Estado

UN ALCALDE AL QUE TODO LE SALE MAL

POSDATA
GASTON ESPINOSA GLZ.

Lejos de estar contento andaba de mal humor (como casi siempre).
Desde la comodidad de la oficina el alcalde dio la instrucción precisa a una de sus contadoras para que empezara a borrar cuentas y maquillar cifras, “porque los que vienen nos van a querer joder”.
En Ocampo los vientos del cambio no llegaron. Aquí el PRI y su candidato Pedro Javier resistieron estoicamente ganando con apenas 20 votos de diferencia sobre el panista Jesús Puente.
Pero lejos de andar alegre por sacar adelante al partido en las votaciones, el alcalde priista Juan Enrique Liceaga anduvo insoportable: Fue evidente que le apostó al candidato panista Chuy Puente, con quien hizo un pacto para entregarle la presidencia municipal con la esperanza de que dentro de dos años le dieran las “facilidades” para que su esposa Florinda Martínez llegara al ayuntamiento.
Las cosas no le salieron al traidor alcalde.
Por eso estalló en furia al conocer el resultado sabedor de que el grupo político priista “Pancho Villa” tomará el control del municipio y con ello ve reducida la esperanza de imponer a su mujer en dos años.
De no haberse desmarcado del alcalde y de no ceder a los caprichos del edil hubiese significado la tumba política de Pedro Javier, pero su juventud no fue impedimento para que con gran madurez de inmediato marcara su distancia. Hoy esa decisión fue clave para que el Consejo Municipal Electoral le entregara en las primeras horas de este miércoles su constancia de mayoría. Fueron 20 votos los que separaron a Liceaga de la posibilidad de concretar el golpe traidor contra el PRI y de soñar con la llegada de su mujer a la presidencia municipal. Ahora sus mismos colaboradores saben el porqué anda intratable, nadie se le acerca, nadie le pide nada, solo se escuchan en su oficina golpes y gritos. Que a nadie se le ocurra pedirle nada.
PD: Mucha dignidad tuvo el tesorero municipal, José Rafael Rodríguez Reyes, que recién le entregó la renuncia al presidente Juan Enrique Liceaga. No soportó sus chiflasones, sus excesos y menos que traicionara al partido.

LA FRASE MALDITA
“De mi cuenta corre que tú no seas presidente (municipal de El Mante)”: Alejandro Guevara Cobos, diputado federal, tras discutir con Rigoberto Rodríguez Rangel.

QUIEN MANDARA EN EL AYUNTAMIENTO
Gobernar con encono es lo peor que puede hacer alguien que se precie de ser elegido democráticamente. A los alcaldes o diputados locales que ganaron en la elección del domingo debe enterárseles que están para mejorar las condiciones de vida de las familias tamaulipecas, no para cobrar facturas.
Creo que en el PAN no han entendido eso. Hoy los esbirros de Clemente alimentan la sed de venganza que corren por sus venas. Transfieren veneno al diputado local electo para que arrincone y exhiba a políticos, periodistas, y ciudadanos que no simpatizaron con ellos. Grave error esa mezquindad.
Si hay proyecto de fondo y forma deben ser incluyentes pero si se trata de cortar cabezas tienen dos años para hastiarse de sangre.
Ya veremos si en verdad Juan Francisco Leal Guerra asume su rol de alcalde y pone freno a cualquier insinuación del diputado local. Cada quien a lo suyo, sería lo más conveniente.

LO QUE MAL EMPIEZA
Queda como dato: El gobernador electo de Tamaulipas, el panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca, junto al también triunfador de las elecciones en Hidalgo, el priista Omar Fayad, se negaron a presentar su declaración 3 de 3.

EM GOMEZ FARÍAS EL TRABAJO NO SE DETIENE

La que inició a raja la semana fue la alcaldesa de Gómez Farías, Teresa Galván García, quien se reunió con sus funcionarios para supervisar los trabajos de planeación y ejecución que se realizan.
Buena aceptación tiene la alcaldesa entre la ciudadanía ya que ha sabido corresponder a las demandas ciudadanas sin distinción de preferencia política alguna.
Hay que citar el hecho de que Tere es la menos responsable del resultado electoral del domingo, porque ella siempre mostró disposición de colaborar para su partido pero la candidata del PRI Carmen Montes y su esposo José Flores Castellanos, optaron por la distancia, lo que finalmente les llevó a un mal resultado.
Tere por su parte queda como un edil responsable y respetuoso de la decisión popular y entregará buenas cuentas. Por lo pronto ella a lo suyo, ya pidió a su grupo de trabajo entregarse con la misma pasión al progreso del municipio. Su liderazgo está intacto a la espera de nuevos tiempos.

EL REACOMODO DE LOS GRUPOS
Lo ocurrido el domingo puede ser el final para dos grupos políticos locales. “Los rigos” y los rosalbos”. Y si se le suma el hecho de que Pablo González prepara maletas, queda la presencia de dos grupos importantes: Los de Alejandro Guevara, al cual se estaría incluyendo a Julio Portales, y el grupo universitario, que ante la falta de liderazgo político querrán asumir ese rol, para ello se estaría pensando en ubicar a Ernesto Rangel, dirigente de la red Juventud Popular, y quien hizo un excelente papel durante la campaña.
Lo que se viene es harto interesante.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar