Columnas

ARTURO, EL MILLONARIO SEDUCIDO

Los empresarios llegaron a Palacio Nacional como sí fueran al cadalso, sabían que no tenían otra más que atender el llamado del Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, quien echaba a volar su proyecto de la rifa, pero sin avión presidencial.

El miércoles fue una cena de tamales de chipilín con chocolate, uno de los platillos emblemáticos de Tabasco típico en Día de Muertos.

La rifa es prevista para el 15 de septiembre y se proyecta recaudar alrededor de tres mil millones de pesos para la compra de medicinas y mejora de hospitales.

Entre los invitados principales a la cena se encontraban MARÍA ASUNCIÓN ARAMBURUZABALA y CARLOS SLIM, dos de los más ricos en el país.

ARAMBURUZABALA es la mujer con la segunda fortuna más grande en México con una riqueza estimada en  5 mil 600 millones de dólares.

En tanto la fortuna de SLIM se estima en los 64 mil 900 millones de dólares y es el hombre más rico de México y aparece en el top de los más acaudalados en el mundo.

La rifa pretende recaudar fondos para comprar equipo médico, por lo que se repartió una carta compromiso en la que los empresarios, se comprometían a comprar boletos a la rifa que iban desde los 20 a los 200 millones de pesos. Serán seis millones de billetes de lotería los que se ofertarán en 500 pesos cada uno.

Se desconoce la lista los empresarios invitados a la cena, los nombres fueron analizados meticulosamente por la Secretaria de Gobernación y el Cisen para evitar la llegada de empresarios poco éticos.

Entre los nombres que se deslizaron no aparece ningún tamaulipeco, muchos ellos seguramente con una fortuna que no les impide donar tranquilamente 20 millones de pesos como mínimo a la compra de boletos.

Tenemos apoderados de la talla de los FLEISHMAN; los GARZA CANTÚ  y algunos de Reynosa y Nuevo Laredo que podrían aportar la cuota.

Es probable que sí asistieran tamaulipecos, pero como no son populares, simplemente no fueron reconocidos por los medios.

Sin embargo, algunos espectadores juraron ver al ex alcalde priísta ARTURO DIEZ GUTIÉRREZ NAVARRO, quien desde hace años radica fuera de Tamaulipas y en ciudad Victoria cerró sus pequeñas empresas y se dedica a inversiones en distintas partes del país.

Los planes de expansión de sus empresas son tremendos, las inversiones que hace en sociedad con su familia política crecen en Tamaulipas, Nuevo León, Veracruz, San Luis Potosí, Querétaro y la ciudad de México. Ya planean la creación de una aerolínea de bajos costos.

ARTURO se convirtió en uno de los invitados a la cena y su pasado, presente y futuro pasó la prueba de los ojos visores del Cisen y del propio AMLO, quien no quiere dinero cuestionado en su proyecto nacional.

DIEZ GUTIÉRREZ parece convertirse en un empresario de talla nacional, quien llama la atención de la Presidencia y del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR al grado de invitarlo y sentarlo en una de las cenas más controversiales donde todos los invitados tuvieron que cooperar “voluntariamente” con 20 millones de pesos.

Al paso de los años, nos hemos dado cuenta de que ARTURO fue un mejor administrador de lo que pudiéramos pensar y comparando con el presente era un genio.

El victorense podría regresar, pero ahora enfundado en las siglas de Morena, parece una utopía, pero 20 millones deben servir para algo. Créanlo, hasta los victorenses podrían apoyar a ARTURO, el millonario seducido por AMLO.

Nadie dice no a un presidente y menos en su primer año de administración.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

Fuente: Expreso.press

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar