Nacional

Silvia Jim, la mexicana que derrotó al racismo, estudió tres carreras y se coronó Miss Indígena Universo 2022: “Lo que me inspiró es mi orgullo”

A pesar del racismo y la discriminación, Silvia Jim trabajó el triple para salir de su comunidad y perseguir sus sueños hasta convertirse en la mexicana ganadora de Miss Indígena Universo 2022

ELISA RAMÍREZ

“Podemos cambiar la hoja de nuestra historia, pero nunca nuestras raíces milenarias y nuestra esencia que nos hacen sentir valiosas y únicas en el mundo”, expuso Silvia Jim, una joven amuzga que decidió escribir su propio destino sin pelearse con los códigos ancestrales que le dan identidad a toda su cultura. 

Sin perder sus raíces, cada vez son más las mujeres indígenas que han salido de sus comunidades, superado barreras y accedido a la educación para desempeñarse como abogadas, maestras, médicas, emprendedoras, inclusive reinas de belleza.

El pasado abril, Jim se coronó en Panamá como Miss Indígena Universo 2022. La joven, originaria de la comunidad Amuzga de Zacualpan, ubicada en el municipio de Ometepec, Guerrero, representó a México logrando llevarse la corona al conquistar a los jueces con su inteligencia y belleza.

Dicho certamen destaca la identidad de los pueblos originarios, a través de la danza, tradiciones, música y la conservación de la lengua natal de cada una de las participantes que provienen de los diferentes pueblos indígenas que concursaron.

Silvia Jim se coronó en Panamá como Miss Indígena Universo 2022

Antes de su participación en Panamá, Jim compitió en 2 certámenes locales: Miss Indígena Amuzga de Guerrero y Oaxaca (2015), y Miss Indígena Universo México (2019). En ambos ganó, lo que no fue una sorpresa, pues la imagen de ella convertida en toda una modelo estaba en su mente desde pequeña, por lo que no descansó hasta ser la musa de las tejedoras de su comunidad y fotógrafos profesionales.

“Lo que me inspiró es mi orgullo. Desde los 5 años, me gustaba mucho el mundo del modelaje, la fotografía y siempre participaba en los eventos culturales de mi pueblo, en los que destacaba mi cultura y mis raíces. Mientras estudiaba exhibía las ropas de las mujeres indígenas, y fotógrafos internacionales me utilizaban para sus prácticas profesionales”, relató Jim en entrevista con El Heraldo Digital. 

“Yo me siento muy orgullosa de donde vengo y cuando sabes de dónde vienes, conoces tu historia y sabes por qué estás aquí, eso te lleva a trabajar para perseguir tus sueños”, agregó.

De acuerdo con ONU Mujeres, los pueblos originarios siguen siendo las personas más vulnerables y marginadas del mundo. El 33% de las personas en situación de pobreza rural extrema pertenecen a comunidades indígenas; en el caso particular de las mujeres se vive una doble discriminación: por género y por su origen étnico, además del rezago social, una situación que Silvia vivió desde pequeña con su familia. 

Silvia vivió discriminación, racismo y bullying por el simple hecho de ser una mujer indígena

“Las mujeres indígenas tenemos que trabajar el doble o el triple para poder lograr nuestros sueños: es la cruda realidad que vivimos todos los días y más cuando eres mujer, más cuando eres indígena y más cuando te sientes orgullosa de tus raíces y no hablas muy bien español; la gente te humilla más por tu vestimenta y color de piel”, señaló la joven de 24 años. 

Lejos de que esos obstáculos limitaran a la joven, los tomó como su “mejor arma” para impulsar no sólo su carrera como modelo, sino otras 3 licenciaturas enfocadas en área de la salud: Promoción de la salud, Nutrición y Medicina en la UNAM, además de ser una activista por los derechos de los indígenas ante la ONU y tener proyectos sociales en su comunidad.

“Me gusta capacitarme porque nuestro país necesita mujeres preparadas. Yo lo que hice fue callar al mundo y demostrarle que las mujeres indígenas no somos lo que muchas personas han señalado: que no podemos alcanzar nuestros sueños; por supuesto que sí podemos lograrlos”, destacó la reina de belleza mientras se colocaba su corona. 

“Un mexicano es el peor enemigo de otro mexicano”

Jim tomó los obstáculos como su “mejor arma” 3 licenciaturas en el área de la salud

Luego de que Silvia diera a conocer en sus redes sociales que sería la representante de México en el certamen internacional, comenzó a recaudar fondos para participar en Panamá, pero en lugar de recibir apoyo, recibió comentarios hirientes y discriminatorios por parte de algunos connacionales. 

“Si no tienes dinero, para qué vas, déjalo, no vayas”; ¿Por qué vas a concursar en un certamen de belleza? mejor sigue haciendo lo que haces en tu pueblo”, decían algunas de las críticas que le llegaban a la guerrerense.

“Cuando leí esos comentarios, me dolió muchísimo. Es muy lamentable que mi país me trate de esa manera. Vivimos en un país donde un mexicano es el peor enemigo de otro mexicano; es un problema real, y no solo yo lo he vivido, lo peor es que muchas otras personas sí dejan sus sueños por ese tipo de críticas y por tanta discriminación que existe”, lamentó entre lágrimas. 

“Viva México en la piel”

Lejos del debate que existe entre sí los concursos de belleza deben existir o no, Jim puso al descubierto que el canon predominante en dichos certámenes –delgadez, altura y rasgos caucásicos, en diferentes tonos de piel– es difícil de satisfacer para las mujeres indígenas, quienes “tenemos más que proyectar que otras personas”.

México tiene, por primera vez, una reina de belleza indígena

Jim asegura que las mujeres de los pueblos originarios también pueden ser dignas representantes de sus naciones en los certámenes de belleza internacionales, por lo que pidió inclusión para todas ellas: 

“Las mujeres indígenas tenemos mucho que enseñar al exterior; todos los días conservamos tradiciones, gastronomía, fiestas, cosmovisión. Nuestro país necesita inclusión y espero que México nos abra la oportunidad, que haya más sensibilidad, empatía y que se modifiquen las reglas, que ya no pidan ciertas medidas, estatura. Nosotras no cumplimos con esos requisitos. Que se incluya a la mujer indígena y que ella también salga a exaltar su cultura. Viva México en la piel”, dijo.

Además de asegurar que aprovechará su nueva posición para impulsar a su comunidad, la guerrerense busca alentar a otras niñas y mujeres indígenas a que trabajen y hagan todo lo posible por cumplir sus sueños, sean los que sean. 

Hoy, además de contar con 3 Miss Universos –Lupita Jones (1991), Ximena Navarrete (2010) y Andrea Meza (2020)–, México tiene, por primera vez, una reina indígena, Silvia Jim, una mujer íntegra y orgullosa de sus raíces. 

Notas relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba