VIRAL

Londres niega haber infringido el acuerdo de Brexit sobre Irlanda del Norte

CIUDAD DE MÉXICO

El gobierno británico rechazó el jueves las acusaciones de Bruselas y aseguró que no ha infringido el acuerdo de Brexit con la Unión Europea al prorrogar unilateralmente una medida específica para Irlanda del Norte destinada a facilitar el comercio con esa provincia.

Este tipo de medidas operativas tienen muchos precedentes y son comunes en otros acuerdos comerciales internacionales”, afirmó un portavoz del primer ministro Boris Johnson.

Son totalmente coherentes con nuestra intención de cumplir de buena fe nuestras obligaciones en virtud del protocolo de Irlanda del Norte”, agregó.

Dicho “protocolo” establece un estatuto especial, negociado entre Londres y Bruselas para Irlanda del Norte en el marco del acuerdo de Brexit, que busca evitar el regreso de una frontera física entre esa provincia británica y la República de Irlanda, país miembro de la UE.

No obstante, para ello introduce controles aduaneros a los productos agroalimentarios que llegan a Irlanda del Norte procedentes de la isla de Gran Bretaña, en aplicación desde el 1 de enero cuando el Reino Unido abandonó definitivamente el mercado único y la unión aduanera europea.

Esto han disparado sin embargo la tensión entre los unionistas norirlandeses, visceralmente apegados a la corona británica, que los ven como una frontera entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido.Playvolume00:00/00:59TruvidfullScreen

Desde principios de año la aplicación de los nuevos controles ha dificultando además el abastecimiento de comercios, principalmente supermercados, en Irlanda del Norte.

Y en febrero fueron suspendidos a raíz de la aparición de mensajes de amenaza contra los agentes de aduanas que los realizan.

El miércoles, la tensión se disparó entre Bruselas y Londres cuando este último decidió prorrogarla la suspensión unilateralmente seis meses, hasta el 1 de octubre.

La UE denunció una “violación” del acuerdo de Brexit y advirtió que responderá “con los medios legales” previstos.

Se trata de una medida “técnica” y “temporal” para “dar más tiempo a empresas como los supermercados y los operadores de mercancías para adaptarse”, explicó sin embargo el encargado británico de las relaciones con Bruselas, David Frost, según un comunicado de Downing Street.

Notas relacionadas

Botón volver arriba