Estado

TAMAULIPAS 2016….¿OTRO NARCOGOBERNADOR?

Por: Mauricio Fernández Díaz
“Hace dos años, cuando Proceso indagaba sobre legisladores federales en activo con posibles vínculos con el crimen organizado, se nos aseguró que Baltasar Hinojosa, diputado federal por Tamaulipas, “llevaba la lana a Rogelio Montemayor Seguy y a Tomás Yarrington que Osiel Cárdenas (entonces líder del cártel del Golfo y creador de Los Zetas), les enviaba”
• Hoy que cuatro diputados federales tamaulipecos y un senador presiden comisiones neurálgicas para el combate del narcotráfico en México, podría esperarse que nuestro estado reciba atención especial en uno de los temas más sentidos y prioritarios; el combate al narcotráfico y la inseguridad.
• Sin embargo, esa esperanza parece derrumbarse al revisar la historia de cada uno y constatar como la mayoría ha sido vinculado al crimen organizado, inclusive con averiguaciones previas abiertas como es el caso de quien preside la comisión más importante de la Cámara Baltazar Hinojoza Ochoa. (averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/ 012/2009,) e incluso encabeza la lista como prospecto a obtener la candidatura de su partido, el PRI para la gubernatura de Tamaulipas.
Esta es la lista de los diputados y las comisiones que presiden; se puede ver que fueron cuidadosamente escogidos para otorgarles Comisiones que inciden profundamente en el combate o caso contrario, en la protección al C.O.

(Mercedes del Carmen Guillén Vicente: Presidenta de Gobernación; Integrante de Relaciones Exteriores; Transparencia y Anticorrupción

Baltazar Hinojosa Ochoa: Presidente de Presupuesto y Cuenta Pública; Integrante de Ganadería, Hacienda y Crédito Público

Alejandro Guevara Cobos: Secretario de Defensa Nacional; Secretario de Marina y Seguridad Pública;

GUSTAVO CARDENAS GUTIERREZ Presidirá la Comisión de Marina

FRANCISCO JAVIER GARCIA CABEZA DE VACA, presidente de la comisión de la Defensa Nacional y Secretaria de Marina.
En este escrito, dada la importancia que tiene su comisión y sus aspiraciones políticas, es obligado tratar primero el caso del ex presidente de Matamoros en tiempos del hoy prófugo de la justicia Estadounidense, Tomás Yarrington Ruvalcaba: Baltazar Hinojoza Ochoa,
Reproducimos un texto escrito por Jesusa Cervante, publicado hace 3 años en el que da cuenta de los presuntos vínculos de Baltazar con el narcotráfico y que por su importancia para el momento que vivimos sigue siendo totalmente válido.

UN MAL PROFUNDO
Jesusa Cervantes
24 de agosto de 2012 ·
MÉXICO, D.F. (apro).- “El mal es hoy tan profundo que no es seguro que la elección del señor Peña Nieto cambie algo: significa el regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que dominó la vida política del país durante décadas con un trasfondo de corrupción y complacencia hacia los narcotraficantes”.
La cita es del diario francés Le Monde; sin embargo el fraseo bien puede ser de cualquier mexicano que tenga memoria, claro, con excepción de los consejeros electorales que ni ven ni oyen las tropelías de muchos priistas, en especial de Peña Nieto y su equipo.
Hace dos semanas supimos de la detención del priista y ex precandidato a diputado federal, Rafael Celaya Valenzuela, en España por sus vínculos con Joaquín Guzmán Loera, El Chapo; hace un par de meses, de la indagación que Estados Unidos abrió contra los exgobernadores priistas de Tamaulipas, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández Hernández, por presunto “lavado dinero del narcotráfico”.
Hace dos años, cuando Proceso indagaba sobre legisladores federales en activo con posibles vínculos con el crimen organizado, se nos aseguró que Baltasar Hinojosa, diputado federal por Tamaulipas, “llevaba la lana a Rogelio Montemayor Seguy y a Tomás Yarrington que Osiel Cárdenas (entonces líder del cártel del Golfo y creador de Los Zetas), les enviaba”. El señalamiento no se publicó debido a que no había averiguación previa en donde se le acusara.
Sin embargo, apenas la semana que terminó, el diario Reforma nos regaló una joya informativa: Parte de la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/ 012/2009, y en donde se establece por un testigo protegido que Osiel Cárdenas financió campañas de ediles priistas en Tamaulipas a cambio de nombrar a los jefes policiacos. Entre los presidentes municipales mencionados está justamente Baltasar Hinojosa.
La lista de priistas involucrados con el narco es interminable, además de ser parte del vox populi, sin embargo, los nombres de conocidos o desconocidos miembros del PRI señalados como cercanos a grupos de narcotraficantes y operadores de Enrique Peña Nieto, apenas empieza a conocerse.
Baltasar Hinojosa, expresidente municipal de Matamoros, cercano colaborador de Tomás Yarrington, dejará el cargo de diputado federal el próximo 29 de agosto y… el fuero. Podría ser investigado si la Procuraduría General de la República se lo propusiera, pero… ¿alguien cree que el coordinador regional de campaña de Peña Nieto en la primera circunscripción será investigado?
Hinojosa fue operador electoral de Peña Nieto en la Primera Circunscripción. A él, el candidato priista le encargó organizar la campaña presidencial en los estados de Baja California, Baja California Sur, Colima, Guanajuato, Jalisco, Sinaloa y Nayarit… Difícilmente será investigado. No hay que olvidar también que Rafael Celaya Valenzuela, también operador de Peña Nieto, pero en el distrito federal 1 de Sonora –por cierto, vecino de Baja California–, fue detenido por la Policía española por sus vínculos con El Chapo.
El diario francés Le Monde duda de la capacidad de Peña Nieto para cambiar este “mal endémico”, como le llama a la “barbarie” que se vive en México, la presencia del narcotráfico, sus actividades, ejecuciones y grado de violencia.
Lo que no dice Le Monde, es que parte de los mexicanos no dudamos de este nuevo sector de la vida pública, los narcopolíticos.
La vida social, política, financiera y de gobierno cuenta ya con una mezcla de políticos y narcos, sea por amenaza, por gusto o por interés. El resto del mundo lo sabe. En México existen dudas sobre si en la campaña electoral del Peña Nieto hubo lavado de dinero, incluido el del narcotráfico. Los taxistas, estudiantes, amas de casa, trabajadores, empleados públicos, maestros, todos tienen la duda. Parece que los únicos que no se atreven siquiera a cuestionarlo son los funcionarios electorales.
Quizá en México suceda lo que en Colombia con Ernesto Samper, que la sospecha se mantenga durante la gestión de gobierno y no sea hasta el final cuando la duda se disipe. Por el bien de México esto no debería de ocurrir.
Hasta aquí el texto de Jesusa Cervantes; obvio que el tema no se agota; lo que escribió la articulista de PROCESO es solo es la rama de un árbol que tiene sus raíces entrelazadas en Tamaulipas con miles de ramificaciones que tocan a casi todos los políticos que ostentan cargos de elección popular; Poco a poco iremos señalando a quienes, desde la cúpula del poder pretenden que de nueva cuenta Tamaulipas sea gobernado por un narcopolitico

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar