Política

La tarea de Xico

Mis datos

José Ángel Solorio Martínez

Ciudad Victoria, parece irremediablemente perdida para el PAN. El alcalde azul, Xico González, ya hizo la campaña de sus opositores; ya liquidó las aspiraciones de sus camaradas de partido para ganar. La pésima administración, el nepotismo, la galopante corrupción –una de las beneficiarias directas, es su familia: hijos, yernos, esposa y demás–, socavó y llevó al colapso el poco prestigio del panismo victorense.
(El incisivo periodista Héctor Sandoval ha documentado fehacientemente esa patología social de los Xicos. ¿Para qué profundizar?).
Ese escenario, revive –milagrosamente– las posibilidades al PRI.
Aunque no lo parezca.
El héroe que podría salvar al priismo en Tamaulipas de la humillación total, se llama Oscar Almaraz Smer. Así están las cosas: el ex tesorero –con todo lo que conlleva– de Eugenio Hernández es la carta fuerte del tricolor en el centro político del estado.
No hay otro.
Ni otra.
Tiene una desventaja: ya opera para el panismo para hacer ganar al candidato azul.
(Otra variante, es que el PAN, decida ganar desde afuera, con un candidato de adentro: apoyar desde el panismo a Almaraz para frenar a MORENA).
El lopezobradorismo está en una disyuntiva: ir con un militante –interno– u optar por un externo –aliado–.
Si es interno, el militante morenista con mayor potencia es Eduardo Gattás.
Si es un aliado –externo– se está anotando Enrique Cárdenas del Avellano.
Gattás, garantizaría una buena campaña.
Cárdenas, pondría en el camino del triunfo a MORENA.
Eduardo, colaboraría en la consolidación del lopezobradorismo como partido en la capital.
Enrique, aportaría posibilidades reales de triunfo y terminaría por fracturar –sepultar, es más preciso– al priismo en Tamaulipas: varios es dirigentes del PRI en el estado, se sumarían a su campaña.
Será decisión final de MORENA el derrotero a seguir.
Xico, ya hizo su trabajo.
Excelente.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar