2 mujeres y 1 hombre van por el gran reto del sexenio: hallar a miles de desaparecidos en México

Comparte esta noticia:
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, dio a conocer la terna de la que saldrá la persona que dirigirá esta la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, una entidad vital para enfrentar uno de los problemas que más daño ha hecho a la sociedad mexicana: la desaparición forzada.

Los tres aspirantes fueron elegidos un día después de concluir las entrevistas a los 11 precandidatos a dirigir a la Comisión –cuatro mujeres y siete hombres–. A continuación presentamos los perfiles de los tres aspirantes finalistas, así como de los otros ocho candidatos que alzaron la mano y que colaboran, de una u otra, en sectores dedicados a atender derechos humanos.

Por Sugeyry Gándara

Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaría de Gobernación (Segob), dio a conocer la terna de la cual saldrá la persona que asuma una de las responsabilidades más grandes para el país: dirigir la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas(CNBP).

Los tres finalistas son Karla Irasena Quintana Osuna, directora de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas; Juan López Villanueva, quien fue director del área de Promoción y Vinculación en el Programa de Atención a Víctimas del Delito de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y Leonor de Jesús Figueroa Jácome, ex titular de la Unidad de Investigación de Delitos para Personas Migrantes y del Mecanismo de Apoyo Exterior Mexicano de Búsqueda e Investigación.

De entre ellos saldrá el encargado de buscar a al menos 40 mil personas desaparecidas en el país, de acuerdo a la  exposición de motivos que Encinas Rodríguez  publicó en su página y redes sociales.

El documento señala que durante el proceso se contó con “la participación activa de los familiares de víctimas, colectivos y personas expertas fue preponderante en el diseño de las bases para la consulta quienes además emitieron opiniones sobre los perfiles y el proceso en su conjunto a través del correo electrónico”.

Los aspectos que se valoraron para la elección fueron la experiencia en gabinete y campo, el análisis del plan de trabajo, la coordinación y vinculación de víctimas, familiares, colectivos y organizaciones, así como su capacidad de coordinación con dependencias e instituciones, y su preparación académica, según la propuesta publicada oficialmente.

Alejandro Encinas dijo hoy al medio La Jornada que tomará en cuenta las opiniones que lo acompañan en la Subsecretaría. “Yo no me voy a manejar por las presiones de los grupos, se los digo con toda honestidad a los colectivos (de familiares de víctimas de desaparición), porque no podemos formar nuestros criterios en función de los ataques, las acusaciones o apoyos. El aplausómetro no tiene que ser necesariamente el indicador para resolver estas tareas que son asuntos de fondo”.

De acuerdo con diversos activistas entrevistados, los dos aspirantes favoritos serían Karla Quintana y Juan López Villanueva.

Al concluir tres días de entrevistas a los 11 candidatos –cuatro mujeres y siete hombres–, el Subsecretario de Derechos Humanos dijo ayer que habría otra criba.

“Vamos a seguir trabajando todo el día de hoy y mañana en la evaluación de los once aspirantes. Se tomará en cuenta dentro de su curriculum la formación profesional, pero también la formación en el ejercicio de las funciones, en el sector público y en el sector social. Evaluaremos el programa de trabajo que [cada] nos han presentado. Todos han cumplido y hay aportaciones importantes y se hará la consideración final con las entrevistas que hemos sostenidos a lo largo de estos días”, explicó ayer Encinas Rodríguez.

La Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) es –de acuerdo la Ley General Desaparición Forzada de Personas, Desaparición cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda, que entró en vigor el 16 de enero de 2018– la responsable de buscar a las personas desaparecidas en el país, en coordinación con las comisiones locales de búsqueda, la Procuraduría General de República y demás autoridades.

Roberto Cabrera, el primer Comisionado Nacional de Búsqueda, elegido en febrero de 2018, renunció al cargo el pasado 15 de enero, luego de presentar su Informe de Labores, donde resaltó que México tiene un registro de 40 mil 180 personas desaparecidas y en la mayoría de los casos se cuenta con la identidad digital, la cual incluye nombre completo de la víctima, fecha de nacimiento, fotografía y huella dactilar.

El 18 de enero pasado, la Segob lanzó convocatoria para el nombramiento del titular de CNPB, proceso al cual fueron propuestos once candidatos.

La Segob informó que recibieron al menos 246 cartas de respaldo a 11 ciudadanos; 58 por parte de colectivos de víctimas, 167 personas expertas y 21 de organizaciones de la sociedad civil.

LOS 11 QUE AHORA SON 3

Juan López Villanueva, Karla Irasema Quintana Osuna y  Leonor de Jesús Figueroa Jácome son los tres candidatos que fueron elegidos de entre 11 aspirantes para dirigir la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, a la que este año –según ha declarado el subsecretario Alejandro Encinas– se le asignaron  7.5 mil millones de pesos de recursos para la implementación del Plan Nacional de Búsqueda.

Las siguientes son parte de las propuestas de los finalistas y lo que destacaron durante la entrevista que les realizó Alejandro Encinas durante esta semana.

KARLA IRASEMA QUINTANA OSUNA

Es doctora en Derecho por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma de México (UNAM), maestra en Derecho por la Universidad de Hardvard y también asesora experta internacional en jurisdicción; ha trabajado en organizaciones internacionales de derechos humanos y actualmente es directora de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.

“Durante 15 años me he dedicado a la defensa de los derechos humanos tanto en el ámbito nacional como el internacional”, expresó la aspirante durante su entrevista con el Subsecretario Encinas.

Quintana Osuna consideró que cuenta con el perfil para dirigir la CNBP debido a la experiencia que acumuló al participar en el desarrollo de estándares internacionales en materia de investigación y búsqueda diligente de personas desaparecidas. En tanto que su experiencia nacional como directora de la CEAV, puso énfasis en lograr una sentencia condenatoria en Zacatecas, donde aclaró que ante un contexto difícil en el que hay tan pocas sentencias materia de desaparición forzada “tener una sentencia condenatoria, es bastante relevante”.

Las tres prioridades en su plan de trabajo para la CNBP son: búsqueda en terreno, en materia de ciencia de datos y análisis forense y, en tercer, lugar la vinculación entre instituciones. “Son las tres vías para empezar a dar pasos firmes en esta materia”,

“Durante 15 años me he dedicado a la defensa de los derechos humanos tanto en el ámbito nacional como el internacional”, destacó Karla Quintana. Foto: Segob

Quintana Osuna comentó que es necesario “priorizar la búsqueda inmediata y la búsqueda en vida”, por ello, propuso que dentro de las células de búsqueda, se conforme una división y una especialidad para buscar en vida, con enfoques diferenciados.

La aspirante también destacó que es necesaria una reingeniería para artiuclar todas las experiencias y “echar andar” la CNBP.

“Cuando hablo de reingeniería, es reconocer que hay trabajo realizado, sobre todo de las familias, de la sociedad civil y de la académica, que han trabajo por años. Es creer que se tiene que sumar al trabajo realizado de lo que ha hecho la CNBP”, señaló.

JUAN LÓPEZ VILLANUEVA

Es abogado, notario y actuario por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y cuenta con un postgrado en Derecho Penal Internacional por la Universidad de Girona.

En su experiencia laboral destacada su puesto como director del área de Promoción y Vinculación en el Programa de Atención a Víctimas del Delito de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en donde da acompañamiento victimológico a familiares de personas desaparecidas y su cargo como Visitador adjunto en la Primera Visitaduría General de la CDHDF. Desde los organismos civiles ha sido coordinador del área jurídica del Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, integrantes del Grupo Autónomo de Trabajo de Coahuila y asesor del Colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila, e investigador en el Instituto Mexicano de Derechos Humanos. También ha laborado en colectivos como Colación México por los Derechos de las Personas con Discapacidad, y en Sin Fronteras IAP.

Durante su entrevista con Encinas Rodríguez, López VIllanueva puso énfasis en que antes no hubiera aceptado la invitación a postularse como aspirante a la Comisión, pero que ahora sí lo hace porque México vive un momento histórico.

“Ahora sí acepté –me honra la invitación – porque creo que no solo es un momento jurídico, el que es muy importante, porque hay muchas reformas legales, sino porque es un momento político importante de una transición que no se había visto en las últimas décadas, además porque creo que es un momento histórico que permite establecer ventanas de oportunidad que no hemos antes para la verdad, la justicia y particularmente para la reparación del daño”.

Juan López Villanueva, dijo “ahora sí acepté –me honra la invitación – porque creo que es un momento político importante”. Foto: Segob

El candidato destacó que ahora ve en la actual administración compromiso político para enfrentar el problema de las desaparición y comentó que su perfil es el idóneo pues considera que a lo largo de los 20 años de su trayectoria ha desarrollado habilidades que podría poner a prueba en esta ocasión.

López Villanueva dijo que sus tres prioridades, de quedar como Comisionado de Búsqueda, serían mantener la comunicación con las familias, la integración de un equipo multidisciplinario y lo más urgente, que se se genere un cuerpo nacional de organismos locales de busqueda que tengan una empatía con las fiscalías y con la población y organizaciones civiles.

Indicó que, de ser el titular, los 400 mdp destinados este año para la CNBP, daría prioridad a tres rubros: capacitación de alta calidad, internacional y nacional; a la infraestructura, y la super estructura para buscar persona; y tercer, para acciones coordinada, para que las familias tengan respuestas prontas a sus interrogantes.

LEONOR DE JESÚS FIGUEROA JÁCOME

Es licenciada en Derecho por el Instituto de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Chihuahua, con Maestría en Derechos Humanos y Democracia de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO); actualmente es doctoranda en Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Granada, España.

Es consultora independiente en derechos humanos de las personas en situación de migración, trabajó como titular de la Unidad de Investigación de Delitos para Personas Migrantes y del Mecanismo de Apoyo Exterior Mexicano de Búsqueda e Investigación, de marzo de 2016 a febrero de 2018: también trabajó como investigadores jurisprudencia en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Leonor de Jesús Figueroa Jácome es licenciada en Derecho por el Tec de Monterrey. Foto: Segob

La candidata, en entrevista con el subsecretario Encinas, señaló que de quedar al frente de la CNBP buscará apoyar y ayudar a las personas desaparecidas, pues considera que tiene la experiencia suficiente para hacerlo, ya que participó en búsqueda de personas migrantes desaparecida.

“Primero que nada me indignan muchísimo las injusticias y parte de lo que me anima es justamente eso: la injusticia y la apatía de los servidores públicos. Me enoja muchísimo la apatía de los servidores público”, expresó.

Figueroa Jácome manifestó que es necesaria una interrelación entre autoridades federales y estatales, “eso es super necesario, la verdad ni siquiera se hagan los funcionarios o se conocen, una de las acciones es buscar esta interrelación, entre diferentes fiscalías, y comisiones de búsqueda”, así como un análisis de contexto de la situación y el fenómeno de la desaparición en México.

LOS OTROS ASPIRANTES

La mayoría de los candidatos que levantaron la mano para la CNBP cuentan con un perfil que se ha desarrollado en la academia y en la labor de los derechos humanos, así como también hay dos candidatos que cuentan con un perfil policial.

A continuación presentamos los perfiles y las propuestas que realizaron los demás aspirantes: Víctor Manuel Mendoza Hernández, Juan Francisco Alcaraz García, Salvador Felipe Arias Ruelas, Leonor de Jesús Figueroa Jácome, Martha Acela Valdez González, Juan Granados Altamirano, María Isabel Jiménez Moles, Pedro Pablo Carmona Sánchez y Guillermo Gutiérrez Romero.

JUAN FRANCISCO ALCARÁZ GARCÍA

Es originario de Hermosillo, Sonora, licenciado en Derecho por la Universidad del Estado de Sonora, con especialidad de Derecho Penal y Criminología. Ha trabajado en la Procuraduría de Justicia del Estado de Sonora, en donde ocupó diversos cargos; también laboró en la Comisión Estatal de Derechos humanos de Sonora, donde fue Secretario Ejecutivo.

“Para que sea funcional a la sociedad y al país, esta Comisión se requiere una estrecha relación de trabajo institucional con las entidades Federativo las y los Municipios, a efecto de revisar y dar puntual y profesional seguimiento y revisar las investigaciones ministeriales iniciada por desaparición de personas”, expresa.

Juan Francisco Alcaráz es licenciado en Derecho por la Universidad del Estado de Sonora. Foto: Segob

El candidato propone mayor acercamiento con los familiares y mayor difusión de los servicios de asesoría jurídica y acompañamiento, así como crear una unidad y coordinación interdisciplinaria con expertos penalistas, criminólogos criminalistas, peritos forenses, colectivos de víctimas expertos en antisecuestro y sociedad social.

Durante la entrevista con el Subsecretario, Alejandro Encinas, al ser cuestionado por qué quiere ser titular de la CNBP, Alcaraz García indicó que México “este es un momento del cambio, donde ya no se le apuesta a la simulación como se la apostó en diferentes gobiernos, y no había un resultado”. Indicó que aspira porque como “hombre de familia, hijo y mexicano podemos dar el 100 por ciento a las personas que piden ser atendidas y que reclaman dónde están sus familiares”.

El candidato dijo que sus tres prioridades son la capacitación, organizar un grupo de hombres y mujeres, capacitarlos técnica y sensiblemente. La segunda, crear un reglamento con una política interna que se dé a la par de la creación comisiones estatales y, la tercera dar resultados, de búsqueda y prevención del delito, en los primeros cien días.

SALVADOR FELIPE ARIAS RUELAS

Es licenciado en derecho por la Universidad Autónoma de México, y actualmente está en el periodo doctoral en el área de Derecho Constitucional de la Unidad de Castilla – La Mancha, España.

Ha sido consultor y asesor en la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, la UNAM y la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Fue Director de Protección a los Derechos Humanos, de 1995-1997, en la Procuraduría General de la República, (PGR) y también trabajó en la Secretaría de Gobernación, entre 1994 y 1995.

Al ser cuestionado por qué quiere ser titular de la CNBP, destacó que cuenta con una trayectoria de 25 años en derechos humanos y cree que eso le da las herramientas. “Considero que puedo lograr un equilibrio entre el conocimiento en materia de derechos humanos y la administración pública, me he involucrado en el tema de políticas política y particularmente me ha tocado participar en dos procesos fundacionales, creo que puedo aportar”.

Salvador Felipe Arias es licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México. Foto Segob

El aspirante dijo que para una gestión de calidad “es necesario realizar un diagnóstico integral de la institucional, tener conocimiento de los recursos humanos, técnicos y así como los avances”.

Son tres prioridades son “echar andar la CNBP, organizar a la institución, y encontrar un equilibrio entre la función rectora y las operativas, para poder incidir en la política nacional en materia de búsqueda, y llevar acabo el trabajo técnico y de campo; con el fortalecimiento de unidades de búsqueda de personas”.

PEDRO PABLO CARMONA SÁNCHEZ

Es doctorando en Ciencias Penales y Derecho por la UNAM. En su experiencia profesional se ha desempeñado en la docencia y la investigación, ha sido visitador adjunto del mecanismo de tortura de la CNDH en 2018, y director adjunto de la Fiscalía revisora y dictaminadora de la Unidad Especializada de investigación de delitos cometidos por servidores públicos de la PGR.

Carmona Sánchez consideró que su formación como médico forense podría aportar en la titularidad de la CNBP, “conocemos con toda seguridad y perfección la forma de investigación que se deben de llevar acabo para este tipo de programas de la Comisión Nacional de Búsqueda”.

Pedro Pablo Carmona es doctorando en Ciencias Penales y Derecho de la UNAM. Foto: Segob

Entre las propuestas del candidato destacó la creación de un grupo interdisciplinario de expertos en diferentes disciplinas –criminalista, médica legal, forense y genética forense–, para “poder estructurar un equipo de calidad, y que esté integrado con la mejor condición de equipamiento y además de conocimiento”. Además, planteó, que se debe de contar con una buena policía científica.

“Se necesita mantener un diseño, un control, y un protocolo homologado de búsqueda”, expuso durante la entrevista con Encinas Rodríguez.

JUAN GRANADOS ALTAMIRANO

Es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de México, y actualmente es doctorando en Derecho Penal por el Centro de Estudios Superiores en Ciencias Jurídicas y Criminológicas. En su experiencia laboral, Granados Altamirano ha sido Agente del Ministerio Público de la Federación, y también ha laborado en la Fiscalía Especializada para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, de junio de 2002 a marzo de 2007.

“No dejar pasar el tiempo y poner manos a la obra” son las prioridades que destacó el aspirante, al ser cuestionado por el subsecretario Encinas Rodríguez.

Juan Granados Altamirano se ha desempeñado como Agente del Ministerio Público. Foto: Segob

El aspirante destaca en su propuesta que es necesaria voluntad para ejecutar y para llegar al esclarecimiento de los derechos. “para llegar a la verdad y dar respuesta convincente a las víctimas”.

“Las actividades de la CNBP no deben constreñirse a estar únicamente atrás de un escritorio dentro de una oficina, girando oficios, también exige una labor de campo, de dedicación y más que nada de compromiso”.

GUILLERMO GUTIÉRREZ ROMERO

Es licenciado en Administración de Empresas por la UNAM, tiene doctorado Honoris Causa por el Instituto Americano Cultural. En su experiencia laboral destaca la creación, en octubre de 1990 del Centro de Apoyo de Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA) en la Ciudad de México, fue subdirector del área de secuestros de la PGR, en diciembre de 1992 a noviembre de 1993, y también ha trabajado como subdirector de enlace de la Secretaría de Seguridad Pública con Comisiones de Derechos Humanos Estatales y del Distrito Federal.

En su labor dentro de la sociedad civil fundó la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos en 1997, misma que aún dirige. También es miembro fundador y vocal con Consejo Directivo del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Justicia Penal AC.

Guillermo Gutiérrez está al frente de la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños robados y Desaparecidos. Foto Segob

Gutiérrez Romero consideró que él tiene un buen perfil para dirigir la CNBP por la experiencia que ha acumulado a la largo de su trayectoria.

“La capacidad para poder atención y resolver este tipo de casos de alto impacto. Sabemos que no es un tema sencillo, la desaparición de personas es un tema sumamente delicado que se veía venir desde hace años atrás pero que hay que enfrentarse a una serie de organizaciones del orden criminal tanto nacional como internacionales.

El aspirante propone reforzar el Instituto Nacional Forense, así como la creación de programas eficaces de búsqueda, entre ellos, un sistema que permita conocer cómo sería una persona, tanto en vida o fallecida, meses o años después, de la desaparición;también plantea la creación de una unidad especial con canes especiales para búsqueda.

Gutiérrez Romero también propone hacer un programa similar a la Alerta Amber en jóvenes que ya son mayores de 18 años.

MARÍA ISABEL JIMÉNEZ MOLES

Tiene licenciatura, maestría y doctorado por la Universidad Nacional Autónoma de México y su experiencia es como catedrática de Derecho en la UNAM desde 1989 a la fecha, directora del área de derecho fiscal y servicios perjudiciales del despacho Moles y Asociados.

Jiménez Moles indicó que busca la titularidad de la CNBP “porque esto no es un puesto” sino una apuesta a largo plazo. Además, resaltó que fundó la primera visitaduría para que existiera un Ombudsman de asistencia pericial y acompañara a las visitas de secuestros y desaparición forzada.

María Isabel Jiménez Moles cuenta con la licenciatura, maestría y doctorado en la Universidad Autónoma de México (UNAM). Foto Segob

En su entrevista con el subsecretario Alejandro Encinas, la aspirante destacó que su trabajo se ha enfocado en el combate a la donación obligada de órganos. La aspirante destacó que de llegar a la CNBP lo primero que haría es efectuar un diagnostico a fondo “lo primero que haría con los colectivos, es clasificar los que tienen más de 20 años y los que no tienen carpeta de investigación”, para iniciar con las averiguaciones.

VÍCTOR MANUEL MENDOZA HERNÁNDEZ

Es licenciado en Derecho, cuentan con un Diplomado Modelo de Gestión de Proyectos Sociales, Diplomado Internacional de Seguridad Pública y Alta Definición. Durante su trayectoria, en el área policial principalmente, destaca múltiples cursos y especialización en peritaje criminal así como cursos y en derechos humanos.

Durante su entrevista con el Subsecretario, Alejandro Encinas, el aspirante destacó la necesidad de priorizar la búsqueda de personas en vida y trasmitir a los servidores públicos. “El equipo de búsqueda debe de tener la convicción de encontrar a las personas con vida”.

Mendoza Hernández consideró que tiene el perfil para la CNBP porque a lo largo de su carrera, “me he esforzado por estudiar los perfiles criminales”.

Dentro de sus propuestas prioritarias, el aspirante planteó establecer una estadista de peligrosidad y atlas de desapariciones en el país para determinar la forma de poder atacar el delito en diversas estrategias. También tener una intervención adecuada y de seguimiento con las familias, “poderles brindar un apoyo para que no se sientan desplazadas de nuestras leyes”, y la tercera, tener policías con la capacidad de empatía con las familias y víctimas”,

“El equipo de búsqueda debe de tener la convicción de encontrar a las personas con vida”. destacó Víctor Manuel Mendoza Hernández.

Cuestionado sobre el tema de desaparición forzada cometida por agentes del Estado, el aspirante destacó que es necesario y urgente validar y cumplir con los estándares eficaces de control de confianza a los policías durante su intereso o durante su estancia-

“Porque no puede ser que una persona pase un control de confianza y cometa delitos de lesa humanidad, no puede ser, hay filtros que se están saltando”.

Además, destacó la necesidad de una verdadera profesionalización a la policía: “forjar policías a largo plazo, yo me he tardado muchos años para poder tener la capacidad y la conciencia para poder tratar a la gente y hacer un buen servicio público”, dijo.

MARTÁN ACELA VALDEZ GONZÁLEZ

Es bióloga y experta directora de Biología Molecular del Laboratorio de Genética Forense de la Dirección General de Coordinación de Servicios Periciales, adscrita a la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, entre 2014 y 2017, y perito profesional forense.

Indicó que su perfil es el idóneo para ser la titular de la CNP porque durante toda su carrera de perito y me he identificado a eso: a identificar personas, tengo los conocimiento y capacidad para administrar y gestionar”

Martha Acela Valdez González destacó que priorizarà la investigación forense y la creación de una Base Forense. Foto: Segob

“Yo no soy política yo soy técnico yo me propongo una meta y voy tras ella así he trabajado en todos mis años. Creo que puedo hacer una diferencia par dar resultados, para buscar y encontrar”.

Entre las prioridades que destacó, en su plan de trabajo, es primero revisar los perfiles genéticos que ya se encuentran, y los que sí sean positivos entregarlos a sus familiares. También destacó que su meta será dar respuesta rápida a las familias, hacer vínculos con estados y hacer una gran base de datos nacional biométricos.

FUENTE: SIN EMBARGO


Deja un comentario