Estado

Golpean y enjaulan a estudiante de secundaria en Tabasco

buying3-d-440x317

Por: ARMANDO GUZMÁN

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Kevin de Jesús Calderón Díaz, de 16 años y con problemas de aprendizaje, tiene “mucho miedo” de regresar a la escuela secundaria porque sus amigos de salón lo van “a matar”, luego de darse a conocer el violento bullying del que fue objeto, que incluyó ser enjaulado “como un animal”.

Kevin vive en la calle Javier Mina de la colonia Las Lomas del municipio de Emiliano Zapata, Tabasco, y estudia el segundo grado en la secundaria federal Carlos Pellicer Cámara de esa localidad, turno vespertino, donde fue víctima de la agresión por parte de su compañero de salón, Filiberto Hernández, hijo de un policía municipal del mismo nombre, en complicidad con otros amigos.

Relató que todo empezó cuando Filiberto le reclamó que estuviera diciendo que era “un mampito” (gay), sin ser cierto, sin embargo, empezó a maltratarlo ante sus compañeros y sus propios maestros, incluso, lo amenazó con matarlo si contaba algo a sus padres.

“Tengo mucho miedo de regresar a la escuela después de todo lo que se ha difundido. Tengo miedo de lo que me puedan hacer mis compañeros. Yo no tengo la culpa de nada, ellos me han venido maltratando desde que inició este ciclo de clases, hace unos días me tenían amenazado con matarme si decía algo a mis padres”, relató al reportero local, Pedro Sala García.

Recuerda que apenas hace unos días, Filiberto y amigos lo agarraron en la plaza cívica, lo agredieron y tiraron al suelo, lo amarraron con cinta canela de los pies y manos, lo encerraron en una jaula y le pusieron ladrillos en la cabeza.

“Yo les pedía que no lo hicieran, pero no me hicieron caso y logré soltarme porque rompí la cinta con los dientes”, contó.

Detalló que, al momento de ser golpeado, como se observa en un video que fue difundido en las redes sociales, Filiberto le reclamaba de por qué andaba diciendo que era “mampito”, pero Kevin respondió que no era cierto y que lo respetaba como compañero, hasta que un maestro los separó.

Momentos después, Filiberto y compañeros cerraron las puertas y ventanas del salón y comenzaron agredirlo nuevamente, posteriormente lo sacaron para enjaularlo.

“Me defendí y me tiraron al suelo golpeándome muy fuerte y otros compañeros le gritaban que me diera más fuerte, mientras que José de Jesús Correa se encargaba de filmar todo lo que estaba pasando. No se vale lo que me hacen solo porque tengo problemas de discapacidad”, lamentó el joven adolescente.

“Tengo mucho miedo. Ya no quiero regresar a esa escuela. Me amenazaron que si decía algo me iba a costar muy caro. Los maestros y el director de la escuela saben de todo esto y no han hecho nada para evitarlo, por eso no quiero regresar a la escuela. No quiero saber nada de mis compañeros. Son malos. Me tratan muy mal y yo ya no estoy dispuesto a dejar que me sigan maltratando”, manifestó.

Notas relacionadas

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar