Política

Pueblo reynosense paga los platos rotos de Makito

Fuentes fidedignas. Por: Isaias Alvarez

Haciendo un recorrido por Reynosa, me percaté del abandono en el que se encuentra la ciudad; tambos de basura a reventar, maleza crecida, calles inundadas de aguas negras, baches, falta de agua potable, etc. Siendo la ciudad más grande de Tamaulipas en habitantes y una de las mas importantes en cuanto al comercio, es inconcebible las condiciones en las que se encuentra por culpa de gobernantes incompetentes; sus acciones que, pensando que nunca iban a tener las consecuencias de frente ahora están afectando a la ciudadanía.

Llámele como más le guste (persecución política, revanchismo, ardor del cabecismo para dejar mal parado al partido de morena), el único afectado a causa de las malas decisiones del alcalde con licencia Carlos Peña Ortiz es el pueblo reynosense, y no solo el, sino todo el cabildo y funcionarios que conforman el ayuntamiento de Reynosa, que se presume, la mayoría de los miembros son puros amigos de Makito, quedando demostrado en la manera de trabajar de cada uno de ellos.

Regresemos un poco a los problemas de Reynosa, en un reporte ciudadano en el que su servidor junto con Brenda Ramos acudimos, a declaración de un habitante de la colonia, nos confesó que la obra que efectuaron y que la hicieron mal, fue nada más y nada menos que de TRACOTAMSA, una empresa conocida por sus irregularidades e investigaciones por diversas actividades delictuosas de parte de los hermanos Cantú Barragán. ¿En que se resume lo anteriormente mencionado? Bueno, un alcalde prófugo y nadie capaz de dirigir la alcaldía, servidores públicos incompetentes y proveedores corruptos se están viendo reflejados en la ciudad.

Recientemente Alfonso Peña, alcalde suplente (que no me sorprendería que fuera familiar de Carlos) dio a entender que lo único que sabe es que no sabe nada respecto a cuando va a regresar el alcalde con licencia de donde ande; lo único que se ha sabido sobre el paradero de esta persona con orden de aprehensión es que se andaba comiendo una paleta en la plaza principal de Reynosa, ‘cocoreando’ fiscalías, esperando con ansias el 1 de octubre para que ‘desaparezcan’ por arte de magia las carpetas de investigación que tiene en su contra; días antes se le vio en redes sociales supuestamente en un antro de McAllen, Texas despreocupado al cabo que huyó para allá y que el pueblo le haga como pueda por que el suplente que dejó ni siquiera sabe de su paradero, menos va a saber administrar una ciudad.

Lo que está sucediendo en la ciudad de Reynosa ojalá y lo recuerden cuando Makito se quiera reelegir, por lo pronto hay que aguantar dos añitos mas en lo que termina su mandato.

Notas relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba