Zona Centro Tamaulipas

Obispo pide justicia por asesinato de jesuitas

Fueron acribillados en el interior de un templo

Cd. Victoria, Tam.- Monseñor Oscar Efraín Tamez Villarreal, obispo de Victoria, condenó los lamentables hechos violentos suscitados el lunes en la comunidad de Cerocahui, en el estado de Chihuahua, donde dos religiosos pertenecientes a la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús perdieron la vida al interior de un templo.

“Como todos, qué es lo que se pide, justicia, que se esclarezcan los hechos y nunca se va a justificar la violencia, la violencia nunca-jamás se va a justificar”, recalcó el jerarca de la Iglesia Católica en la zona centro de Tamaulipas, “independientemente de que las dos personas que fallecieron son sacerdotes, son seres humanos… son personas, y la justicia se clama y la violencia nunca se va a tolerar, por eso la insistencia en que se esclarezcan”.

Las víctimas respondían a los nombres de Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar pertenecientes a la orden religiosa de los ´Jesuitas´, los hechos ocurrieron al interior del templo de la comunidad de Cerocahui; en respuesta, Jesuitas México publicó un comunicado: ´Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo por personas armadas´, así como emplazaron a las autoridades para que se tomen medidas para brindar seguridad a esa localidad chihuahuense.

´Hechos como estos no son aislados. La sierra tarahumara, como muchas otras regiones del país, enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas. Todos los días hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos´, menciona el comunicado de la orden religiosa. Cabe recordar que la comunidad católica en Tamaulipas tampoco ha estado exenta de ser víctima de hechos violentos.

El tres de noviembre de 2013 ´desapareció´ el padre Carlos Ornelas Puga de la iglesia de ´Los Cinco Señores´ del municipio de Santander de Jiménez, el 28 marzo del 2017 fue secuestrado el padre Óscar López Navarro, perteneciente al decanato Santiago Apóstol de Altamira, el cual apareció con vida días después, y el 22 de agosto del 2019 fue asesinado el padre José Martín Guzmán Vega, párroco de la iglesia ´Cristo Rey de la Paz´ de Matamoros, “la violencia se está incrementando por eso se clama el Estado de Derecho, y se clama la cuestión de la justicia”, pidió el obispo victorense.

Notas relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba