Columnas

¿Y SI SE PRUEBAN?

MELITÓN GARCÍA DE LA ROSA

No son pocos los que piensan que la carrera por el 2022; es decir por la sucesión del Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, está en marcha, barajan nombres, buscan puentes y sueñan con ser amigos del próximo timonel del mando estatal.

Así es mis queridos boes, lo vemos en el PAN y en MORENA y hay un asomo medio borroso en el PRI, mientras que para el ‘chiquitiaje’ todavía no es hora de la pepena, estos partidos generalmente se esperan a ver los despojos que los grandes dejan y de ahí toman lo menos peor.

Los nombres de: Gerardo Peña, Ismael García Cabeza de Vaca, Jesús ‘Chucho’ Nader, Maki Ortiz, Américo Villarreal Anaya, Héctor Martín ‘El Guasón’ Garza, Rodolfo González Valderrama, Adrián Oseguera, José Ramón Gómez Leal y Enrique Cárdenas van y vienen en las columnas de opinión.

Pero en realidad ¿quiénes de ellos podrían garantizarle el triunfo a sus partidos?, obviamente solo uno va a ganar, pero como en todo, una cosa es querer y otra es poder y en política hay una variante más: una cosa es poder y otra cosa es que te dejen ser.

Partiendo de esos nombres y esas premisas, bien harían PAN, MORENA y PRI en mandar en las boletas a personajes probados, no solo en las urnas, sino en la función pública, porque igual puede haber amplios currículos, pero de eso a haber dado buenos resultados es otra cosa.

Si nos vamos por orden, incluso por el más fuerte, tenemos que en el PAN, se manejan alcaldes, un senador y un diputado.

Hoy se dice que el puntero es Gerardo Peña, de hecho desde que inició la gestión de Cabeza de Vaca se le ha señalado como el delfín, aunque en los tres años de gestión, ha surgido fuerte el bloque de opinadores que piensa que el gallo en este momento es el senador Ismael García Cabeza de Vaca.

Los otros en la puja azul son los alcaldes Chucho Nader y Maki Ortiz, de Tampico y Reynosa respectivamente.

Y es aquí donde podemos comenzar a ver qué tanta experiencia hay en las urnas y en el servicio público de los suspirantes.

Gerardo Peña trae consigo haber estado al frente de la Secretaría de Bienestar Social y hoy es líder del Congreso local, pero no ha ganado elecciones directas, perdió la alcaldía de Reynosa hace más de una década.

El Senador García Cabeza de Vaca, ha sido miembro del Ayuntamiento de Reynosa y figuró en la boleta para la senaduría por mayoría, en una cerrada elección en el 2018, estuvo arriba y al final al por pocos votos y la ola de AMLO fue electo como primera minoría.

Maki Ortiz ha sido diputada, senadora y subsecretaria de Salud federal, es una de las dos mujeres panistas que en Tamaulipas ganaron la reelección; está en su segundo mandato como presidenta municipal.

Y Jesús Nader, entre otras cosas ha sido diputado federal, delegado del IMSS, funcionario municipal, Secretario de Administración estatal y hoy es el alcalde porteño.

No se si se vayan a sumar más entre los panistas, pero quien tendrá la decisión o el mayor peso de la decisión, todavía tiene tiempo para evaluar a los prospectos.

¿Por que no ponerlos a prueba?, ¿y si Gerardo Peña va primero por la alcaldía de Reynosa y se prueba en las boletas?, ¿y si Chucho Nader se postula para la reelección?, ¿y si Maki se vuelve someter al voto por una diputación local o federal?, ¿o si Isamel prueba por la alcaldía de Reynosa?.

Yo les aseguro que si quien manda les presenta estas consideraciones el número de suspirantes se va a reducir.

Pero evidentemente sería sano y al PAN le garantizaría llevar en la boleta a un candidato que apenas un año antes de la elección por la gubernatura haya recibido el sí de los electores.

Lo mismo va para los morenos, porque hay que decirlo, por ahora solo Adrián Oseguera está probado en las boletas y en el servicio público.

Ya se me dirán que también Américo Villarreal, pero seamos sinceros, el senador casi no hizo campaña, ganó porque El Peje se lo llevó en la ola, pero su campaña fue tan o más gris que su gestión como senador.

No estaría mal, si por ejemplo González Valderrama se lanza por la alcaldía de Tampico, para que le mida el agua a los camotes y que el JR haga lo propio por Reynosa y entonces ya evaluados sean tomados más en serio.

Aplica para El Guasón Garza, porque si bien trae muchos kilómetros recorridos en la política, casi siempre moviéndose al vaivén de las olas políticas, su carta de presentación bien podría ser la del 2016, donde en la candidatura por la gubernatura sacó por ahí de los 28 mil votos, lo que no le alcanzaría casi para nada.

En el caso del PRI solo se habla de Enrique Cárdenas del Avellano, ha ganado una alcaldía, diputaciones local y federal y ha estado al frente del PRI y de la delegación de gobernación. No creo que se atreviera a arriesgarse a ponerse a prueba por la alcaldía de Victoria en el 2021 para presumir que puede en el 2022 con la campaña para gobernador, total creo que en el tricolor nadie más, por ahora, la quiere. Comentarios: meliton-garcia@hotmail.com Twitter: @melitong

Fuente: Expreso.press

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar