ColumnasPolítica

“MAKI MIENTE, PORQUE NO LE CUMPLE A REYNOSA”

Teclazos

Guadalupe E. González

CUANDO “se tiene un noble corazón y se habla de tenerle cariño a su pueblo”, eso debe demostrarse, porque desgraciadamente “las palabras se las lleva el viento” y no atender a la gente, confirma la indiferencia e irresponsabilidad de quien gobierna una ciudad como Reynosa, eso es lo que ocurre con la alcaldesa MAKI ESTHER ORTIZ DOMÍNGUEZ, “mujer que miente”, cuando dice que quiere a Reynosa, porque con sus actos “demuestra todo lo contrario”.

Y PARA ELLO, debo recordarle a MAKI que, (el 18 de junio del pasado año 2018) en el Hotel Holiday In, siendo candidata a la reelección, (en rueda de prensa) le pregunté que “SI HARÍA LA OBRA QUE NO SE VE”, refiriéndome al mal estado drenaje sanitario y me contestó que, “sí haría esa obra”, por la importancia de la misma y consecuentemente, eso lo puso en la mesa de trabajo y proyectos, como un ofrecimiento DE ELLA, para la sociedad reynosense, pero se le olvidó a LA DOCTORA, este tan valioso compromiso, porque a un año de distancia “NO HA MOVIDO UN SOLO DEDO” para gestionar los recursos necesarios para la realización de la indispensable obra y evitar problemas de aguas negras, (drenaje) e inundaciones.

Y SI MAKI, NO se acuerda haber hablado del tema de “las inundaciones y el mal estado del drenaje” en todo Reynosa, lo vertido por ella, está impreso en medios escritos, (porque hasta tiene un material engargolado que le entregué) a través de su secretario Hugo Ramírez, ambos deberán recordarlo muy bien y por esa razón MAKI, no debe mentir a las familias de la ciudad que gobierna, porque en la entrevista dijo comprometerse que “IRÍA A TOCAR PUERTAS AL BANCO DE AMÉRICA DEL NORTE” para solicitar los 1, 500 millones que le hacen falta a Reynosa, para reemplazar de manera general la tubería del drenaje sanitario.

PERO YA pasó un año y no lo hizo y por eso, “al azotar la tromba en la ciudad”, ha dejado innumerables desgracias, por las pérdidas materiales, que han sufrido las familias de más de 60 colonias de esta comunidad fronteriza, en eso debió pensar MAKI, pero a ella, lo que realmente le importa hoy, “ES BUSCAR QUIEN LA PATROCINE” para ser Candidata a Gobernadora y hacer a su Hijo CARLITOS, Diputado o alcalde o tal vez vigilante de alguna dependencia, eso es lo que vemos y decirle esto, no es ofenderla, porque ella, más ofende a las familias de Reynosa “con no ponerles la atención debida”.

EN OTRA PARTE de la entrevista, Maki dijo que, “ya tenía avances muy importantes” para lograr adquirir los 1500 millones en el Nad-Bank, para hacer realidad la obra, que nadie o ningún gobierno pasado, quiso echarse cuestas, por ser precisamente “una obra que no se ve”. Y para ello, la entonces candidata a reelegirse como alcaldesa, dijo que con entusiasmo y empeño, “haría esa magna e histórica obra”, pero todos sus buenos deseos, se los llevó el viento, porque al paso de un año, repito, “ni gestionó los recursos” y, “no ha ido a tocar puertas a ninguna parte”, porque eso para ella, ya no fue prioridad, razón por la que, “la tromba que azotó Reynosa” ha dejado a miles de familias en la vil desgracia social. Cuyos hechos, ponen “en tela de duda” lo que de ahora en adelante pueda ofrecer a las familias la alcaldesa de Reynosa MAKI ESTHER ORTIZ DOMÍNGUEZ, porque esta señora, con todo respeto, está convertida “en una genuina mitómana”.

MAKI, CON MARCADO CINISMO, VUELVE A OFRECER LO MISMO DE HACE UN AÑO.

AHORA BIEN, Reynosa, tras ser declarada “zona de desastre”, Maki vuelve a señalar que “buscará recursos extras” para construir un drenaje pluvial. Y si el FONDEN, “le otorga los montos millonarios necesarios”, estos dineros se aplicarían “en la creación de la infraestructura pluvial que requiere Reynosa. Y aquí está la nueva mentira de MAKI, porque “ya está hablando de un drenaje pluvial” que ojalá y se hiciera, pero esto dista mucho de la realidad, porque si ella, “no obró por gestionar los dineros para el drenaje sanitario”, que es una obra prioritaria, con esto MAKI, deja muy en claro “su nueva mentira”, para envolver al pueblo y seguir buscando como obtener beneficios económicos, para su proyecto político futuro. Y sino “pal baile vamos”.

LA TROMBA sufrida por las familias de Reynosa, en algunas áreas inundadas alcanzó una altura de 5.5 pulgadas, pero en otras, la inundación superó las 9 pulgadas, dejando la ciudad como “una nueva Venecia”, cuya situación

ha sido extremadamente lamentable, evidenciándose con ello que, quien gobierna esta ciudad, “poco le han importado los problemas de alta envergadura meteorológica”, porque si MAKI ESTHER, fuese una alcaldesa, responsable y sensata, desde el año pasado “debió poner manos a la obra, para evitar inundaciones o desastres y no lo hizo” y si hoy, está diciendo exactamente lo mismo, del año pasado, “en caso de que el FONDEN o el Banco de América del Norte otorguen los recursos para la obra del drenaje pluvial, creo que, los funcionarios bancarios o del extranjero tendrían que vigilar “muy bien los manejos financieros que haga Maki”, para que los dineros de esa obra pluvial en caso de aprobarse, “no vayan a tener otro destino”.

LO INACEPTABLE e indignante de lo ocurrido en Reynosa, por el fenómeno natural suscitado, es que, un gobierno municipal como el de MAKI, “esté dejando a la deriva a las familias de todos los estratos sociales”, familias que no merecen, un trato de tan criminal abandono, porque “NO HABER PREVENIDO EN TIEMPO Y FORMA” esta clase de problemas de inundaciones, eso es lo más cruel que le puede ocurrir a cualquier ser humano, detalle por el cual creo y considero que, la alcaldesa ORTIZ DOMÍNGUEZ, ya no debe mentirle más a las Familias de Reynosa y se ponga a trabajar, eso sería lo idóneo.

SIN EMBARGO, les diré que el interés político de “la mitómana” alcaldesa de Reynosa, “es lo que obliga a esta, perder el sentido de trabajo y real servicio al pueblo”, RECAYENDO las desgracias de todo tipo en perjuicio de los jefes de hogar, amas de casa, ancianos, jóvenes y niños, porque para MAKI, es más elemental estar al tanto de “CÓMO SE MUEVEN LAS FICHAS EN EL AJEDREZ POLÍTICO”, por su ferviente deseo de “ir en busca de ser gobernadora”, como ya lo refieren en diversos rumbos de la ciudad las gentes cercanas a la alcaldesa. Pero repito y reitero que, “si la Doctora, Maki Esther Ortiz Domínguez, “NO HAYA LA PUERTA” para solucionar los problemas de Reynosa, menos tendría el nivel y la capacidad, para gobernar el estado. Cuyo indicador deja entrever que Maki, no mide la dimensión del tiempo, ni de su altura y capacidad política”.

PORQUE Si analizamos de manera profunda el actuar de la Presidente Municipal, podremos darnos cuenta que, ésta, en las últimas fechas “por sus amarguras”, de no ser favorecida con una Candidatura a Diputado para su hijito CARLITOS y luego pretender “HACER APARECER que por ella, habían ganado los Candidatos del PAN”, “saludando con sombrero ajeno”, eso nos hace pensar que MAKI, dedica más tiempo a sus intereses personales y políticos y por ello, “no atiende las más elementales necesidades de las familias de Reynosa” y por eso desde hace 2 años, la alcaldesa, ha dejado al olvido las actividades preventivas para casos de desastres, como el registrado el pasado lunes aquí en Reynosa.

PARA FINALIZAR, hay que señalar que, la alcaldesa Ortiz Domínguez, “anda que no la calienta ni el sol”, porque a pesar de que intenta lucirse en política, por sus propósitos futuristas, CON TODO LO MALO que le ha venido sucediendo a su pueblo Reynosa, MAKI, “está dejando huellas indignas de trabajo”, por el marcado abandono en que, esta mujer, tiene a las familias reynosenses. Pues los hechos son las que evidencian la irresponsabilidad social con la que “esta señora, ha venido actuando en perjuicio” de los habitantes de esta fronteriza ciudad. Y por ello, sobre la marcha iremos viendo, “OTRA TRAICIÓN MÁS”, de quien “sueña con ser gobernadora”. Y a las familias de Reynosa que, “LE SIGAN CAYENDO TROMBAS”, que al fin y al cabo el pueblo aguanta Y A MAKI, eso poco o nada le importa, ¿cómo la ven?.

Notas relacionadas

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar