BALCONEAN RÍOS CONTAMINADOS DE TAMAULIPAS

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Revela estudio que el Río Bravo, el Corona y el San Marcos, aparecen entre los ríos tan contaminados que sus aguas no son aptas para consumo, ni para bañarse

por: ANTONIO DE LA CRUZ

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- La contaminación del agua de los ríos de Tamaulipas, es uno de los problemas que tiene preocupados a las autoridades de salud y del medio ambiente, por ser el factor para que surjan enfermedades en la piel o gastrointestinales, por lo que se pide evitar bañarse en esos caudales.

Un estudio realizado por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), revela que los ríos que más sufren problemas de contaminación son el Bravo en la región fronteriza, Corona y el Arroyo San Felipe que cruza desde el municipio de Victoria hasta Guemez, además del río San Marcos.

Los análisis realizados revela que las aguas del Río Bravo, están muy contaminado y sus aguas no son aptas para el consumo humano, ni para bañarse.

El agua es perjudicial y genera enfermedades de la piel y padecimientos más serios, por lo que es indispensable evitar su consumo directo y bañarse en este afluente.

De acuerdo a recientes estudios que realizan con las aguas del Bravo, este ha sido considerado por la CONAGUA como muy contaminado y no apto para el consumo humano.

En el estudio reseña que el agua directa del río no es apta para el consumo humano, no se recomienda que la gente la ingiera, ya que al hacerlo debe pasar por un proceso de potabilización.

Es una fuente de abastecimiento superficial y expuesta a la contaminación, donde hay asentamiento humano lo cual es parte del desarrollo.

Recomienda la CONAGUA que el agua no debe ingerirse, ni en el área rural, ni en la mancha urbana.

Se contaminan
ríos y arroyos

En Güemez, se cumplen 16 años que las familias abandonaron el Arroyo San Felipe, como balneario, al convertirse en un canal de aguas negras, debido a que está contaminado con aguas residuales, las cuales acabaron con la vida de la fauna acuática.

El problema afecta más de 5 mil personas que habitan en la cabecera municipal y poblaciones rurales, los cuales solo recuerdan que el arroyo con cristalinas aguas donde alguna vez se bañaron, hoy es un canal de aguas negras.

“Desde siempre hemos venido denunciando el problema; sí, vienen desde Victoria” denuncian los pobladores.

Aseguraron que muy lejos quedaron los días que se podían realizar actividades recreativas en este arroyo que llevaba aguas cristalinas, y en la que también lavaban ropa las mujeres, pero hoy, es una fosa cubierta de lama negra y pestilente.

El Río Corona, es otro afluentes que se ve afectado por descargas de aguas negras de la COMAPA de Vitoria, luego que en ese cauce descargan las aguas que arrastra el arroyo San Felipe.

En días recientes se realizaron conferencias sobre la cuenca del Río San Marcos, donde investigadores revelaron que este afluente que cruza por ciudad Victoria, es contaminado al vertir descargas de aguas negras.

Fue Vital Tamez Reyes, funcionario del Ayuntamiento, quien culpó a la COMAPA de Victoria, de estar contaminando el río San Marcos.

Destacó que ya se trabaja en un proyecto para frenar este tipo de hechos que atentan contra el medio ambiente.

Fuente: Expreso