Columnas

Víctimas seguras de los delincuentes

JOAQUÍN LÓPEZ

Hace aproximadamente un mes, Ana salió de su hogar como todas las mañanas rumbo a la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Vive en el sector de la Divisoria de Tampico y Altamira. Todavía era periodo de clases. Dieron las 6 y media de la mañana cuando llegó caminando a la carretera Tampico-Mante, donde abordó un autobús Urban Expreso el cual iba lleno casi a tope, entre quienes van a sus empleos como los que se dirigen a sus trabajos al centro de la ciudad. Para su comodidad, Ana avanzó por el pasillo del camión hasta la puerta de atrás, donde viajó de pie. Precavida como siempre, creyó que el hecho de que el transporte público circulara con muchos pasajeros sería seguro para sacar su teléfono celular para checar la hora. Fue en eso cuando dos sujetos que también viajaban de pie notaron el aparato electrónico de Ana; la estuvieron estudiando, no le quitaban la mirada de encima.

La jovencita se dio cuenta pero ya era tarde. A pocas cuadras de llegar a la universidad, uno de los hombres invadió su espacio personal y sacó de entre su ropa una navaja, con la cual amagó a Ana y le exigió que le diera el teléfono que tenía guardado consigo. Un poco desconcertada, se negó y trató de moverse hacia la puerta del camión; sin embargo el cómplice le cerró el paso y el miedo fue peor. No tuvo alternativa más que entregarle el teléfono celular, el cual con mucho esfuerzo compró luego de juntar dinero producto del trabajo de verano que realizó en un hotel de Miramar.

El autobús llegó a la universidad y los primeros en bajar fueron los maleantes, quienes se echaron a correr apenas pusieron un pie en la banqueta. Ana bajó y fue cuando no pudo contener el llanto. Otros jóvenes se dieron cuenta de la crisis de la joven y la auxiliaron.

Ahí mismo, algunos estudiantes comentaron que ya conocían otros casos de asaltos en esta modalidad contra los universitarios. Y es que el robo a transeúnte ha ido en incremento en la zona conurbada, así como los asaltos a comercios, según reconocieron mandos de la Policía Estatal. Ante ello, el llamado es para que se refuerce todo tipo de estrategia que, al parecer, no se está cubriendo durante las primeras horas de la mañana.

Notas relacionadas

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar