Columnas

LAS MUERTAS DE AMLO

MELITÓN GARCÍA DE LA ROSA 

En México, en el de la mal llamada Cuarta Transformación, cada hora se violenta a casi 23 mujeres, los números son escalofriantes, porque de esas 540 féminas agredidas al día, en promedio 10.4 son asesinadas y sus muertes en su gran mayoría terminan en la impunidad, como ocurre con cualquier tipo de delito en el país.

Así es mis queridos boes, la cuota de muerte de las mujeres el año pasado fue de 3 mil 825, un 10 por ciento más que en el 2018, esas cifras y las que siguen, explican el encabronamiento que sube y sube de tono por los feminicidios en el México del nuevo régimen, cuyo capitán Andrés Manuel López Obrador no ha logrado comunicar empatía con las víctimas y sus dolientes.

Las dos últimas semanas han sido terribles, una mujer ejecutada por su pareja y desollada, cuyo cuerpo fue expuesto en redes y medios impresos en la CDMX gracias a la corrupción de funcionarios menores de la 4T y una pequeña torturada y asesinada también en la capital del país catapultaron el tema que ha tenido en jaque al Presidente López Obrador que más enciende las manifestaciones señalando al neoliberalismo como culpable y arremetiendo contra la opinión pública que asegura utiliza el tema para sacar raja política.

Y es que hace una semana que AMLO no ha marcado la agenda como la venía imponiendo en los casi 15 meses de su gobierno.

Hasta se molesto porque los feminicidios opacaron su ‘rifa’ del avión, criticando que en los periódicos la muerte de mujeres desplazara el tema que a él le interesa más. Las redes ardieron, las marchas se volvieron violentas y él hasta ayer le echaba gasolina al fuego.

Tal vez AMLO no ha leído los números, porque prefiere solo atender a sus datos, esos que en su cabecita, quien sabe si medio loca, le indican que México va requetebién y que los mexicanos estamos felices.

La realidad es que los feminicidios en el país en su primer año de gobierno aumentaron poco más de un 10 por ciento, según datos del propio Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; es decir los que seguramente recibe todas las mañanas, pero que por lo visto no lee.

Miren, el SESNSP, contó en 2018 un total de 861 feminicidios en todo el país, mientras que en 2019 la cifra se elevó a 976.

De ese número de mujeres asesinadas, casi 100 eran niñas, obviamente menores inocentes que murieron con saña, lo que indica que en México, en el de la 4T, cada 3.7 días se mata a una niña. En el 2018 eran menos, en total fueron 88.

Pero todo es culpa del liberalismo, según AMLO: “Se cayó en una decadencia. Fue un proceso de degradación progresivo, que tiene que ver con el modelo neoliberal”, aseguró, y se apresuró a pedir a las feministas que no le rayen el Palacio Nacional

“Les pido a las feministas, con todo respeto, que no nos pinten las puertas, las paredes, que estamos trabajando para que no haya feminicidios, que no somos simuladores, y que no esperen que nosotros actuemos como represores, que no nos confundan, sabemos porque llevamos años luchando, cómo sacarle la vuelta a la provocación, y que respetamos el derecho de todos a la manifestación”

Pero si el inquilino del Palacio Nacional, no ha leído o no ha querido entender las cifras del 2010, mucho menos habrá reparado en las del 2020 que de acuerdo a las ONGs van más de 200 mujeres asesinadas en 48 días, lo que podría significar que este año van a matar a muchas más que el anterior.

El tema ha expuesto al presidente a las críticas no solo de sus adversarios naturales, sino al silencio de muchos de sus seguidores que ante lo indefendible ya comenzaron a dudar de su líder.

No lo digo sin sustento, ayer en el #AMLOtrackingpoll que publica de lunes a viernes El Economista, el Presidente López Obrador había caído a un nuevo mínimo histórico de aprobación con un 55.6 por ciento.

Hasta donde va a parar con el tema, no lo sé, pero tiene dos semanas siendo trending tropic en Twitter negativo, primero con #Elcacas y ahora con #fátimacecilia y #aZiNoAnLo o #AMLOgobiernoInutil. 

El informe de Cabeza de Vaca…

La oficina del Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca trabaja a marchas forzadas para la elaboración de lo que sería el Cuarto Informe de su gobierno, que solo abarcaría poco más de 7 meses, si contamos con que el tercero se presentó el 25 de septiembre.

La cita es este 7 de marzo, luego de la modificación a la ley que se hizo para que los informes fueran en ese mes y abarcaran todo el año y no parte de uno y otro.

Anótenle pues, ese día se va a presentar el documento en el Congreso del Estado en una sesión solemne, con un mensaje del Secretario General de Gobierno y acto seguido en el Polyforum Cabeza de Vaca va a enlistar los avances que contiene el documento.

Las invitaciones estar por comenzar a correr, por si las dudas váyanle bajando a los tacos, por si les llega la suya les quede el saco. Comentarios: meliton-garcia@hotmail.com Twitter: @melitong

Fuente: Expreso.press


Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar