Opinión con sentido

Del «fuchi» y «guácala» al «¡carajo!»

JOAQUÍN LÓPEZ-DÓRIGA

MÁS OPINIONES‘Peccata minuta’ la de MirelesCARLOS MARÍNIr a todas las OpinionesIr a las columnas de Joaquín López-Dóriga

¡Este sitio es para aquellos que buscan el verdadero amor!E

Hay veces que uno tiene la razón aunque no se note. Pero no importa

Florestán

El fin de semana, el presidente López Obrador estuvo en Tamaulipas, un estado azotado por la violencia y por la migración en doble vía: la que llega del sur y la del norte que regresa el gobierno de Estados Unidos, lo que es un problema en desarrollo y creciente, pero el primero, la violencia, es crónico y sin solución donde la tendencia ha ido al alza por la guerra permanente y despiadada entre los cárteles de la droga que disputan esa plaza.

Pues allí, en el municipio de Soto La Marina, al terminar la gira hospitalaria de dos días, volvió a decir que la inseguridad y la violencia son el gran pendiente de su gobierno, aunque aclaró que en Tamaulipas la situación había mejorado, salvo en la zona del norte, donde tenemos más problemas en Nuevo Laredo. Hay un  grupo ahí que está muy beligerante y lo estamos llamando a que le baje y a que todos nos portemos bien.

Es decir, pidió, vehemente, a los delincuentes que le bajen, que se porten bien, pero también los envió cerca de su finca en Palenque, en Chiapas:

¡Que se vaya al carajo la delincuencia! ¡Fuchi…! ¡Guácala…! Es (la delincuencia) como la corrupción. ¡Fuchi…! ¡Guácala…!

Y algunos se lo celebraron.

Yo soy de la idea de que ante el desbordamiento de la inseguridad y la violencia, no bastan esas expresiones del ¡Fuchi! y ¡Guácala! Y peticiones de que le bajen. Que con la Guardia Nacional está pendiente la gran estrategia para resolver ese grave conflicto por él reconocido y que los delincuentes no van a escuchar el llamado de sus mamacitas, si es que las tienen, si es que les dicen y si es que les hacen caso. Vamos, no atienden ni al mismo Presidente, aunque él insista.

Ojalá lo escucharan a él o a sus mamacitas, pero a estas alturas esos criminales ya no entienden razones y para ellos esos llamados son muestras de debilidad que algunos interpretan como impunidad.

RETALES

1. MODERNIDAD. Uno de los renglones a discusión de la Ley de Ingresos es el impuesto al comercio electrónico y me pregunto si en una tienda se paga el IVA, ¿Por qué vía digital no? El gravar los cigarros cae en la lógica, lo mismo que las bebidas energizantes, no sé si en los refrescos que en algunas zonas pobres es alimento; y

2. NINIS. Algo pasó en la Secretaría del Trabajo con uno de los programas estrella del Presidente, Jóvenes Construyendo el Futuro, beca de 3 mil 600 pesos para cada uno. Hacienda le bajó el presupuesto de 45 mil millones de pesos en 2019 a 29 mil millones en 2020. Faltó cálculo o jóvenes; y

3. BOLAS. Ante las sugerencias del fundador del partido, Andrés Manuel López Obrador, Yeidckol Polevnsky dejó a un lado el método de la elección del nuevo presidente de Morena en Congreso vía delegados, y anunció que será por la sugerida encuesta. Pero, salvo aspirantes, no tienen nada. 

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com

@lopezdoriga

lopezdoriga.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar