Columnas

Un año de “pero…”

l gobierno que ayer cumplió un año de ejercicio ha tenido como su mejor aliado al gobierno que dejó de serlo hace un año y un día. Frente a toda situación complicada, y han existido muchas, siempre se puede poner en la frase un “pero” y señalar al pasado. Para rellenar la frase que sigue ha bastado enumerar los resultados del gobierno anterior estructurados en la narrativa que el hoy Presidente ha armado y nos ha recetado desde hace más de una década.

Con mucha eficiencia, se ha nombrado a ese pasado: que si el neoliberalismo, que si los fifís, que si… Ya en desesperación siempre se puede nombrar el villano favorito: Salinas de Gortari. El “pero” sirve para todo porque tiene un pedazo de verdad, aunque no sea la realidad completa. Algunos ejemplos mínimos: que si el Tren Maya será un desastre, pero voltea a ver el México-Toluca o los cinco que quería construir Peña. Que si los programas sociales no van a servir, pero había que ver cómo los anteriores no redujeron seriamente la desigualdad y de esa secretaría salió la estafa maestra. Que si para qué tanto dinero en Pemex, pero el acuerdo de Odebrecht y otros fraudes en la petrolera. ¡Tal nombramiento es una locura! Pero acuérdate de tantos funcionarios del gobierno anterior. ¡Las mañaneras son un desastre! Pero acuérdate de cómo se trataba a los medios y lo del dinero. ¡El trato a los migrantes es inhumano! Pero acuérdate de San Fernando…Y así… El triunfo de la narrativa de la 4T, que no de sus resultados, tiene más que ver con el pasado, pero sobre todo con el retrato que ha hecho de ese pasado el Presidente, y lo hace todos los días. Su popularidad, su apoyo —las encuestas no mienten— tienen mucho más que ver con eso que con cualquier resultado concreto. Porque como todo gobierno, el que cumplió ayer un año, si se revisa con más calma y ciencia que ira e ideología, seguramente saldría, como todo, con luces, sombras, matices, desastres y éxitos. Creo que la pregunta es cuánto tiempo le alcanzará a la 4T aferrarse al desastre pasado frente a sus electores esperanzados en que un día pedirán cuentas concretas sobre las muchas y concretas promesas hechas. Y el pasado se volverán ellos. 

@puigcarlos

Notas relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar