Opinión con sentidoPolíticaReynosaZona Norte Tamaulipas

 Jamlet Política…

J. Eleazar de Ávila…

 “Porfiriato, Maximato, Makiato, Salinato, Beniato”…

La idea de prevalecer en el poder lo más que se pueda, por encima de los intereses de la sociedad, amparados en el pueblo, siempre ha sido un atractivo para muchos miembros de la clase política a través de la historia. 

Pretender dejar al sucesor, considerando que les van a “mangonear” es lo más simple; pero hay otros casos a través de la historia, donde las familias heredan el poder en linaje.

Por lo mismo, el caso Maki/Carlos Peña no es nuevo, pero sí, atropellador; por lo medieval, en términos de lo que significa la renovada expresión que conocemos como democracia. 

Hablar de los reinados más longevos, sería remitirnos a Luis XIV y sus 72 años de mandato, a la emblemática Isabel II con sus 70 años, fallecida apenas el 8 de septiembre de 2022. 

Pero de eso no estamos hablando. Sí de la ansiedad de familias políticas, quienes por todo el mundo   hacen lo imposible, para dejar a sus herederos en el poder, o bien a quienes puedan “comandar”. 

Solamente en México, Porfirio Díaz duró 30 años de control nacional. Plutarco Elías Calles pretendió lo que se llamó el “Maximato”, con él al frente desde 1924, hasta 1934, luego, Lázaro Cárdenas, exilió al llamado “Jefe Máximo de la Revolución”. Y tan, tan.

De Carlos Salinas, se asegura, pretendió trascender con Luis Donaldo Colosio, pero le resultó respondón con las consecuencias dramáticas; su asesinato, el 23 de marco de 1994. Qué decir del nada santo Benito Juárez, uno de los célebres reyes del fraude electoral, quien falleció de angina de pecho en julio de 1872. El “santo oaxaqueño”, duró 14 años en la Presidencia de México.

En el mundo de la democracia a la mexicana, tenemos décadas de que los apellidos, las familias, se repiten dando saltos, entre los poderes de la unión. Y más ahora que prevalece en la reforma del 2014 la opción de la reelección, con la que se entierra el paradigma de “Sufragio Efectivo No Reelección”, frase, por cierto, de Díaz frente al hampón electoral Benito Juárez y no del menso de Francisco I Madero. 

Total que en esas andamos en muchas partes de México, pero en el caso de Tamaulipas, por supuesto que hablar del pretendido “makiato” nos lleva a lo que ya advirtió la candidata de Morena, PVEM y PT, la doctora Claudia Sheinbaum. 

“Se regresó a que los senadores, diputados, pudieran reelegirse. ¿Qué opinan todos? ¿Qué decía la Revolución Mexicana? Pues lo vamos a poner en consulta, pero mi propuesta es que no haya reelección”. 

“Lo vamos a poner en consulta para la definición del pueblo de México, porque debe haber sustitución de personas, que no se asuma que está concentrado en una persona. Y hasta 2030, porque ya le tocará al siguiente presidente, pero lo vamos a poner a consulta de los mexicanos y de las mexicanas”. 

Ahí la dejamos de tarea y reflexión…

Y si de algo ha servido este asunto, es para distraernos de los que pasa con las candidaturas al senado y de otros temas igualmente importantes, pero no tan espectaculares, porque tienen que ver con una agresión directa que Morena Tamaulipas recibe, del administrador nacional de este mismo partido, el señor Mario Delgado, en territorios como Reynosa y Victoria, donde el operador visible fue el delegado Mario Llergo. 

Y no vamos a especular, porque el bullicio formal nor lleva a una conclusión. Los que hoy padece el alcalde de Reynosa, Carlos Peña, es producto de lo que él construyó. Y ya si le quiere poner aderezo, pues en el paquete van la soberbia y la sumisa asesoría jurídica que  siempre fue nublada por la idea de que el dinero y sus relaciones nacionales todo lo pueden. 

Consultamos a amigos especialistas en derecho electoral, concretamente al especialista Arturo de León, y nos señala con precisión quirúrgica que aunque es público el asunto, de estricto derecho solo está notificado el ciudadano y la autoridad responsable que es el INE; Porque lo que el tribunal resolvió no tiene nada que ver con candidaturas, tiene que ver únicamente con el derecho de estar en el padrón de lectores y en la lista nominal y contar con su credencial. 

“Lo que el INE le negó por haber acudido de manera extemporánea a tramitar su credencial, Lo de las candidaturas ya es un efecto, es una consecuencia que deberá de darse a partir de qué el ciudadano le informe a su partido de su situación jurídica, hasta en tanto la Sala Superior resuelva la posible impugnación a lo resuelto por la Sala Regional”. 

Pero el asunto relacionado tiene un origen y no es de las autoridades, sino del precandidato, quien tiene acumulados pasivos que nada tienen que ver con el INE o los tribunales y sí, con sus propios actos presuntivos de delitos.  

Nostra Política.-  Leamos a Amado Nervo. 

Correo: jeleazarmedia@gmail.com.       

Twitter. @JEleazarAvila. +52 5544480360

Notas relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba