ColumnasVIRAL

SUFREN ALCALDES PANISTAS EFECTO “XICO”

Por Gastón Espinosa Glz.

El PAN debería estar preocupado.

Se les viene encima una elección muy complicada y sus alcaldes siguen sin justificar trabajo. Algunos no han podido siquiera responderle a quienes le ayudaron a conseguir el triunfo en las urnas.

El mayor ejemplo de ellos se llama, Xicoténcatl González Uresti, presidente municipal de ciudad Victoria, cuyo desastre se palpa de cabo a rabo. No da una el pintoresco alcalde.

Primero entró en conflicto con sus propios regidores panistas, quienes se desmarcaron de sus ocurrencias como la de cerrar la calle Hidalgo y desalojar al comercio ambulante, situación que provocó molestia y enojo de la ciudadanía, por eso la idea fue desechada. No hubo estudio, análisis, y menos diálogo con los principales interesados.

A ello le siguieron caprichosas posturas como la de no sentarse en las mesas de seguridad convocadas por el gobierno federal cuando la ciudad está inmersa en un baño de sangre. Xicoténcatl dijo que asistirá por no coincidir con las políticas públicas que pretende implementar el gobierno federal. El alcalde se queja de que el gobierno pretende ultrajar la autonomía estatal y municipal. Mientras Xicoténcatl González sigue con esa actitud, ayer sicarios ejecutaron a cuatro civiles en un negocio dedicado al lavado de autos en pleno corazón de la capital tamaulipeca.

Otras propuestas del alcalde son la de privatizar el servicio de recolección de basura y alumbrado público. En el caso de la basura, Xico quiere que la población pague hasta 40 pesos a través del recibo de agua potable, lo que provocaría además despidos de personal.

La medida no ha sido bien recibida por la población y no tiene el respaldo del cabildo, ni siquiera sus regidores lo ven con buenos ojos.

El tema aquí pasó de la ocurrencia a la incapacidad.

Lo peor del asunto radica en el hecho de que ni los diputados locales del PAN, ni la dirigencia estatal del partido a cargo de Kiko Elizondo se han pronunciado al respecto a fin de que se exhorte al presidente municipal, Xicoténcatl González Uresti, para que cumpla cabalmente cada uno de sus compromisos y empiece a meter orden, y es que, así como van las cosas nada bueno va a salir en el próximo proceso electoral. Si no actúan que no lloren después.

No es  ”Xico” el único alcalde que está atrapado en la flojera, la ocurrencia y la incapacidad, aquí mismo he dado a conocer la situación que priva en municipios como Ocampo, Gómez y Antiguo Morelos, en donde sus folclóricos alcaldes han dejado mucho que desear.

En Ocampo, Jesús Ávalos Puente, no es ni por asomo lo que el pueblo creyó de él. Sus andanzas tienen que ver más con asuntos personales que laborales y ha empezado a enfrascarse en una lucha contra algunos sectores de la población. Recientemente desairó la invitación que le hicieron en el poblado “La Muralla” para los festejos de aniversario molesto porque en esa comunidad el voto no le favoreció.

Aunado a ello ha comenzado una serie de bailes populares y fiestas con el fin de apaciguar el malestar de la población.

En Gómez Farías, Paco López Reyes, dejó todo el control político en manos de su tesorero municipal, Jesús González, y el trabajo de gestión lo descargó en la dinámica delegada regional de Bienestar Social, Lorena Verástegui Ostos. Paco sólo se dedica a privilegiar el negocio de materiales de su hija y a pasear por los campos deportivos con cerveza en mano.

En tanto que Antiguo Morelos ya quedó rezago al vivir un cacicazgo enfermizo por parte de Carmelo Tinajero. Con estas cartas de presentación el PAN saldrá tocar puertas para pedir el voto de confianza…y nadie dice nada.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar