MatamorosZona Norte Tamaulipas

Dan asilo a familia hondureña en el Día de la Independencia

Sin contener la emoción y el llanto, Xiomara Mejía Pineda, una mujer de Honduras quien llegó a Matamoros hace casi cuatro meses junto con sus tres hijos y su esposo para solicitar asilo en Estados Unidos, salió ayer después de las 9 de la noche junto a su familia por las puertas de las oficinas de Migración de Estados Unidos en Brownsville en el Puente Nuevo Internacional (Gateway), y después de cruzar la calle Elizabeth, con el rostro llenó de lágrimas exclamó: “¡Nos dejaron pasar, nos dieron asilo!

En 243 Aniversario del Día de la Independencia de los Estados Unidos, efusivos y conmocionados, la mamá y el papa hondureños junto a sus dos niñas y un niño, quien casi corrían con una sonrisa ya liberada, caminaban de la mano, “vamos a la central a tomar el camión”, dijo el papá, y caminaron rápido por el parque (Xeriscape Park) en donde están las banderas -estadounidense, la de México, Canadá y del Estado de Texas- siguieron por el Boulevard Internacional hasta la calle Adams para la llegar estación de autobuses de Brownsville, para reunirse con familiares que ya viven en territorio americano.

Xiomara y su familia huyeron del barrio El Porvenir de Tegucigalpa, la capital de Honduras, después de marzo, cuando ya no pudieron soportar -al igual que muchas familias- más las cuotas de extorsión que tenían que pagar casi por todo lo que hacían, además de la intimidación, las amenazas y la violencia de las pandillas, las cuales se terminaron apropiando de sus casa, “en Honduras todos tienen que pagar cuotas a todas las pandillas que hay”, dijo la mujer hondureña el viernes 14 de junio en el Puente Nuevo, en donde esperaron semanas de privaciones y dolor, pero con una irrenunciable determinación el día de su cita.

“Un día nunca antes visto”

Ese día llegó, un Día de Independencia en el que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presumió: “Será un día nunca antes visto” -para referirse al show del desfile militar que ofreció ayer en Washington-, y para la familia hondureña lo fue.
Ayer por primera vez pasaron para su entrevista para solicitar refugio 15 personas, por primera vez recibieron esa cantidad, dijo la directora de la asociación civil “Ayudándoles a Triunfar”, Glady Edith Cañas Aguilar.

Xiomara Mejía Pineda agradeció la ayuda que recibió ella y su familia durante su espera en Matamoros, en especial citó el apoyo que recibió de Juan Antonio Sierra Vargas, coordinador del Módulo del Migrante en la Central de Autobuses, quien la ayudó a conseguir los medicamentos que requiere para una de sus niñas que tiene un tumor en la cabeza y sufre ataques epilépticos.

En una escena única y un momento perfecto, la familia llegó a la estación de autobuses de Brownsville en el momento en que ya empezaba a iluminarse el cielo de noche con el festejo de la independencia.

Fuente: El Bravo

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar