Columnas

PAN vs Napito

Por: David Castellanos

Para que el líder minero y senador de la República, Napoleón Gómez Urrutia, haya podido sobrevivir más de una década fuera de México, ocupó de sus aliados sindicalistas internacionales con quienes sigue fortaleciendo sus relaciones.

“Napito”, por ahora anda en Europa a invitación de la Federación de Industria, Construcción y Agro de la Unión General de Trabajadores (UGT-FICA), integrante de la Confederación Sindical de la Unión General de Trabajadores de España; Gómez Urrutia, le está jugando al “embajador” sosteniendo encuentros con gremios sindicales para destacar las bondades e intenciones del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, en busca de hacerles saber que en la 4ta Transformación, se trabajará bajo una amorosa transparencia, respeto, seguridad y diálogo ¡que así sea!

Pero Gómez Urrutia, tiene cuentas pendientes en México, particularmente con los gobernadores y legisladores del Partido Acción Nacional (PAN), quienes lo consideran como “la nueva amenaza” del país, al responsabilizarlo de orquestar las huelgas que se vinieron desatando desde el comienzo del nuevo gobierno federal.

Con nombre y apellido, el mandatario panista del estado de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, señaló a Gómez Urrutia de querer desequilibrar el ámbito laboral no solo de su gobierno, sino de todo el país, al romper la armonía trabajadora que había caracterizado durante los últimos 30 años a México, un país que lejos de ofrecer una mano de obra a buen precio, facilidades en la burocracia gubernamental, y pese a que México es considerado uno de los países más corruptos; la paz trabajadora dentro de las empresas que aterrizan en la nación, había sido la cualidad nacional más valiosa para los inversionistas extranjeros, virtud que poco a poco se comenzó a desmoronar desde que Napoleón, integró la Organización Internacional del Trabajo; los alfiles de “Napito”, fueron los encargados de desestabilizar a líderes sindicales locales para iniciar paros y huelgas por toda la República Mexicana. Es la seria y no menos preocupante acusación contra el Senador emanado de Morena.

Es que irónicamente al regreso de Gómez Urrutia, en México hay activos 15 movimientos entre huelgas y paros laborales, además de que existen 384 aplazamientos a huelgas; pero de las 15 alteraciones obreras existentes, 14 se viven en la ciudad fronteriza de Matamoros, Tamaulipas; el estado gobernado por García Cabeza de Vaca, el primer panista en asumir la gobernabilidad de esta entidad, aparentemente con ayuda del ex presidente Enrique Peña Nieto, y de su ex Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Precisamente este lunes en la ciudad de Tampico, al sur de esta entidad que contribuye con el 26 por ciento de los ingresos anuales que generan las Aduanas de México, es decir, unos 250 mil millones de pesos por año a favor de los mexicanos, sin considerar las aportaciones del IVA, ISR y otras obligaciones fiscales, el mandatario tamaulipeco recibirá a la Secretaría de Energía del Gobierno Federal, Rocío Nahle García, para la realización del Foro Tamaulipas: “Nueva política energética para el bienestar de México”, y éste es otro frente-frente entre los panistas y el lopezobradorismo, pues a través del senador blanquiazul Ismael García, insisten en la importancia del perfil para elegibilidad del titular de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), esto una vez que ya fueron evaluados 11 aspirantes en el Senado de la República, y no encuentran a quien elegir para que no disminuya la confianza en el sector energético, sin dejar de lado que pelean la intención del presidencialismo por quitar de facto la autonomía y credibilidad de órganos como el de la misma CRE.

Ambos temas tienen a los del PAN con sobradas ganas de agarrarse del chongo con los de la Morena transformadora… al final vamos a ver de qué cuero salen más correas, mientras tanto Napoleón sigue en España y Francisco García en Estados Unidos, agarrando fuerza.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar