Opinión con sentido

El Pánico de Egidio Torre Cantú

Por: Mauricio Fernández Díaz

Caricatura tomada del muro de Oscar Díaz Salazar

Si existían dudas sobre la negociación realizada para entregar la plaza a cambio de impunidad tejida por el ex Gobernador de Tamaulipas Egidio Torre Cantú con el actual Gobierno panista, éstas quedaron disueltas y la hipótesis confirmada con la rueda de prensa dada por el titular de la UIFE de Tamaulipas, entidad subordinada a la Fiscalía que dirige el innombrable Irving Barrios Mujica.

Raúl Ramírez Castañeda, director de la UIFE se fue con todo sobre los peces chiquitos, pero evito a toda costa -aun evadiendo preguntas directas de los reporteros auxiliado por la maestra de ceremonias- contestar cuestionamientos que involucraran a ex gobernadores, especialmente a Egidio Torre.

El pacto de impunidad entre el gobierno saliente de Egidio Torre Cantú y el entrante de Francisco García Cabeza de Vaca, a 4 años de haberse ido a vivir en su millonaria mansión de 340 millones de pesos en exclusivo fraccionamiento de San Pedro Garza García el truculento ex mandatario sigue tan vigente como al inicio.

Lo que pactaron solo ellos lo saben pero algo es seguro: Esa impunidad conlleva un tremendo costo político para el actual Gobernador, que seguramente es o fue recompensado con sociedades en los negocios que tenía en su Gobierno Egidio y con muchos millones entregados por debajo del agua.

Esto, que es solo una hipótesis deducida del silencio cómplice que ha tenido tanto el Congreso del Estado como la Auditoria Superior, la Contraloría Estatal, la Fiscalía anti corrupción y ahora la Unidad de Inteligencia Financiera en los ya demostrados pero no acalrados desvíos de fondos realizados durante la administración egidista y solapados por la actual gestión de Cabeza de Vaca.

En Diciembre del 2017, La Auditoria Superior del Estado, (ASE), rechazó la cuenta pública del 2016 de la administración de Egidio Torre Cantú, porque solo pudo solventar 5 mil de los 10 mil millones de pesos que se le pidió aclarar y el Congreso de Tamaulipas, confirmó que de 166 cuentas públicas entregadas para su dictaminación, 70 vienen en sentido negativo y 42 de ellas pertenecen a los Ayuntamientos.
El resultado de los informes se dio porque entre 12 mil y 13 mil millones de pesos no pudieron ser comprobados por entes públicos.

Del 2017 a la fecha y a pesar de lo expresado públicamente tanto por el Auditor como por el Congreso, ni Egidio Torre Cantú ni los ex presidentes municipales has vuelto a ser molestados en lo mínimo.

El quebranto realizado por Egidio en lo económico, social y político al Estado no debería quedar impune, sin embargo y a pesar de las promesas del ahora Gobernador de acabar con la corrupción, esta no solo se sigue solapando sino que se ha incrementado notablemente.

Con seguridad, tal como lo muestra el cartón que ilustra esta nota, Egidio, Guillermo Martínez y todos aquellos que saquearon y siguen robando a Tamaulipas han de estar al borde del infarto

Egidio Torre Cantú sabía que no lo tocarían en esta administración, por lo que con el mayor cinismo construyó un palacio aún más ostentosa que la “Casa Blanca” del Presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el ex candidato independiente en las última contienda electoral de Tamaulipas, Francisco Chavira Martínez, el ex Gobernador del PRI habita en una mansión en un lujoso sector de Nuevo Léon. Otros ex mandatarios priistas que salieron (salen) este año han sido acusados de corrupción, entre ellos Javier Duarte de Ochoa, César Duarte Jáquez, Jorge Herrera Caldera o Roberto Borge. Francisco García Cabeza de Vaca (PAN), quien acaba de asumir en Tamaulipas, es el único entre los mandatarios entrantes que no ha señalado a su antecesor por posible corrupción.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar