Cd. VictoriaPrincipalZona Centro Tamaulipas

Yahleel Abdala y Carmen Lilia Canturosas usan como ring el Congreso de Tamaulipas

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Otra vez el show lo dieron las mujeres, las diputadas.
Luego de casi seis horas de una sesión continua, las neolaredenses Yahleel Abdala Carmona y Carmen Lilia Canturosas Villarreal se “dieron hasta con la cubeta”; la primera es del PRI y la segunda de Morena.
Se calificaron de “perversas”, “ignorantes” y de “cadáver político”.
El pleito lo comenzó la tricolor. Reclamó a su compañera el haber hecho declaraciones ofensivas en su contra, a través de un periódico de Nuevo Laredo, lo que aquélla aceptó.
Y se dio la sucesión de dimes y diretes desde la máxima tribuna de Tamaulipas.
El tema central: Las firmas de los legisladores del PRI para presentar una controversia constitucional que eche abajo el préstamo por cuatro mil 600 millones de pesos, que los diputados autorizaron al ejecutivo solicitar para programas de salud e inversión.
Estaban ya en asuntos generales. Son discusiones sin sentido.
-Me sorprende tu doble moral. No vengas conmigo a hacerla de mártir, la buena, la que es la salvadora de Tamaulipas -le contestó la morenista Carmen Lilia.
Acusó a su compañera de legislatura de “ser voraz entre lobos” y de ensuciar la actividad política.
La hija del legendario líder Carlos Enrique Cantú Rosas remató sobre su colega:
-No voy a permitir que vengas a quererte engrandecer conmigo. Para mi eres un cadáver político y es la última vez que te contesto.
En la otra esquina la “fajadora” Abdala Carmona surtió su ración de golpes pero con mucha “educación”. Se refirió a su contrincante como “usted”.
-La que ha hecho fama a mis costillas es usted. Yo no he mencionado su nombre y usted lo mencionó en un periódico. Vamos desglosando cada uno de los temas que usted tocó.
Abundó:
-Si dice que soy un cadáver político, le digo que ya quisiera mi carrera, regidora, diputada federal, diputada local, presidenta estatal del partido y candidata senadora ¿cuándo ha ganado usted una elección?.
Los desencuentros entre las diputadas son constantes. La mayoría de los escaños son ocupados por mujeres.
Se retan a debates, se acusan de mentirosas, de engañar a la comunidad y de no asistir a sesiones -como la del 8 de abril en que se aprobó el préstamo-, por estar “arregladas”.

En esta ocasión, Abdala remató sobre la morenista:
-No venga a engañar a los ciudadanos diputada. La doble moral y el doble discurso los ha tenido usted.

Fuente: Gaceta

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar