PrincipalTampicoZona Sur Tamaulipas

Cólera activa alerta sanitaria

El primer brote en México ocurrió en 1833 procedente de Nueva Orleans, Estados Unidos, y aun cuando se cree controlado, de no atenderse y detectarse a tiempo puede llevar a la muerte

Nudia Toscano

Sin precisar el número de personas que han dado positivo a cólera en los últimos meses, María del Carmen Díaz Barrios, encargada del despacho de la Jurisdicción Sanitaria Núm. II Tampico, reconoció que existe una alerta sobre el consumo de mariscos en crudo a nivel Tamaulipas, al ser los principales portadores de dicha bacteria.

La primera epidemia del brote de cólera en México se tuvo en el año de 1833 ingresando por el centro del país y aun cuando se cree que se tiene controlado, es una de las enfermedades que de no atenderse y detectarse a tiempo, puede llevar a la muerte a quien se contagia.

Ante los rojos números, que se niega a compartir la autoridad competente, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) ha emprendido una vigilancia en la venta de alimentos de mariscos y exhorta a la comunidad a no comprar, ni consumir, principalmente en lugares “callejeros” el cebiche y el ostión, de manera específica, especies, en las que la bacteria prolifera.

ALERTA SANITARIA ANTE CASOS SIN CONFIRMAR…

De acuerdo con la Secretaría de Salud existen 90 casos confirmados en Tamaulipas, en la rama Vibrios (diarreicos) de los cuales 16 son del tipo NO O1 (cólera) y 71 de Parahemolyticus, 1 Ogawa y 2 Inaba. De éstos, corresponden 56 a Tampico y 1 a Altamira. Entrevistada al respecto, Ma. del Carmen Díaz refirió que “toda la población debe de estar al pendiente de no consumir marisco crudo por el incremento de las enfermedades diarreicas agudas, la cifra oficial se dará a nivel estatal, es lo único que puedo decir”.

Alejandro Acevedo de la Garza, responsable de Coepris Tampico, señaló que si bien él no está en condiciones de saber si hay casos de cólera o no, sí se han endurecido los operativos sanitarios decomisando 1,900 piezas de ostiones en bolsa y 70 piezas en su concha en el Mercado de La Puntilla de Tampico, el Mercado Municipal de Ciudad Madero y en el área de vendedores ambulantes de la Playa Miramar, así como en Las Escolleras.

“Oficialmente y legalmente no está prohibida la venta del cebiche, hemos hecho decomisos de ostiones porque no nos garantizan de dónde son y cómo se obtuvieron y hemos estado haciendo vigilancias sanitarias con personal en la playa, nuestro enfoque es con lo más peligroso, que son los vendedores ambulantes y principalmente en zonas turísticas”, aseveró Acevedo, exhortando a la comunidad a no consumir marisco en sitios ilegalmente establecidos o ambulantes, ya que mantienen en refrigeración los alimentos propios del mar.

EL CÓLERA PRESENTA ÚNICAMENTE DOS SÍNTOMAS

Hilario Medrano González, epidemiólogo con más de 35 años de labor, detalló que el cólera es una bacteria causada por el excremento de especies extraídas de ríos, que lleva a quien se contagia a sufrir de hasta 15 diarreas en las primeras 24 horas, seguido de vómito, que son los dos únicos síntomas de la enfermedad.

“La bacteria causa hasta diez o quince diarreas en 24 horas, el Sector Salud tiene una alerta permanente desde que se inició el cólera en los años 80, quien ya lo padece puede contagiar a otra persona, se contagia a través de manos, el paciente con cólera se lleva la bacteria en las manos y al tenerlas sucias lo contagia”, explicando que la mejor manera de identificarlo es por la Regla de los 5, que evalúa que la persona sea mayor de cinco años de edad, que haya tenido más de cinco diarreas en 24 horas y que tenga menos de cinco días de haber iniciado la devolución.

Aclaró que cuando la persona es menor de cinco años se puede llegar a confundir con diarreas metabólicas propias de los infantes y determinó que en caso de los lactantes “hay que tener mucho cuidado porque ahí sí se puede ir por deshidratación, hay que fijarse que llore con lágrimas, que la boca no esté reseca que esté húmeda y que la mollera no esté hundida”.

“La diarrea pega y dura semanas, ese paciente pasa a un departamento de epidemiología para muestra de excremento, que se envía a la Secretaría de Salud y se manda a laboratorios para en dos tres días confirmar la enfermedad, pero hay diarreas con cólera que no son abundantes, dependerá de la cantidad de la bacteria que ha ingerido en el alimento que tomó, cuando es abundante está acostado el paciente porque está evacuando y con suero, para que no fallezca debe de ir evacuando y teniendo suero”.

BROTES EN MÉXICO DESDE 1833

El cólera llegó a México en el año 1833 procedente de Nueva Orleans, Estados Unidos, ingresando por el centro del país, a diferencia de lo que se cree y esperaba que comenzara por la costa al ser una enfermedad propia del mar, explicó Medrano.

Dijo que el primer brote ingresó por Yucatán llegando a Tamaulipas y que hubo un segundo caso ingresando por las sierras del Estado de México, “aquí se dio en unos hoteles, es porque los trabajadores contaminaron los alimentos”, manifestó, sin entrar en detalles sobre los casos más recientes.

MARISCOS EN MALAS CONDICIONES

Sergio Gutiérrez, presidente de la Unión de Comerciantes de La Puntilla, indicó que el marisco no se debe consumir si los ojos del pescado no están blancos o si no presenta rojo el pecho o bien que las escamas no estén bien pegadas, si la textura o el olor del ostión son desagradables al olfato, también se deben descartar.

Dijo que de acuerdo con los cursos que han recibido, así como con las normas de sanidad que obedecen, el marisco debe conservarse a una temperatura de -7 u 8ºC en congelador, mientras que en venta debe estar en 2ºC, “nuestras charolas tienen hielo y son inoxidables, si están en un congelador con mayor potencia debe estar entre 18 o 20ºC, a la gente se le recomienda llevar hieleras con hielo para su producto”.

Indicó que cualquier marisco crudo es riesgoso, que la recomendación es pasarlo por aceite para que pierda bacterias y “consumirlo en negocios establecidos, porque el que venden en la playa no se sabe su procedencia, está asoleado o maleado, el producto del mar se debe revisar y si tiene dudas, no consumirlo“, precisó.

Fuente: El sol de Tampico

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar