EX ALCALDES DE LA ZONA CONURBADA…HUELEN A CARCEL

0

MELITON GARCIA DE LA ROSA

CONFESIONARIO

Con el tiempo encima, los ex alcaldes sospechosos de desvíos millonarios, comienzan a oler a carne de prisión, porque ha trascendido que nada o casi nada han podido justificar ante las contralorías municipales o directamente en la Auditoría Superior del Estado, sobre la exigencia de que aclaren dudas sobre cientos de millones de pesos.

Así es mis queridos boes, tan sólo a cuatro personajes; los tres ex presidentes municipales de la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira, más dos de la frontera suman más de 3 mil millones de pesos que no se sabe exactamente en qué se gastaron, si se gastaron o se los robaron.

Las cifras son escalofriantes y justifican el enojo social contra los políticos, contra los partidos que los postularon y hacen que uno entienda las mentadas que les dedican por doquier; aun sin ser encontrados culpables los sospechosos de actos de corrupción en las alcaldías.

Por el sur la lista la encabeza el ex alcalde de Tampico Gustavo Torres Salinas, al que le han exigido comprobantes y explicación sobre 438 millones de pesos, seguido de Mario Neri Castillo, de Madero, al que le reclaman lo mismo sobre 355 millones y a Armando López de Altamira sobre el que existe la sospecha sobre poco más de 346 millones.

Pero en la frontera es donde las cifras insultan mucho más a la sociedad, porque a Leticia Salazar, de Matamoros, la Auditoría le ha pedido explicación sobre ni más ni menos que 1 mil 350 millones y el ‘infumable’ Carlos Canturosas ex de Nuevo Laredo es objeto de sospecha por 900 millones.

El caso es que el tiempo a algunos se les acaba hoy y hasta donde se sabe no han dado suficientes explicaciones y las pocas que han dado no les han servido de mucho o de casi nada y pronto estaríamos dando cuenta de la apertura de averiguaciones previas y órdenes de aprehensión.

En el caso de Tampico, ayer la contraloría municipal señaló, a través de su titular Evangelina Banda, que el ex alcalde Gustavo Torres no había acudido a subsanar las dudas sobre los recursos reclamados, que solo había mandado un correo electrónico, pero que estos no probaban nada.

El caso de Gustavo hoy se le vence el plazo para comparecer y convencer a la Auditoría estatal, lo puede hacer en Tampico ante la contraloría local o ir directo a Victoria a la Auditoría.

Lo que se sabe es que el silencio ha sido sepulcral, lo mismo que con la mayoría de los ex alcaldes emproblemados, la mayoría del PRI, que apostaban a que Baltazar Hinojosa sería gobernador y tendría mayoría en el Congreso y una Auditoría a modo que les taparía, como era costumbre, todas sus fechorías. La realidad fue otra y hoy no hay forma de que comprueben, lo que no tiene pruebas, porque no ocurrió.

“La mala suerte de los ex alcaldes de hace tres años es que perdió el PRI, porque no robaron más que los de antes, sólo que antes todo se arreglaba con salpicar parejo y listo”, me dijo ayer un amigo del PRI que conoce las entrañas del viejo sistema.

Los cinco mencionados no son los únicos sobre los que pesa la amenaza de prisión, en las mismas anda José Elías Leal de Reynosa, Rogelio Villaseñor de Río Bravo, el de Tula Juan Andrés De la Cruz, San Fernando Mario De la Garza y una docena más.

Ya pueden hacer sus apuestas, porque no hay forma de que los miles de millones de pesos que no comprobaron cuando eran alcaldes, lo hagan ahora que no tienen forma, ni equipo para ‘componer’ el cochinero que dejaron.

Bueno sería que la administración estatal y las municipales recuperaran esos miles de millones que presuntamente se desviaron y que se aplicaran a donde correspondía.
Checo Guajardo, recula…

Hace una semana provocó el enojo de sus tres principales alcaldes al asegurar que habían levantado la mano para la reelección, pero ayer Sergio Guajardo, dirigente estatal del PRI (porque líder es otra cosa) tuvo que echarse para atrás y matizar su desliz.

Antes había dicho que Magalena Peraza, Óscar Almaraz y Chuchín de la Garza, de Tampico, Victoria y Matamoros se habían anotado; ayer se desdijo.

“Todos están revisando su situación particular, revisando no tener pendientes en la administración y el partido en paralelo está revisando el desarrollo de cada uno de los alcaldes para el efecto de poder entrar a un proceso de reelección”, señaló en rueda de prensa.

“No es automática la reelección, no es que los 16 alcaldes van a participar del siguiente proceso, se revisan los perfiles y ninguno ha manifestado su interés de decir, sí le entro”.

¿Quién le ordenaría a Checo echarse para atrás?, ¿qué le habrán dicho Magda, Óscar y Chuchín tras él descobije?, ¿cuál sería la intención de adelantarse de Checo?.

Muchas dudas, lo cierto es que con la reculada si ya de por sí debilucha dirigencia se nota más ‘guanga’ que al principio.
Comentarios:
meliton-garcia@hotmail.com
Twitter: @melitong

Comparte:
Share.

About Author