Columnas

La impaciencia presidencial

MARCELA GÓMEZ ZALCE

Las zonas más violentas del país tienden a tener altos niveles de pobreza y desigualdad, quizá por ello la literatura académica considera la violencia como una externalidad de la pobreza o como parte de la pobreza radical también conocida como violencia estructural. Es cierto que a menudo son las comunidades más pobres las que sufren la violencia, pero ello no quiere decir que exista un vínculo causal entre homicidios y el terror por un lado y desigualdad y pobreza por el otro.

En México existe una normalización de la violencia, se ha vuelto costumbre aceptar el homicidio o los ajustes de cuentas como un hecho cotidiano en el sentido de que están de alguna forma justificados por las actividades criminales de sus víctimas, por eso cuando sucede un evento como el de Torreón, Coahuila, donde un niño de escasos 11 años entra armado a su escuela, mata a su maestra, hiere a sus compañeros y se suicida origina un sismo en la conciencia colectiva donde la pregunta gira alrededor del disparador de un conflicto, la crisis en la mente del pequeño y las ausencias y atención en su entorno familiar y escolar. 

La violencia es un fenómeno con muchas aristas transversales y complejidades sociales pero el presidente López Obrador prometió terminar con la problemática en poco tiempo, pidiendo más tiempo, y justamente para ello creó la Guardia Nacional y así diferenciar su gobierno de los fracasos del pasado en materia de inseguridad.

Hoy el cuerpo policiaco militar aún carece de una estrategia clara para enfrentar al crimen organizado. En los pasillos de Palacio Nacional ya se escucha que hay impaciencia presidencial ante los pocos resultados. Ya se admite que no se podrá consolidar el proyecto de la 4T si no se refleja en la esfera de la seguridad.

Y  parece bastante claro el modus operandi del gobierno cuando surgen problemas de gestión, como es el caso en el rubro de salud y no hay avances, como en seguridad: La distracción y construcción de narrativas contra la corrupción y complicidades que enarbolaron importantes personajes de esferas empresariales, políticas y sociales que ya conforman una lista. Una gran lista. 

@GomezZalce

Notas relacionadas

Deja un comentario

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar