denominado la araña para obligarlo a pagar de inmediato la sanción, sobre todo si no trae placas, si son americanas o de otro Estado de la República.

Según la información pública uno de cada tres automovilistas, más de 34 mil, han sido multados en los últimos tres años por pasarse del tiempo que pagan o no hacerlo aunque su negativa obedezca a la carencia de monedas.

Por supuesto que la gente está inconforme con la empresa Victoria Meters por la poca sensibilidad que muestra, porque se han cometido excesos y, además, ha habido robos, de baterías sobre todo, a vehículos que usan los parquímetros.

Hay que regresarnos en el tiempo, es un hecho que sin los parquímetros todo era caos en el centro de Victoria, que era muy complicado encontrar un lugar para estacionarse en el primer cuadro de la ciudad y se reducían cada vez más las ventas de los comerciantes, la gente comenzó a irse a las tiendas grandes, a donde no batallaba para dejar su coche por el tiempo que fuera y hacer sus compras, el comercio local parecía condenado a desaparecer o vivir al día y por eso tuvieron que acudir a esa fórmula.

Por supuesto que la idea de los parquímetros nació de ellos, de los empresarios, a fe nuestra también es buena, ha servido porque la gente que tiene prisa encuentra un lugar rápido y con tres pesos puede estar media hora sin problema alguno, porque además a nadie le hace daño caminar tres o cuatro cuadras si se quiere ahorrar unos pesos de estacionamiento.

Lo malo, el exceso, saqueo, robo, el enojo, todo eso se provoca porque se privatizaron las calles, porque el servicio de parquímetros, que es todo un negocio valga la redundancia, bien lo pudo realizar el ayuntamiento de Victoria con sus propios recursos y quedarse con las ganancias totales, que ya se sabe son muchas y hubieran servido para mantener las arterias del primer cuadro de la ciudad sin un solo bache.

El agravio fue doble porque se presume que la concesión de los parquímetros, la privatización de las calles, será hasta el 2020 y quedó en manos de una empresa propiedad del entonces todo poderoso delegado del CEN del PRI, Salomón Rosas, ahora funcionario federal, y se sospecha que lo logró en complicidad con Ricardo Gamundi.

Le insisto, quizá el daño mayor sea que se privatizaron las calles para beneficiar a los amigos del gobierno en turno.

Fue y es el gran asalto de aquella administración municipal de Arturo Diez Gutiérrez  o quizá de la estatal de Eugenio Hernández, el caso es que ya son tiempos de que se investigue, si, es real, todo surge por un caso fortuito, por la necedad de la empresa de no hacer los asuntos de manera legal, ayer el SAT, el Servicio de Administración Tributaria de la Secretaria de Hacienda, clausuró los parquímetros por tres días, van a volver a operar si se pagan impuestos o se aclaran algunas cuentas, de eso no hay duda, pero ojalá el tema sirva para que se analice la concesión de las calles, para que se determine si se pueden buscar más beneficios para el municipio, digo, por lo menos, y si, solo es un caso ilustrativo de tanto daño que se le ha hecho a nuestros municipios, de tanto robo, de tanta impunidad en el saqueo o para permitir negocios tan oscuros que perjudican a nuestro pueblo.

En otras cosas…  Con el propósito de fomentar el turismo y el comercio en la zona centro-sur del estado, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, anunció que el Gobierno de Tamaulipas impulsará proyectos carreteros que incrementen la conectividad de los municipios de la región con otras zonas del Estado y Entidades vecinas.

El mandatario asistió a la celebración del 400 Aniversario de la fundación de este municipio, el más antiguo de la entidad.

Dijo que como parte del compromiso de su administración con el impulso del turismo y las actividades comerciales, se promoverán medidas para dotar de más infraestructura a Tula y municipios aledaños.

“Sabemos que se requieren algunas obras de infraestructura, mayor número de hoteles, más habitaciones, restaurantes y es por eso que he pedido a mi área de desarrollo económico que se pongan a disposición de los empresarios y sectores productivos de la comunidad y den a conocer los alcances de los programas para poder obtener créditos”, expuso.

@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar