Estado

TAMAULIPAS: GUBERNATURA NEGOCIADA

Misiles mediáticos reventaron a Homero de la Garza y Leticia Salazar, los principales prospectos a la gubernatura por el PRI y el PAN.
González Benavides traiciona al Gobernador; ahora obedece órdenes del Centro.

Negociación; apoyo panista a la Reforma Energética a cambio de Tamaulipas
Cabeza de Vaca no llegará, aseguran; Será Carlos Canturosas para garantizar una transición “tersa”

Por: Mauricio Fernández Díaz

Los misiles dieron de lleno en los blancos hacia donde fueron dirigidos.
Uno, reventó las aspiraciones políticas del actual Secretario de desarrollo Social Homero de la Garza Tamez, quien venía desde inicios del sexenio preparando su incursión en la disputa primero por la diputación federal como paso previo para entrar a la pugna por la gubernatura.
Si bien no era el primer escándalo que le reventaba a uno de los pocos políticos que salvó la transición gubernamental y quedó posicionado como fuerte aspirante, los anteriores había logrado sortearlos dado su doble blindaje; Eugenio Hernández por un lado y Egidio torre por el otro.
Esta vez, por razones desconocidas, no fue suficiente ese blindaje o se lo quitaron.
El misil pego en la línea de flotación, y la reacción de su jefe de prensa, asesores y la de él mismo fue de pasmo; apanicados no supieron que hacer para minimizar el daño y su jefe político (en teoría el presidente del PRI González Benavides) y padrinos no dijeron una sola palabra en su defensa.
Lo dejaron morir solo, como siguiendo una consigna dictada desde muy arriba, mucho más que del tercer piso de palacio.
Con ese tiro certero, se eliminó al presunto delfín de la dupla Eugenio-Egidio.
Ni los más oficialistas columnistas salieron en defensa de quien antes ensalzaban y defendían a morir.
Obviamente con el visto bueno del coordinador de comunicación social de Egidio.
El silencio institucional fue sepulcral. Homero supo desde ese momento que estaba solo y su proyecto político agonizante.
El día 7 a más tardar se sabrá quienes irán en busca de la candidatura, o bien, quienes serán los candidatos. El golpe fue planeado con alevosía y ventaja; no hay manera de recuperarse, aun y cuando las acusaciones hubieran sido falsas el escarnio mediático (otra ominosa señal, dado el control que el gobierno mantiene sobre los medios) fue atroz; una verdadera carnicería.
Debilitado en extremo, se puede descartar ya a Homero como candidato a la diputación y por ende, a la gubernatura.

EL OTRO MISIL, AL CORAZON DE LOS AZULES.

Curiosamente (y digo curioso porque va contra los interese del PRI) otros misiles han reventado en la figura de la que se daba como fuerte prospecto por el PAN a la gubernatura: LETICIA SALAZAR.
El bombardeo ha sido inmisericorde. Una verdadera carnicería en contra de la alcaldesa y de su pareja sentimental, aspirante a la diputación federal, Raúl Biasi.
Cuando se esperaba que desde gobierno del estado se protegiera a lety para hacerla crecer políticamente y sirviera como dique de contención al senador Cabeza de Vaca, el más peligroso y fuerte contrincante del PRI, lo que se vio fue una estrategia mediática destructiva, feroz, sin tregua.
Los misiles fueron activados meses después de su toma de protesta, cuando le impusieron como jefe de prensa a Alejandro Valladares, empleado de Guillermo Martínez, Coordinador de Comunicación del gobierno del estado.
La estrategia de Valladares dio como resultado el inicio de la cacería contra Leticia Salazar.
Fue tan obvia, que lety tuvo que cambiarlo de puesto, y en lugar de despedirlo, a sabiendas de que es empleado del Gobernador, lo colocó como asesor.
Lety se defendió, pero sus mismos errores la fueron sumiendo en un maremágnum que aprovechó perfectamente Guillermo Martínez para, desde Matamoros a donde se trasladó para desde ahí operar, poner los últimos clavos al ataúd donde ahora descansan las aspiraciones tanto de Biasi como de Lety.
Vapuleada, debilitada emocional y políticamente con la aprehensión de Biasi, sería toda una hazaña verla levantarse, pelear para uno de los suyos (Biasi está ya noqueado) y ganar la diputación federal, requisito mínimo para poder seguir teniendo aspiraciones a la gubernatura.
La realidad es que esto difícilmente lo veremos, dado que todo indica una estrategia para favorecer a otro panista, que puede ser Cabeza de Vaca o Carlos Canturosas.

GUBERNATURA NEGOCIADA

A seis meses de la elección federal, el PRI se ve paralizado, con un presidente más preocupado por salir en fotos de eventos sociales e intrascendentes, que en fortalecer las estructuras del partido.
El anuncio de que los candidatos serán designados desde el centro, volviendo a las más viejas tradiciones del PRI, ha socavado en gran parte la institucionalidad de los priístas hacia el Gobernador, empezando por el Presidente Gonzalez Benavides, quien plácidamente espera le ordenen quienes serán los candidatos y sean los equipos de éstos quienes carguen con el peso de las campañas. El ganar o perder para él, es completamente intrascendente, aun sabiendo que el gobernador (o tal vez por eso) será quien pague las consecuencias de las derrotas.
Así, el campo está libre para que el panorama en los distritos se pinte de azul, como un avance de lo que pasara en el 2016, lo que vendría a reforzar la especie de que una de las condiciones del PAN para apoyar la reforma energética fue pactar la transición democrática de Tamaulipas, Estado con un enorme potencial energético y paso obligado para los Estados Unidos.
Todo parece indicar que Cabeza de Vaca tiene todo a su favor para lograr la candidatura; sin embargo, varios analistas consideran que Cabeza se quedará en el camino, y será Canturosas quien se lleve la candidatura para garantizar una transición tersa, pactada únicamente para seis años.

Notas relacionadas

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar