Estado

Lluvia de dinero: EPN calcula 4 billones en Infraestructura; y serían más con la Reforma Hacendaria, afirma

images (1)Ciudad de México, 16 de julio (SinEmbargo).– Cuatro billones de pesos en proyectos de Infraestructura es la estimación del gobierno de Enrique Peña Nieto para el sexenio.

La cifra se alcanzaría con la suma del Programa de Inversiones de Transporte y Comunicaciones, presentado ayer en el Palacio Nacional y que prevé 1.3 billones de pesos, y los montos destinados a entidades como Petróleos Mexicanos, la Comisión Federal de Electricidad y la Comisión Nacional del Agua.

El Presidente Enrique Peña Nieto dijo ayer que incluso, esos cuatro billones podrían incrementarse de ser aprobada la Reforma Hacendaria, acordada en el Pacto por México, que enviará a la Cámara de Diputados en septiembre próximo. “Las inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones convertirán a México en centro logístico global de alto valor agregado”, sostuvo el primer mandatario al presentar el Programa de Inversiones de Transporte y Comunicaciones 2013-2018.

En aquella fecha, el compromiso del Presidente fue el mismo: convertir a México en ese centro logístico con la reanimación de las vías ferroviarias y la construcción de carreteras. Según el Plan Nacional de Desarrollo y lo expuesto ayer por el primer mandatario, el programa en Infraestructura de este gobierno tiene tres objetivos clave: desarrollo de la conectividad logística para disminuir los costos del transporte, promoción de un desarrollo regional equilibrado y la mejora de la calidad de vida de los mexicanos.

El programa cuenta con cinco líneas de acción: en caminos, infraestructura carretera; en el sector ferroviario, reanimación del transporte de pasajeros y motivación del de carga; en puertos, fortalecimiento de algunos como el de Veracruz y Lázaro Cárdenas para otorgarles categoría de clase mundial; en aeropuertos, mejora del servicio y disminución de la saturación del Internacional de la Ciudad de México; en Telecomunicaciones, búsqueda del acceso universal a Internet. Se trata de un programa –a decir de Peña Nieto– que se reflejará en una red carretera más eficaz para que los agricultores mexicanos puedan transportar sus productos a más mercados; caminos rurales que acerquen a las escuelas y hospitales a familias de comunidades “alejadas”; además de puertos más eficientes.

En lo que concierne a los aeropuertos, Peña Nieto dijo: “… Que sean espacios dignos, seguros, confortables, que sean una puerta de bienvenida a nuestro país”. Y en cuanto al acceso universal de Internet: “… Que más alumnos y jóvenes tengan acceso a Internet y se incorporen a la era del conocimiento donde la generación de riqueza dependa fundamentalmente del talento, la creatividad y las ideas de los mexicanos”.

La meta en inversión que se trazó el gobierno peñista con este programa es de un billón 300 mil millones de pesos, de los cuales 582 mil millones corresponderán a Infraestructura y Transporte, mientras que otros 700 mil millones se destinarán a las telecomunicaciones.

Casi al finalizar el discurso, Peña Nieto informó que ese plan se sumarán otras inversiones en otras dependencias. Se invertirían, entonces, cuatro billones de pesos en el sexenio en obras esenciales para la transformación nacional. PRODUCTIVIDAD VS INFRAESTRUCTURA “El ritmo de crecimiento de la inversión en Infraestructura no necesariamente ha estado a la altura de las necesidades de los mexicanos ni de los requerimientos productivos que tiene nuestro país.

Hoy en día, de acuerdo al Foro Económico Mundial, México está situado en la posición 68 de 144 países evaluados por la calidad de su infraestructura; es decir, 15 posiciones atrás del lugar que ocupa en razón de su competitividad global”, expuso ayer Peña Nieto en el patio central del Palacio Nacional.

El 27 de mayo, cuando instaló el Consejo Nacional de Productividad y luego el 14 de junio, cuando anunció que trabajaba en el Programa de Inversiones en Transporte y Comunicaciones, el Presidente sostuvo que no hay concordancia entre el nivel de infraestructura y la competitividad del país. Ayer volvió a decirlo. “No hay la suficiente congruencia entre el nivel de Infraestructura que tiene nuestro país con el nivel que tiene nuestra competitividad y en consecuencia, ahí tenemos una gran ventana de competitividad en la cual trabajar y que queremos de manera firme y decidida desarrollar”.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar