Política

Los gobernadores corruptos y las empresas fantasma

OPINIÓN

Sopa del Día13 Julio, 2020

“Tamaulipas es la entidad con el más alto monto en empresas fantasma, según los datos entregados por el SAT: entre 2014 y 2018 suma mil 289 millones de pesos”, apunta la investigación de Miriam Ramírez.

César Duarte, ex gobernador de Chihuahua, fue detenido en Estados Unidos la semana pasada, con orden de extradición para México, donde deberá responder por acusaciones de corrupción y desvío de recursos públicos.

Al ex gobernador priista se le acusa de desvío de por lo menos 1,200 millones de pesos, de acuerdo con la fiscalía del gobierno de Chihuahua.
En la llamada “Operación Safiro”, el gobierno de Chihuahua encabezado por César Duarte, presuntamente desvió cientos de millones de pesos para favorecer campañas políticas. Para lograrlo, utilizaron empresas fantasma.

Dichas empresas son utilizadas para simular operaciones y entregar facturas falsas.

En Tamaulipas ya se conocen los nombres de ex gobernadores presos por cargos de corrupción. Tomás Yarrington fue detenido en Italia y extraditado a Estados Unidos, donde enfrenta acusaciones de lavado de dinero. Eugenio Hernández, quien también tiene órdenes de arresto y extradición en Estados Unidos, se encuentra actualmente preso en Tamaulipas, igual por acusaciones de corrupción.

Esta semana, sin embargo, también se hizo pública una investigación en la que revelan que los gobiernos de toda la frontera norte realizaron contratos con las conocidas como empresas fantasma. El listado lo proporcionó el mismo SAT, que califica a esas empresas de papel porque no muestran capacidad ni física, ni de recursos humanos para brindar los servicios que supuestamente ofrecieron.

“Tamaulipas es la entidad con el más alto monto en empresas fantasma, según los datos entregados por el SAT: entre 2014 y 2018 suma mil 289 millones de pesos”, apunta la investigación de Miriam Ramírez.

El periodo revisado en Tamaulipas abarca los gobiernos de Egidio Torre Cantú, entre 2011 y 2016, y de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien gobierna Tamaulipas desde 2016 a la fecha. En 2014 y 2015 la administración de Torre Cantú facturó 600 millones 589 mil pesos a 52 contribuyentes que fueron boletinados por el SAT por emitir operaciones simuladas.

“En el gobierno de su sucesor, García Cabeza de Vaca no se cambió el rumbo, y entre 2016 y 2018 ha contratado 400 millones 146 mil pesos repartidos entre 21 contribuyentes irregulares”, detallan.


¿Será tiempo de que Egidio y Cabeza de Vaca den explicaciones?
¿Usted qué opina?

Notas relacionadas

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar