Columnas

LAS MORENAS Y EL DE RTC

MELITÓN GARCÍA DE LA ROSA

Hace una semana estuvo por el sur y en Tampico aprovecho para destaparse, para advertir que busca ser gobernador de Tamaulipas, que quiere, que aspira y suspira”


La campaña de medios de que goza Rodolfo González Valderrama, titular de RTC, en torno a sus aspiraciones a la candidatura de MORENA para la gubernatura de Tamaulipas es tan seria como la ocurrencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador de rifar el avión presidencial.
Así es mis queridos boes, el tampiqueño no es neófito en la política, no lo es en cuestión de medios, por lo que estoy seguro que habrá leído y seguirá leyendo con una sonrisa de incrédulo los alcances que en las opiniones políticas le regalan.
El fin de semana estuvo en Reynosa, pero tiene ya varios fines que viene y se reúne con dos o tres grillos y opinadores de cada región y se regresa a su chamba ‘godín’ en la CDMX.
Hace una semana estuvo por el sur y en Tampico aprovecho para destaparse, para advertir que busca ser gobernador de Tamaulipas, que quiere, que aspira y suspira.
Y entonces, surgieron los comentarios, porque sus operadores en el Estado intentan venderlo como en tamaulipeco más cercano a López Obrador, lo ofertan como el aspirante mejor preparado, el de mayor experiencia, porque ya estuvo al frente de una delegación, hoy alcaldías, de la CDMX.
La exposición mediática, le dio más vuelo, es el único de la 4T que abiertamente se ha destapado, aunque todos sabemos que por lo menos otros cuatro también están anotados, pero aún no lo reconocen.
Bueno pues, el fin de semana, González Valderrama en Reynosa se aventó una ocurrencia de esas que ha aprendido de su jefe Andrés Manuel, porque en un arranque de ‘humildad’ cuando le cuestionaron en la frontera sobre los otros aspirantes, salió con qué hay que anotar a seis mujeres en la lista de prospectos.
“¿Por qué no pensar que Tamaulipas puede tener una mujer gobernadora a partir del 2022, y no un gobernador?”, respondió preguntando.
Y entonces soltó su lista de féminas que podrían ser buenas candidatas y buenas gobernadoras: “La senadora Lupita Covarrubias; la diputada federal Adriana Lozano; Nora Hilda De Los Reyes, así como las diputadas locales Leticia Sánchez, Carmen Lilia Canturosas y Edna Rivera”, añadió, “Cualquiera de las seis -puntualizó- haría un buen papel como gobernadora de Tamaulipas”.
¿En qué se basará González Valderrama para la lista que dio en Reynosa; porque ni una sola de ellas (dicho sea con todo respeto) no tienen ni pizca de imagen estatal, ninguna se ha destacado en su actual posición de legisladora y menos la de Victoria Nora Hilda De los Reyes que obtuvo una votación de risa contra el PAN?
El propio González Valderrama sabe que no es una figura conocida, ni siquiera en Tampico como para competir por la alcaldía, menos por la gubernatura. A menos que deje su chamba de burócrata y se regrese a conocer Tamaulipas y sobre todo a que lo conozcan.
No tendría, el de RTC que creerse lo que los opinólogos quieren hacerle creer que este fin de semana vino y conmocionó Tamaulipas, que encendió la batalla interna, que le puso sabor al caldo.
Y aquí aclaro que no dudo de la capacidad de González Valderrama, porque tiene por lo menos tres décadas en la administración pública, pero para ejercer como un buen gobernador antes tiene que ser candidato y bueno y ganar.
Para ello las credenciales, si bien son importantes, no tienen casi nada que ver con la popularidad, con las simpatías, con el conocimiento de su persona por parte de los posibles votantes.
Pero además, antes tendrá que ganarse las simpatías de los de MORENA que van a elegir al candidato, porque en ese partido está bien claro que si el elegido como candidato no tiene el apoyo de todas las tribus, el conflicto interno está asegurado.
Es en esta parte donde tiene que voltear a ver hacia el interior de su partido, porque ahí anda José Ramón Gómez Leal que dicen hasta usa a los Servidores de la Nación para que lo promuevan.
Tiene también que tener en la mira al senador Américo Villarreal Anaya que aunque no lo reconoce, sus dos operadores también lo promueven como el candidato del 2022.
Y tampoco debe descartar en la batalla interna a los alcaldes Adrián Oseguera de Madero y a Mario López de Matamoros. A las que si tiene que descartar son a las que destapó él este fin de semana, no tienen posibilidad alguna.

Se los dije; el avión…

La semana pasada les adelante que estaba por comenzar la segunda temporada del show de AMLO sobre el imposible de vender avión presidencial.
El viernes salió con la ‘genialidad’; así la calificó por cierto González Valderrama, que podría rifarse el avión a 500 pesos el cachito y que harían 6 millones de boletos.
Obvio que jaló a la opinión pública con tal insensatez y distrajo a fanáticos y detractores que se enfrascaron en una guerra virtual por las redes. 
Desde ahora les digo que a AMLO le interesa más no vender el avión, le sirve más como distractor de los problemas reales del país, esos que no ha podido no solo resolver, sino por lo menos disminuir. Comentarios: meliton-garcia@hotmail.com Twitter: @melitong

Fuente: Expreso.press

Notas relacionadas

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar