ColumnasPolítica

Mojados de 100 mil pesos

Maremágnum

Mario Vargas Suárez

Uno de los problemas que se han recrudecido en los últimos años ha sido sin duda el asunto de los migrantes, que inicialmente eran de centro y Sudamérica, pero en los últimos seis meses se han sumado cubanos, haitianos, africanos y más allá.

Para los mexicanos el problema de la migración se incrementó sustancialmente con el arribo presidencial del tabasqueño, por las declaraciones a su favor y el apoyo que ordenó, aunque ciudades como Tijuana se declararon insolventes para atender a tanta gente que pretendía llegar a los Estados Unidos.

Desde la década de los años cuarenta, los gringos por andar de belicosos requirieron de mano de obra para sustituir a los estadounidenses que se alquilaron de soldados, por lo que los contratos de trabajo para los extranjeros se multiplicaron, ya legales e incluso ilegales, porque surgió el problema de los indocumentados.

Adicional, en la historia de los Estados Unidos es muy conocido el hecho de que es una nación que se forma con gente de todo el mundo y que, a través de los tiempos ha seguido llegando para todo tipo de trabajo y capitales.

Desde luego que las clases sociales menos favorecidas con sus finanzas, han tenido que buscar la forma de abrir brecha en la economía más grande del mundo y cambiar su estatus en una sociedad lejos de su tierra natal.

Quienes hemos viajado a los Estado Unidos, conocemos el actuar de muchos latinos que porque hablan inglés, pareciera que el español, su lengua materna, les lastima.

Incluso se han dado casos donde dicen en un inglés muy despreciativo el característico: I don’t speak spanich.Dicho sea con verdad, los gringos necesitan de los mexicanos, como la señora de la casa requiere de la sirvienta, ya cuando trabaja, estudia o simplemente está cansada por la edad.

También es una verdad que los gringos han aceptado a mucha gente de todas partes del mundo pero no como ‘braceros’ –trabajadores con los brazos- sino como especialistas en alguna área determinada en la producción de la industria o del comercio.

Donald Trump, en diversos foros a rechazado a los mexicanos, a quienes nos ha dado los calificativos más nefastos, despreciables y humillantes, pero los oídos sordos de los latinos, africanos y de otras latitudes se han puesto de manifiesto por entrar a EU, dicen a trabajar.

La política mexicana del tabasqueño Manuel López, determinó ‘becas’, albergues y alimentos para los extranjeros que intentan llegar a Gringolandia, pese a las carencias muy significativas que tienen sus gobernados.

Para sorpresa de propios y extraños, los extranjeros ¿de paso?, rechazan alimentos y empleos.

El propósito de los inmigrantes es llegar a los Estados Unidos, pero El Copetes de NY, ya dijo que no y puso de rodillas al tabasqueño para que cancelara la entrada de migrantes no solo a territorio gringo, sino a los pasos fronterizos.

En pláticas nada diplomáticas, más bien de sometimiento la política de Trump ordenó a México el despliegue de miles de soldados, marinos y policías a las fronteras norte y sur para evitar el paso de extranjeros que pretenden llegar a EU.

Pareciera que la medida está dando resultado, pero los inmigrantes siguen dando de qué hablar, cuando se descubre el cadáver de un joven padre y su pequeña de casi dos años de edad, de origen salvadoreño, que perecen ahogados en las traicioneras aguas del Río Bravo, a la atura de Matamoros.

Gente de diversos países están en México en su intentona por ingresar a los EU, dicen buscan trabajo, se supone es gente pobre.En noticieros de radio, televisión y de internet, aseguran que muchos indocumentados son interceptados en las carreteras del país y declaran haber pagado hasta 5 mil dólares americanos a los polleros.

Si consideramos el dólar a razón de $19.14 pesos, pudiéramos entender que una sola persona paga $95 mil 700 por pasar quizá de frontera a frontera.La reflexión que surge es que los indocumentados no son pobres como aparentan, porque son casi 100 mil pesos por persona y pocas veces viajan solos.

¿Estoy en un error?Usted tiene la palabra.

Notas relacionadas

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar