ColumnasPrincipal

LA PRENSA FIFI COLAPSA

Comparte esta noticia:
  • 135
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    135
    Shares

AMLO: EL FENÓMENO POPULAR

Por José Dosal Hernández


La resistencia continúa a 100 días, pero ya no con la misma fuerza y entereza, las huestes neoliberales van cediendo poco a poco, algunas de plano se retiran de la confrontación guardando cartuchos para mejores tiempos y otros de plano aceptan su derrota.
Los crueles capitalistas tratan a toda costa hacer entender a un pueblo hambriento, humillado, ofendido, con sed de justicia, desempleado y enfermo, que AMLO es un peligro para todos.
Los saqueadores de los recursos naturales mexicanos gritan ya casi sin fuerzas que El Peje quiere robarlos, convertir su dizque sistema democrático en autoritarismo, que la Guardia Naciónal no funcionará y la nación será muy insegura.
Hoy buscan que esos millones de Méxicanos se levanten en armas contra un gobierno populista, inexperto carente de conocimientos para gobernar un país de » primer» mundo.
Que los miles y miles de obreros de las maquiladoras sólo comparadas con los campos de concentración Nazi sigan soportando vejaciones laborales a cambio de aceptar míseros sueldos y sean cómplices de gobiernos incapaces de crear nuevas fuentes de empleo más dignas.
Hemos leído columnistas nacionales y locales estirándose el cabello desesperados porque los lectores los «tiran a Lucas».
Lo comparan con Herodes al quitar las guarderías y dejar indefensos a miles de niños, pero nadie abogo en favor de miles de menores de edad ejecutados durante la guerra antinarco.
Pusieron el grito en el cielo porque no hay gasolina suficiente, pero no condenan el huachicoleo y resultó entendible porque todos esos que hoy protestan estaban «embarrados» hasta las manitas en el robo a la nación.
A los banqueros se les terminó la mina de oro, la reducción en el cobro de comisiones hasta por abrirte la puerta te hacían sentir como seres inferiores, algunas de estas supuestas instituciones deberán reducir el personal y en el peor de los casos regresar a sus países de origen.
Observamos a columnistas escribiendo con la mirada perdida pues sus contratos ya no serán pagados y «apachurran» con coraje la tecla de su computadora descargando el odio contra AMLO.
Y resultan más chingones que Nostradamus pues adivinan el futuro de México con Andrés Manuel López Obrador en la presidencia, será desastrozo auguran, cuando en realidad al pobre México ya le a pasado de todo y aquí sigue.
De algo – isisto- estamos de acuerdo, Andrés Manuel López Obrador es un fenómeno fuera de serie, fuera de control, es una figura casi bíblica, a donde va es venerado e idolatrado como un Dios, la gente lo espera con ansias para tan siquiera tocarlo, cuando menos una mirada del Mesías moderno.
Y ahí están las imágenes y vídeos, no lo decimos nosotros.
La prensa mundial -esa no está chayoteada- lo califica como uno de los presidentes más populares del planeta.
Es un chario, un «corriente», un peligro para México, una amenaza para la estabilidad mexicana, la economía azteca puede vivir los peores momentos de su historias, mientras ellos se retuercen el pueblo goza, ríe y saca algo del coraje acumulado durante décadas después de la Revolución Mexicana, una revolución que quedó a medias.
Los neoliberales optarán por una mejor estrategia para derrotarlo pues amenaza con prevalecer mucho tiempo en el poder.
Al pueblo le interesa el equilibrio, el respeto a sus derechos y las ganancias de los recursos naturales.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar