Principal

¿Muñoz Ledo, resurge como defensor de la derecha?

 Porfirio Muñoz Ledo es un hombre que rompe fácilmente las tradiciones. Lo hizo el 1 de septiembre de 1988 cuando interrumpió por primera vez a un presidente de la República en la lectura de su discurso en la entrega del Informe de Gobierno ante el Legislativo.

Quería mostrarle a todos los mexicanos el «fraude» en los comicios efectuados ese año, en los que habría triunfado Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y no Carlos Salinas de Gortari.

Su imagen, cuando salió de Congreso, con el dedo índice levantado le dio la vuelta al mundo y nada volvió a ser lo mismo.

Después, luchó codo a codo con Andrés Manuel López Obrador, ganaron batalla tras batalla y finalmente arribaron a la Presidencia de la República con la mayor ventaja imaginable.

Ahora todo vuelve a cambiar. Muñoz Ledo se convierte en un duro crítico no sólo de Morena, también de la forma de gobierno que caracteriza a la Cuartar Transformación.

Todo apunta que se convierte en un defensor de la derecha que critica lo que hace la izquierda que él ayudó a construir.

Dice que le parece muy grave que el movimiento que luchó por la democracia desde hace 32 años y del que es parte Andrés Manuel López Obrador ahora pide un voto en contra de la democracia.

Recientemente cuestionó la política migratoria oficial y le lanzó críticas por su postura ante la epidemia de Covid.

Ataque por el caso Zaldívar

Ahora los ataques están enfocados en la ampliación de cuatro a seis años de la presidencia de Arturo Zaldívar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y en el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

Y como siempre, rompió los protocolos:

“Me opongo, con toda la fuerza de mi ser, a una violación tan flagrante, innecesaria y absolutamente revertible a la Constitución… me opongo con toda la fuerza y convicción de mi ser, con todo el esfuerzo memorioso que hemos hecho desde 1988 para instaurar en el país un orden democrático y no una república autoritaria a este insensato proyecto de violar la Constitución Política del país”.

Incluso, aseveró que es sorprendente que López Obrador haya avalado y elogiado esa ampliación de mandato.

También, cuestionó si referirse al Congreso como honorable, es merecido y advirtió que votar para avalar ese artículo décimo transitorio era un perjurio.

Y es que dijo, “No somos rebaño. No somos mesnada. No somos cardumen como los pececitos. Somos diputados de la nación y hemos jurado cumplir a la Constitución y habremos de imponerla”.

Surge un frente amplio

El legislador anunció que se constituirá un Frente Amplio en Defensa de la Constitución, que impulsa él junto con académicos, juristas, jueces, periodistas, intelectuales y ciudadanos interesados en defensa de la Corte y de los órganos autónomos en lo inmediato, pero será de largo alcance.

El longevo político abrió la puerta a la derecha ya que indicó que en el frente tendrán cabida todos los que coincidan en la importancia de la defensa de la Carta Magna.

Claudio X. González aparece en escena

Y las respuestas no se hicieron esperar, personajes como Claudio X. González, férreo ositos de Andrés Manuel López Obrador y de la Cuarta Transformación respaldó los dichos de Porfirio y en redes sociales muestra su simpatía.

Todo indica que los puntos de vista de Claudio X. González, un hombre criado a la sombra del neoliberalismo, y Porfirio Muñoz Ledo, un viejo lobo de mar en la política, convergen justo en el momento en que se da un parteaguas en México, cuando un hombre popular e identificado con el pueblo mexicano llega a la Presidencia

Será que las expectativas personales de Muñoz Ledo no se cumplieron o ahora ve otro horizonte, hacia la derecha.

Notas relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba