Zona Norte Tamaulipas

Viven un proceso duro contra el cáncer de mama

“El proceso ha sido difícil, no nos enfrentamos a un proceso fácil desde el momento en el que el médico te dice tenemos que quitar en su totalidad el seno, porque no hay opción”, dijo Gabriela González, sobreviviente del cáncer de mama. 

La joven mujer fue diagnosticada con cáncer de seno en mayo del 2019 y ha sido un largo camino, pero no se deja vencer. 

“Uno piensa no me va a pasar, soy muy joven, tengo 32 años, tengo un año y medio afortunadamente aquí seguimos”, recalcó. 

En su proceso de la lucha contra el cáncer de mama, se enfrentó de lunes a viernes a radiaciones por un periodo de 30 veces, pero le agradece a Dios, porque no toma medicamento porque su cuerpo reaccionó bien a las radiaciones. 

“Mi proceso es únicamente monitorearnos seis meses, mediante estudios, especialidades, para detectar los niveles de actividad el cáncer y en realidad, es importante autoexplorarnos, si yo hubiese esperado dos semanas más el cáncer hubiera invadido más parte de mi cuerpo”, expresó. 

Y argumentó: “Al momento que dijo el médico cirugía, no te doy mas de dos semanas, no puedo darte un diagnóstico de vida bueno, eran cuatro especialistas y todos coincidieron tiene dos semanas para decidir, o te operas y sigues con vida o te quedas completa y te dejamos de ver”. 

Gabriela González, explicó que vivió una situación muy complicada, todo el proceso, por lo que invita a las mujeres checarse mes tras mes, porque les puede salvar la vida. 

“Aparentemente hasta horita esta perfecto, se extirpó el seno completo, se fue el tumor completo después de las radiaciones, pero no tenemos un alta hasta después de cinco año, después podemos decir, estamos en un área de vulnerabilidad, el cuidado de nosotros cambia mucho”, expresó. 

Señaló que cada metabolismo funciona diferente, por lo que a muchas el cáncer no les avisa, otras no tienen dolor, pero en su caso le dio un dolor muy fuerte, tardó tres meses con el dolor, hasta llegar al momento de acudir al médico. 

“Yo tarde un poco porque me decían que no dolía el cáncer, pero al momento que decido ir, me dicen solo dos semanas, ya era demasiado tarde a lo mejor pudo evitarse la mastectomía radical, pero fue parte de la decidió de uno como mujer y la verdad no lo recomiendo”, apuntó. 

Gabriela señala que el no cuidarse es lo peor que se pueda hacer como mujeres, pero es importante que las mayores de 30 años se exploren y cualquier cosa que noten anormal en su cuerpo visiten al médico, porque les va a cambiar la vida radicalmente. 

Gabriela tiene tres hijos, la más pequeña de ocho años, por lo que hizo todo por salir adelante y ha cambiado su vida por completo. 

“Muchas mujeres la detectan a tiempo, muchas otras no lo hacen, falta de conocimiento, de recursos, de educación como mujeres, nivel familiar siembre estar checando y acompañada de alguien”, finalizó. 

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar