ColumnasMantePolíticaZona Centro Tamaulipas

RÍO REVUELTO: ENTRE DELINCUENTES NO HAY HONOR

ORBE

Ma. Teresa Medina Marroquín.-

Quienes nieguen que en este país el poder político ha entrado a una fase de extrema descomposición, hablan desatinos y viven un absurdo mental.

Imposible generalizar esta gravísima situación, pero desde el reclusorio norte de la Ciudad de México el vilipendiado y satanizado Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz (obsérvese el surrealismo) genera un terremoto político y judicial contra poderosos personajes del sistema, y no sólo se confirma lo dicho sino que se revela que la mano del lopezobradorismo finalmente cayó en la tentación de usar las viejas prácticas de lo que ellos llaman el “antiguo régimen”.

La caída libre de una clase política que de aquí en adelante sólo será vista, si bien les va, en los libros de historia, ya fue remplazada por otro monopolio de poder.

Y la prisa por fortalecer esa renovada “dictadura perfecta” fue precipitada y acelerada por la enorme cantidad de errores, que el Gobierno federal de Morena ha provocado y desparramando por todo el país.

No sólo es crear una nueva y aceitada estructura al estilo PRI y sus sectores, también se vuelve necesario que los (ex) poderosos de este partido acaben matándose entre ellos, lo antes posible.

Eso tendería por todo el territorio nacional muchas cortinas de humo, disimulando los errores señalados del nuevo gobierno y sentando las bases de un poder omnímodo que llevaría al Partido Acción Nacional (PAN) a ser la única oposición real, en medio de partidos satélites y paleros.

No es desde luego complicado razonar este escenario; sin embargo, el verdadero punto traumático que viene será la persecución de no pocos personajes que en el pasado fueron gente de mucho poder.

¿Nombres? La punta de la madeja ya la exhibió el abogado Juan Collado, amigo de Enrique Peña Nieto.

De ahí se desgranara la mazorca y apunte usted a cualquiera, incluyendo al senador priista y ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong,

señalado por el propio Duarte de ser todo un pillo capaz de crear escenarios inexistentes.

Por su parte, este legislador que juzga de “desesperado” al veracruzano encarcelado trata de enlodar a los pasados titulares de la Procuraduría General de la República (PGR). Salta a la vista entonces que el desesperado es otro.

O sea, dimes y diretes entre gánsteres de altos vuelos que, además de todo, una vez más se comprueba que entre delincuentes no hay honor.

Confirmándose por enésima ocasión que México ha estado gobernado muchos años por criminales y cirqueros.

Una terrible realidad que los mexicanos debemos aceptar a fin de superarla, dando paso a nuevos y purificados aires que si bien es cierto generan gran expectación, al menos señalan caminos distintos donde el nuevo monopolio del poder no querrá correr con la misma y trágica suerte.

ALFONSO ROMO ES EL PODER TRAS EL TRONO

Resulta que en el gobierno socialista de AMLO el poder tras el trono cayó en manos de un empresario regiomontano de extrema derecha, Alfonso Romo Garza, que no sólo es sobrino-nieto de Francisco I. Madero, parentesco que vendió muy bien en su momento al ahora Presidente de la República.

También Romo tiene fuertes vínculos familiares, aunque deteriorados, por el lado político, con una prominente familia de empresarios de Monterrey, pues su esposa Maca Garza Lagüera Rangel es hija de Alejandro Garza Lagüera, hijo de Eugenio Garza Sada, magnate símbolo de Nuevo León y del capitalismo en México.

La más reciente historia señala que Romo fue quien se opuso en todo a Carlos Urzúa, ex secretario de Hacienda, siendo el empresario el principal conflicto de interés y autor de la “austeridad republicana”. Exhibe Urzúa a Romo como quien controla la banca de desarrollo y el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Un inmenso poder que perfila al jefe de la Oficina de la Presidencia, pese a sus 69 años, como uno de los personajes con mayores probabilidades de suceder a López Obrador en Palacio Nacional.

GOBERNADOR PROPONE IMPULSAR DESARROLLO DE PUERTOS

En su calidad de presidente de la Comisión de Litorales y Puertos de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), Francisco García Cabeza de Vaca, propone impulsar el desarrollo de los puertos en condiciones de competitividad, calidad y eficiencia, y con mejores prácticas en operación portuaria.

¡Feliz miércoles!

tessieprimera@hotmail.com, @columnaorbe, columnaorbe.wordpress.com

Etiquetas

Notas relacionadas

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar