LAS NUEVAS ELECCIONES…

0

Maremágnum

Mario Vargas Suárez

Las nuevas elecciones

 

Las elecciones del domingo 4 de junio siguen jugándose, sobre todo para gobernador del EDOMEX y el de Coahuila. Aunque ahora el pleito no se da en las urnas, más bien ahora es en los juzgados electorales.

La lucha judicial se desarrolla entre los partidos PRI-MORENA, el primero comandado por Enrique Ochoa Reza y el segundo por el insistente tabasqueño, Andrés López Obrador.

La otra lucha judicial es protagonizada por los partidos PRI y PAN, buscando la gubernatura de Coahuila. Aunque la primera determinación electoral fue darle el triunfo al tricolor. Sin embargo el partido liderado por Ricardo Anaya Cortés, está exigiendo la repetición de la elección para gobernador, por el cúmulo de irregularidades que, según su parecer, vivieron los coahuilenses.

Como usted sabe, en los dos juicios electorales que se empezaron a ventilar en tribunales está protagonizado por el partido fundado por el sonorense, Plutarco Elías Calles, en 1929 y mantenido por el sistema presidencialista desde aquellas épocas.

La verdad es que no solo se lucha por legitimar un triunfo específico, sino porque los resultados finales son un indicador indiscutible de lo que viviremos los mexicanos en las nuevas elecciones, cuando se elijan legisladores federales (diputados y senadores) y presidente del país.

En este tenor, todos los partidos políticos con registro están atendiendo los preparativos para el 2018. Por su parte, el queretano Ricardo Anaya Cortés, atiende el caso Coahuila, pero también la otra elección, la grande, la que busca al sucesor de Enrique Peña Nieto.

Como estrategia, el abogado blanquiazul, Anaya Cortés, desde la presidencia de su Partido Político, está sensibilizando a la población nacional para que apoye la modificación a la Ley Electoral y aparezca la figura de la “segunda vuelta electoral”, en caso de que los contendientes no cuenten con el 50% de los votos emitidos.

Las razones del queretano se centran en el rompimiento lógico de tener un presidente de México que no cuente ni con la mitad de votos emitidos en la contienda electoral, lo que significaría la no aceptación de la mayoría de los mexicanos.

Es cierto que el abstencionismo es un fenómeno mundial, porque ni una sola nación del mundo ha logrado llegar siquiera al 80% de la participación de los electores; por lo que se trata de que el próximo presidente de los mexicanos tenga mayoría absoluta de los que sí van a votar.

La propuesta del panista Ricardo Anaya empezó a mover los hilos del suspenso electoral quizá a poner en duda la certeza del convencimiento por lo que algunos legisladores federales han externado su desacuerdo. Incluso hay pronunciamientos en contra de la que todavía no es iniciativa de ley.

Quienes han externado su negativa contra de la segunda vuelta electoral, no aciertan en su retórica un ápice de convencimiento por la negativa, lo que deja en claro un nuevo episodio para la negociación entre partidos.

Otro dato: ¿Las coaliciones seguirán? Seguramente, aunque los protagonistas ya empiezan a limitar o ampliar los horizontes con algunos partidos, sobre todo que aseguren no solo el triunfo, sino el “reparto equitativo del pastel” en caso de triunfo.

Llamó la atención ayer la participación en radio y televisión de Silvano Aureoles Conejo, gobernador perredista de Michoacán (2015-2021) que se apunta como precandidato a la presidencia de la república y declaró de la coalición no con MORENA, sino con los militantes del partido de López Obrador.

En el programa Primero Noticias con Carlos Loret de Mola, estuvo el Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de gobierno de la CDMX, quien sin decir también voy, es coincidente con Aureoles Conejo sobre las coaliciones.

Finalmente 2018 no tuvo que esperar a enero para empezar porque empezó al caer la noche del pasado 4 de junio de este convulsionado 2017.

 

Comparte:
Share.

About Author