Estado

¡Por amor!

 

«Por amor, se han creado los hombres en la faz de la tierra… por amor, hay quien haya querido regalar una estrella… por amor fue una vez al calvario con una cruz a cuestas, aquel, que también por amor entregó el alma entera…».

Esta hermosísima canción está grabada al lado del monumento al Amor en la plaza Centenario del Río Nuevo, mismo que fue develado por el presidente municipal de Mexicali, Gustavo Sánchez, el pasado día 10, en el que celebramos a la madre, el símbolo humano más perfecto del amor en el mundo.

Este monumento, que viene a embellecer nuestra ciudad, fue donado por la firma Hermosillo y Asociados Constructores, que siempre ha tenido el detalle de poner su granito de arena para que nuestro Mexicali mejore. Adicionalmente, le fue entregado al Alcalde un recurso de 200 mil pesos para mejorar las vialidades.

El director y principal accionista de esta empresa es el arquitecto Víctor Hermosillo Celada, persona conocida, reconocida y muy apreciada en nuestra comunidad, cuya estima se ha ganado a pulso, por sus grandes cualidades, su destacado profesionalismo y congruencia de vida. Llegó a Mexicali recién egresado a picar piedra, con mente de emprendedor, se propuso lograr su propio negocio en construcción. Esto le costó años de sacrificio y trabajo duro. Así, mientras sus colegas disfrutaban de buenos sueldos empleándose en diferentes empresas, él prefirió sufrirle, empezar desde abajo y formar su equipo. Con un trato digno aunque exigente, pronto se ganó el respeto de sus trabajadores: responsabilidad, puntualidad, buenos resultados, trabajos bien hechos, de buena calidad y sin trampas, no dar gato por liebre. Poco a poco el arquitecto Hermosillo se fue ganando la confianza de los mexicalenses, lo cual hizo le llovieran trabajos; muchas obras importantes en Mexicali, Tijuana y otros estados, le han sido confiados precisamente por su forma honesta y responsable de conducirse.

No contento con ser un empresario exitoso, desde muy joven se involucró en la política afiliándose al PAN en tiempos en que ser panista era muy difícil, el PRI con tantos años en el poder les hacía fraudes, los encarcelaban, los perseguían fiscalmente, se burlaban… ya conocen la historia. Víctor no se replegó, siguió participando junto con su esposa Macristy (que partió al cielo), con perseverancia y valentía.

En 1989, con el triunfo de Ernesto Ruffo, fue parte importante del primer gabinete panista como Secretario de Obras Públicas; poco después obtuvo el triunfo como presidente municipal de Mexicali, una de las mejores administraciones que hemos tenido, y en la que se hizo especial énfasis en promover la familia base principal de toda sociedad sana.

Actualmente es Senador de la República y desde esa importante trinchera sigue fiel a sus principios y valores. Víctor fue el único senador que encabezó valientemente, junto con su esposa Karla, la primera marcha multitudinaria por la vida y la familia en la Ciudad de México.

El Monumento al Amor dice mucho de nuestro Senador: Amor a la vida, amor a la familia, amor a la Patria, amor a Dios. Solo el amor logra grandes cosas, solo el amor trasciende, porque el amor es sencillamente la esencia de todo ser humano. Gracias Senador.

*La autora es orientadora familiar.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar