Nuevo LaredoZona Norte Tamaulipas

Mortal, el uso de los anafres

Gilberto, de 83 años, estuvo a punto de morir calcinado. Llegó cansado a casa de su trabajo y con mucho frío y se le hizo fácil calentar como de costumbre con brazas su hogar. El sueño lo venció, las chipas alcanzaron la vieja madera, en cuestión de segundos las llamas consumieron su humilde hogar y se quedó sin nada, en plena calle.

De no ser porque sus vecinos se dieron cuenta y comenzaron a gritarle, hubiera muerto calcinado.

Ante este tipo de sucesos que se registran en Nuevo Laredo, sobre todo en esta época del año, la Secretaría de Salud emitió una serie de recomendaciones para evitar que en casa o en la carretera sean víctimas de los accidentes, que pueden ser prevenibles si se toman las precauciones necesarias.

A través del programa Navidad Blanca, Roselia Cervantes Luévano, responsable del programa de Prevención de Accidentes y Control de Lesiones de la Jurisdicción Sanitaria, dijo que para disminuir los riesgos es importante tener cuidado al tratar de calentar la casa con el uso de calentadores, anafres y la estufa, ya que se corre el riesgo de un incendio o sufrir intoxicaciones por el monóxido de carbono e incluso llegar a la muerte.

“En este aspecto les pedimos que si no hay otra forma de darnos calor, dejen una ventana abierta para que circule aire y no se acumulen estos gases, ya que puede ser fatal”, dijo.

Otras de las recomendaciones es evitar dejar encendidas las luces o árboles navideños, ya que esta puede sobrecalentarse y causar un incendio, además de no conectar todas en un solo enchufe.

“También es importante no tener encendidas las veladoras o dejarles medicamentos o sustancias tóxicas al alcance de los niños, ya que pueden ingerirla y causar una desgracia, mucho menos depositar cloro o jabón en botellas de refresco o juego”, expresó Cervantes Luévano.

Indicó que si viven en casa de dos pisos es importante tener cuidado con las escaleras y las ventanas y colocarles protección para evitar que los menores de edad sufran accidentes.

“Si hay menores en casa, es bueno que no se tengan los juguetes o objetos en el piso, ya que pueden pisarlos y caerse, y causar lesiones serias”, explicó Cervantes Luévano.

Recomendó que si van a salir de vacaciones, antes revisar su vehículo para que cuando vayan en carretera no tenga percances mecánicos, usar el cinturón de seguridad y la silla para los niños, no conducir cansados o bajo los efectos del alcohol o sustancias tóxicas.

“Además recuerden de cargar lámparas, llantas extras y herramientas para cambiarlas y un teléfono para cualquier emergencia”, concluyó.

La Secretaría de Salud advierte que lanzan monóxido de carbono y las chispas pueden convertirse en enormes llamas

PUEDEN QUEMAR CASAS Y PERSONAS
“También es importante no tener encendidas las veladoras o dejarles medicamentos o sustancias tóxicas al alcance de los niños, ya que pueden ingerirla y causar una desgracia, mucho menos depositar cloro o jabón en botellas de refresco o juego”
Roselia Cervantes
Luévano

JURISDICCIÓN SANITARIA
El fuego no perdona y descuidar un anafre o calentador puede terminar en un gran incendio.
Algunas personas mayores lo han perdido todo en un incendio.
Ejemplos de cómo el fuego destruye las casas, hay muchos en Nuevo Laredo.

Fuente: El Mañana de Laredo

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar