Estado

POR ALGO DIOS NO LES DIO ALAS A LOS ALACRANES

SEGUIREMOS CABALGANDO

Una y otra vez volveremos a levantarnos, porque podrán tumbar el portal, pero jamás nuestros ideales.

Por: Mauricio Fernández Díaz

La envidia, el profundo resentimiento que nace de una mente mediocre y fracasada puede llegar a extremos mórbidos, o sea, enfermizos.

Solo así se explica que nuestro portal en menos de un mes haya sido objeto de ataques para tumbarlo, aniquilarlo, desaparecerlo.

Esas personas que no toleran el éxito de los demás porque ven en ello un fiel retrato de su incapacidad para poder lograrlo ellos; el reflejo que ven en el  espejo de los triunfadores les devuelve la dolorosa imagen con la que se identifican: un ser de pequeña, muy pequeña estatura intelectual, moral, ética, consciente de sus profundas limitaciones  pero sin tener el valor de cambiar esa brutal mediocridad, esa grisura de la que saben jamás podrán salir porque les falta algo que los triunfadores tiene: Ganas de trabajar, ánimo para ser cada día mejores  y sobre todo, ese deseo de superación, de salir adelante venciendo las adversidades y los problemas que van apareciendo, unos normales, otros inventados mediante chismes y rumores,  argumentos de quienes no tienen otra forma de abrirse paso; no tienen luz propia y la de otros les lastima el alma.

En un esfuerzo permanente, con entera dedicación al trabajo,  el equipo del portal www.sentido-comun.com.mx ha superado todas las expectativas que se tenían, remontando los ataques cibernéticos lanzados en nuestra contra, el último este domingo en el cual  volvieron a meterse a nuestro portal, cambiaron todas las claves de acceso, desbarataron el trabajo realizado durante semanas quitando toda la información subida  y dejando solo notas viejas.

Si piensan estos seres mezquinos y mediocres que con eso van a detener el acelerado crecimiento que ha mantenido nuestro portal, están muy equivocados.

Estas 18 mil visitas efectivas logradas en solo un mes las vamos a duplicar, porque nuestra mística no es destruir, envidiar, atacar a quienes trabajan, sino dedicarnos a lo que es nuestra primera y última labor: informar al lector sin censura, poniéndonos del lado del pueblo y no de quienes, arrastrándose, pretenden hacer un periodismo que obedece al dictado de sus amos, a quienes lacayunamente sirven; basta ver a quien le dedican en sus medios la nota principal, a quien alaban sin medida para saber quien les paga y por obvias razones, a quien sirven a la hora de informar o atacar.

Son amanuenses a sueldo, pobres diablos que no saben, ni pueden ejercer un periodismo que dignifique esta noble profesión.

Para ellos, solo es un negocio; engañaran, mentirán, atacarán sin bases ni fundamentos a quien su amo les pida, que para eso son empleado, subordinados del poder

En Sentido Común nos ufanamos de hacer un periodismo social, crítico, plural.

Por eso, y solo por eso tenemos la preferencia de miles de lectores.

No necesitamos postrarnos a los pies de quien manda, de los ladrones y saqueadores para difundir sus mentiras, sus falacias, su podredumbre envuelta en aroma de dinero.

Les advertimos una vez más: no nos detendrán, no nos harán claudicar en nuestra lucha por dignificar el quehacer periodístico, aunque en nuestro mismo portal esos sujetos pongan una foto tenebrosa con un mensaje de “Y LO VOLVEREMOS A HACER”

Somos del pueblo, venimos del pueblo y servimos al pueblo.

Que les quede muy claro: jamás perderemos nuestra ética, nuestra línea editorial mantenida a lo largo de más de 40 años de ejercer el periodismo; nuestro compromiso es con la sociedad, no con algún grupúsculo que de momento se encuentra en el poder y lanza estos ataques.

Ellos se van, nosotros quedamos.

Sigan atacándonos, no nos importa: Una y otra vez volveremos a levantarnos, porque podrán tumbar el portal, pero jamás nuestros ideales.

 

 

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar