Política

Punto Final… Por Raúl Aguilar Romero



Octubre 12, 2021


Tan malo el azul como el colorado


Cd. Victoria, Tam.- Falta un poco más de 6 meses para que arranquen las campañas hacía la gubernatura de Tamaulipas y aún cuando ninguno de los partidos políticos ha elegido a quien habrá de contender el 5 de junio del 2022, algunos de ellos ya han dado inicio a la llamada “guerra sucia”, o al menos eso parece.


Pero no sólo comenzaron a darse hasta con la cubeta entre los contrincantes de los distintos colores partidistas, lo más grave es que hay una clara muestra de “canibalismo”, es decir, dentro de un mismo partido se tiran con todo tratando de desvirtuar a quien podría ser el candidato a gobernador de Tamaulipas.


Lo curioso es que se ha dado principalmente en el partido Movimiento de Regeneración Nacional a través de quien sería candidata externa, Maki Esther Ortiz Domínguez, contra sus adversarios de ese órgano político, al menos eso es lo que se dice luego de la supuesta campaña que inicio la ex alcaldesa de Reynosa en contra de la posible candidata a gobernadora de Aguascalientes con el propósito de que Morena se decida por postular a un hombre en esa entidad y así poder levantar la mano en Tamaulipas por la equidad y paridad de género.


Y también sobresale la campaña en contra de la ex alcaldesa de Reynosa luego de que a través de llamadas telefónicas inducen a los ciudadanos a no votar por ella, sin exponer una sola razón de porque no debería hacerse, solo la propuesta sin señalar defectos o cualidades de Maki Ortiz.
Los tamaulipecos nos preguntaríamos, ¿Y eso es bueno o malo?.


Ahora sí que eso dependerá del punto de vista de cada quien, pero hay que recordar que los ciudadanos ya están más politizados que otros años, ya no se dejan engañar tan fácilmente y desde luego que eso lo saben los dirigentes de todos los partidos políticos que entrarán en la batalla por conquistar el gobierno de Tamaulipas.
Tan buena está la olla con oro al final del arcoíris que solo podemos esperar una campaña quizá no de guerra sucia, porque exponer los defectos y las fechorías que hayan cometido aquellos que sean elegidos como candidatos sólo permitirá a los tamaulipecos el conocer mejor a cada uno de ellos para poder razonar su voto, lo que si estamos seguros, es que no será una campaña de propuestas.


Sin embargo, aún cuando pueda considerarse buena una campaña donde se exhiban entre sí los candidatos, desde luego que no será garantía de que se elegirá al mejor, más bien solo quedará votar por el menos peor, y sinceramente, eso no es muy halagador que digamos.


Sólo hay que recordar la campaña para gobernador del 2016, todos, sin excepción, se sacaron sus trapitos al sol en cada uno de los debates, de ahí que recordemos frases como “¿en que trabaja el muchacho”, y pese a ello, se votó a favor de ese muchacho que aún está gobernando este maravilloso estado pero dejando una gran decepción por su desempeño en la administración, incluso está en los últimos lugares de aceptación.
En aquel año, el hartazgo hacía un partido político que durante 85 años había saqueado a Tamaulipas fue el principal factor que llevó al electorado a votar por los llamados “Vientos del Cambio”, mismos que nunca soplaron para beneficio de la entidad.


Pese a ello, en el Partido Acción Nacional aseguran que todavía están a tiempo de alcanzar la reconciliación con los tamaulipecos, aunque se ve imposible de que lo logren.


El concepto de política es el conjunto de decisiones y medidas tomadas por determinados grupos que detentan el poder en pos de organizar una sociedad, al menos eso es lo que debería ser, pero en los hechos la política solo se ha utilizado por quienes llegan al poder para beneficiarse del mismo y cuando existen demandas de los ciudadanos, entonces es dejar pasar el tiempo hasta que pierde importancia.


Y eso precisamente es lo que han hecho todos los gobiernos, en Tamaulipas se eligió un presidente municipal nefasto para Victoria, dejaron hacer, dejaron pasar, presuntamente lo corrieron pero fue premiado con una subsecretaría en salud, después el aprueban sus cuentas públicas y “No pasó nada”.


Ese es solo un ejemplo de como operan los políticos, y así aseguran en el Partido Acción Nacional que todavía tienen posibilidades de ganar.


Por lo pronto ya se están preparando para el sábado 16 del presente mes hacer el virtual destape de su candidato azul, César Augusto Verástegui Ostos, aún secretario general del Gobierno de Tamaulipas, pero para acabarla de amolar, pretenden concentrar a miles de tamaulipecos aún con el riesgo de contagio de Covid19, lo único que les importa es mostrar músculo.


De azul nos pasamos al guindo, en Morena están bastante confiados en hacer el tercer strike al PAN, los suspirantes a la gubernatura, que son muchos, confían en la marca y por ello no tendrán que esforzarse demasiado para que los electores los favorezcan en las urnas.


Sea quien sea el elegido de Morena no ganará la gubernatura por sus cualidades políticas, administrativas, profesionales, simpatía, más bien será por la propia marca, aquella que en el 2018 conquistó la presidencia de la república, la que en el 2021 le arrebató al PAN los municipios más grandes, y prácticamente los borró del Congreso del Estado, aunque la 65 legislatura morenista todavía está pasando serios aprietos para mantenerse.
Ahora si, cualquiera que gane la gubernatura de Tamaulipas, sea del partido que sea, no será el mejor, más bien será el menos peor y pues así, tan malo el pinto como el colorado.


El Cierre


Dicen que cuando se quieren hacer las cosas bien no existen pretextos, pero cuando hay incapacidad, sólo queda echarle la culpa a los demás del fracaso.
Lo anterior no tiene nada que ver con lo que sucede en la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado donde manda Eliseo García Leal.
Desde el principio se hicieron mal las cosas, el actual alcalde, Eduardo Abraham Gattás Báez tomo la decisión de nombrarlo gerente general a pesar de conocer todo el pasado priista de Eliseo, no puede decir que no estaba enterado que parte de la deuda que existe en la Comapa es precisamente culpa del pensionado, que por cierto, tan solo por ello goza del beneficio para no pagar el servicio de agua potable y drenaje.


Ahora Eliseo García Leal culpa a la anterior administración de COMAPA, asi como a ex funcionarios del gobierno panista, específicamente al ex diputado Arturo Soto Alemán, a quien señala de haber incrustado en la nomina del organismo desde hace 3 años, como el caso de la Secretaria Técnica Samira Marduk Guerrero, quien además cobra en la Secretaría de Educación de Tamaulipas.
Otro que está en las mismas condiciones es nada menos que el contralor Eduardo Saldierna Saldaña.
Pero a pesar que Eliseo García Leal tanga razón con respecto al problema de COMAPA, puesto que Soto Alemán logró imponer hace tres años a su cuñado Humberto Calderón Zuñiga, ahora le resta encontrar soluciones para corregir la situación en el organismo, de no hacerlo, sus declaraciones además de parecer excusas podrían tomarse como el no tener intención de hacer algo, más bien parecería que quiere aparentar solamente para dejarlos continuar dentro de la nómina.
Por hoy aquí la dejamos, el espacio se nos agotó así que le ponemos el Punto Final… nos leemos hasta la próxima, les dejó mi correo electrónico para sugerencias, felicitaciones y reclamos, raul-131@hotmail.com y si le gustan estos comentarios nos agradaría mucho que lo comparta.

Notas relacionadas

Deja una respuesta

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba