PolíticaPrincipal

Hijo político putativo de González Galván e Ismael García, a COMAPA Tampico.

Por: Mauricio Fernández Díaz

Otro zarpazo de CDV con ayuda del Congreso.

Entregan Comapa Tampico a un lic en derecho.

Ciudad Victoria.- Entre las reformas canallescas que el gobernador ordenó a sus peones de la bancada del PAN en el Congreso de Tamaulipas está la modificación al decreto de la Comapa Tampico y la designación del nuevo gerente general. La manejaron a escondidas, con ayuda del PRI, el 28 de junio.

Los tampiqueños deberían poner atención a estos movimientos porque significan un peligro para su autonomía y su bienestar. Si la Comapa es de la ciudad, y la ciudad es de ellos, ¿por qué permiten la imposición de un mandatario en desgracia y perseguido por la justicia? Afortunadamente, esos panistas ya se van, pero han acomodado la ley a su favor para saquear a los habitantes de Tampico.

Y uno de esos acomodos ilegales, aunque autorizados por el Legislativo, es la administración del organismo operador o Comapa. El objeto de sus cambios no es mejorar la calidad del agua, del servicio o de la infraestructura; es darle el control de la empresa a Ismael García Cabeza de Vaca, hermano del gobernador panista.

El malogrado sucesor de Francisco, ya que lo preparaban para heredarle el poder, ha sido el responsable de designar a varios directores generales y funcionarios de primer nivel en la administración. Incluso, el Comité Directivo Estatal del PAN estaba bajo sus órdenes, lo que justifica el fracaso de todas las campañas desde 2020. Al Yeyo no se le da el análisis profundo ni esas cosas. Pero tiene muchos amigos y ahijados y se siente comprometido a ayudarlos, sean o no aptos para el cargo. Y uno de esos recomendados es Gabriel Alejandro Guerra Turrubiates, actual gerente general de Comapa Tampico.

La jugada para colocar a este funcionario fue la siguiente: se estableció que reglamentariamente se aprobara el nombramiento de ese cargo con la votación mayoritaria de la legislatura en turno; esta es una atribución constitucional del gobernador, no del Congreso, y por eso se revertiría en tribunales, pero es tema aparte. Con ese “candado”, marca Cabeza de Vaca, procedieron legitimar al señor Guerra Turrubiates sin haber referido experiencia previa en el puesto y sin someterlo a entrevistas.

Ni experiencia ni entrevistas, Héctor el “Moyo” García e Imelda Margarita Sanmiguel, junto con el grupo de panistas y los patiños de Edgar Melhem y Alejandra Cárdenas, aprobaron al nuevo gerente por indicaciones de Ismael, su padrino.

Y mientras el PAN y el PRI retengan la mayoría simple en los siguientes dos años, Gabriel Alejandro Guerra Turrubiates durará ese tiempo como gerente general, aunque vale decir que será Ismael, su sombra, quien manejará al organismo.

Resulta muy interesante hurgar un poco en la historia de este Guerra Turrubiates para comprender las alianzas tejidas por el cabecismo para refrendar su poder en el estado, aunque al final no lo consiguieran.

Hemos verificado que es licenciado en Derecho, y que su principal experiencia se halla en el trabajo jurídico. De la molécula del agua, el medio ambiente o alguna experiencia como administrador de empresas públicas o privadas, está en blanco, justamente como las personas que vienen recomendadas por Ismael, sin perfil para el puesto.

Guerra Turrubiates llegó hace cinco años a Comapa como director de proyectos estratégicos, otro puesto para el que carecía de aptitudes, pero ya traía la venia del hermano del gobernador para hacerse un espacio en la paraestatal.

Poco se dice de su pasado antes de la llegada del PAN y los Cabeza de Vaca al poder, pero hay muchos datos interesantes ahí. Gabriel Alejandro Guerra Turrubiates fue secretario particular o asistente personal de Lupe González Galván, cuando este viejo priista era alcalde de Ciudad Madero.

Recordemos que el cabecismo entró con fuerza a Tamaulipas en 2016, y muchos líderes priistas solo se alinearon al PAN para llevar la fiesta en paz con el gobernador y recibir de vez en cuando algún favor de él. A esa conclusión, además de Lupe Galván, llegó Florentino Sáenz, Heriberto Ruiz Tijerina y Óscar Almaraz, todos ellos cabezas de grupos priistas importantes. Justamente, en pago a su lealtad (por no decir traición al PRI), el reynosense les concedió algunas posiciones a ellos o a su gente.

Y es así como Gabriel Alejandro Guerra Turrubiates pasa del despacho de Lupe Galván a la gerencia de Comapa Tampico. Hay que decirlo de una vez: su única responsabilidad es servir a Ismael García Cabeza de Vaca, investigado también como su hermano por operaciones con recursos de dudosa procedencia y otros delitos graves que están en indagatorias.

Pobre Gabriel Alejandro; denuncias anónimas ya filtraron su nombre y trayectoria a las manos de Santiago Nieto Castillo, extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera y asesor jurídico del gobernador electo. Ahorita los panistas pueden cambiar y mover todo a su antojo, pero a partir del 1 de octubre más les vale estar prevenidos. Y eso incluye, desde luego, al señor Guerra Turrubiates.

Hay mucho hilo que cortar en esta historia; no se desesperen. Los mantendremos informados.

Notas relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba