CDMX para TamaulipasPrincipal

En comisiones, Senado aprueba reforma educativa

Se espera que en la sesión de hoy se turne en primera lectura, para que mañana se discuta en el pleno.

SILVIA ARELLANO

Las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, Educación y Estudios Legislativos Segunda, en el Senado, aprobaron por mayoría en lo general, la reforma educativa, con la que se abroga la reforma que en 2013 promovió y promulgó el entonces presidente Enrique Peña Nieto.

Se espera que en la sesión de hoy se turne en primera lectura, para que mañana se discuta en el pleno.

El diputado de Morena, Rubén Rocha, y presidente de la Comisión de Educación, rechazó que se busque una aprobación fastrack, a pesar de que la oposición cuestionó la premura con la que se discute el tema educativo a dos días de que concluya el periodo ordinario de sesiones.

Durante la sesión de las comisiones, que duró alrededor de tres horas, el senador Rocha aclaró que, aunque no se realizaron cambios de fondo, sí se incorporó el tema de la educación superior referente a la gratuidad y la autonomía, así como las iniciativas presentadas en la Cámara de Diputados.

El panista Julen Rementería pidió analizar el tema con cuidado, ya que no existe límite de fecha para su discusión y exigió una explicación de si existe un acuerdo entre las autoridades federales y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

“Yo me pregunto qué hay en esos acuerdos, qué hay oculto, cómo venció la CNTE a Morena, cómo venció la CNTE al gobierno federal de fondo, abriendo un hoyo negro en la reforma que no sabemos a dónde va a parar”, expresó.

Mientras que el senador Rocha calificó como “persecutoria y punitiva” la reforma aprobada en el sexenio anterior, y destacó que de acuerdo con documentos enviados a la Comisión de Educación se han corrido a mil 105 profesores, lo cual fue rechazado por el senador Damián Zepeda.

Eduardo Ramírez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales confió en que esta nueva reforma sea inspiradora y se haya retomado la partidad de género, autonomía de autoridades y opiniones de académicos, padres de familia y profesores.

“Podemos diferir en los puntos de vista, porque en cada entidad es diferente, esta reforma es para defender al Presidente, sino sustentar un desarrollo educativo que permita al país avanzar, quizás en unos años van a estar reformando el Artículo 3, y se pueda tener una reforma a la vanguardia del pueblo mexicano”, destacó.

Beatriz Paredes, del PRI, dijo que llevarán un voto particular a la discusión del Pleno este martes, debido a que el tema se quiere aprobar fastrack y porque no se ha discutido a fondo al interior de la bancada.

Movimiento Ciudadano y PRD adelantaron que votarán a favor de la reforma educativa, e incluso, Damián Zepeda del PAN dijo que este discurso “de decir que se está eliminando la reforma educativa, la verdad es que es falso, porque si comparamos el texto vigente con este texto, se van a encontrar que al menos más de la mitad contiene los mismos fundamentos sobre los cuales estuvo hecha la reforma educativa del pasado. Y en otros temas si tiene retrocesos, ¿cómo cuáles?, a mí no me parece adecuado que se elimine la evaluación para la permanencia del maestro. Y hoy esta reforma da un paso atrás eliminando esa evaluación”.

En tanto, Claudia Ruiz Massieu, presidente y senadora del PRI, dijo que esta reforma tenía muchos puntos favorables, “reconocemos en esta minuta que nos llega de la Cámara de Diputados un importante esfuerzo de evolución de esa reforma de 2013. Con toda puntualidad se habla de la rectoría del Estado sobre la educación, la recuperación de la autonomía universitaria, que se había perdido por error”.

De acuerdo con la reforma, el Ejecutivo Federal determinará los planes y programas de estudio de la educación básica y normal en toda país, para lo cual considerará la opinión de los gobiernos de las entidades federativas y de diversos actores sociales involucrados en la educación, en entre ellos la CNTE y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Se elimina el Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE), sustituyéndolo por un órgano técnico sin autonomía constitucional, el cual establecerá los criterios que deben cumplir las instancias evaluadoras conforme a procesos valorativos, cualitativos, continuos y formativos para la mejora progresiva de la educación.

Se quita la evaluación a los maestros y el concurso de oposición para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia de los docentes.

Con esta reforma la educación en todos los niveles será laica, gratuita, obligatoria, pero se incluyen los principios de universalidad e inclusividad.

Se regresa el control administrativo del magisterio a los gobiernos estatales, aunque se mantiene centralizado el pago de la nómina en el gobierno federal.

En el caso de los maestros se establece que el proceso de iniciación y ascenso no será por evaluaciones abiertas, sino por escalafón en donde tendrá prioridad quién represente la única fuente de ingreso en su familia.

Se precisa que la admisión, promoción y reconocimiento del personal que ejerza la función docente, directiva o de supervisión, se realizará a través de procesos de selección que serán definidos en la Ley Reglamentaria del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros y los nombramientos derivados de estos procesos sólo se otorgarán en los términos de esta legislación en cuyo diseño participará la CNTE.

Los integrantes de estos grupos de trabajo acordaron que las reservas se discutirán este martes en el pleno, en la última sesión del periodo ordinario.

Fuente: Milenio

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar