ReynosaZona Norte Tamaulipas

Falta de equipo preocupa al personal médico para atender la emergencia sanitaria.

Dentro de la protesta que se desarrolló ayer por parte del personal médico del Hospital General Reynosa existen muchos testimonios de la actual situación, pero la mayoría concuerdan que tienen miedo de terminar por contagiar a sus familiares del COVID-19. 

Sabedores que son la primera línea de batalla en contra del Coronavirus enfermeras y médicos generales están consientes del juramento que realizaron y es por eso que son fieles en desarrollar su trabajo, pero necesitan insumos de buena calidad para ganar está pandemia. 

La enfermera Karla platica que arriba al nosocomio en el turno de la noche y de inmediato se prepara para ponerse la vestimenta, posteriormente ingresa en el área de pacientes contagiados de Coronavirus y empieza a laborar su larga jornada por espacio de 12 horas.

Durante todo ese tiempo Karla está al pendiente de los enfermos y tras finalizar su turno se le presenta el momento más complicado en el que debe de cuidar hasta el último detalle para no contraer el virus.

Karla empieza a quitarse detalladamente cada uno de los elementos de su vestimenta para llevar a cabo el protocolo sanitario y de está manera salir sin ningún problema.

Sin titubear expresa que le angustia que pueda contagiar a sus familiares y es por eso que solicita que se les haga entrega de mejores insumos médicos para protegerse junto a todos sus compañeros. 

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar