TamaulipasZona Norte Tamaulipas

Tendrán Matamoros, Reynosa y N. Laredo 1,950 millones para urbanización

Contempla SEDATU acciones para abatir rezagos y buscar desarrollo más equitativo

Reynosa, Tamps .- Las ciudades fronterizas de Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo recibirán mil 950 millones de pesos para mejorar su urbanización en el curso del presente año dentro de las acciones de mejoras a la frontera norte del país, que contempla atender rezagos en 10 de los 43 municipios de la franja.


Así lo dio a conocer en ésta ciudad en Secretario de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano, Román Mayer Falcón, en el marco de la reciente gira de trabajo en que acompañó al presidente Andrés Manuel López Obrador, para poner en marcha el programa “Zona Libre de la Frontera Norte”.


“Desde la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano celebramos la formulación y ejecución de este programa de carácter regional que traerá beneficios económicos al norte del país”, expuso.


“Este proyecto es prueba de que es posible potenciar el desarrollo económico y combatir la desigualdad en el mismo tiempo de que no es contradictoria la intervención del Estado con generar condiciones de competencia empresarial, de que es posible la cooperación entre los sectores públicos, privados, la sociedad civil, cuando el principal objetivo en común es el bienestar del pueblo” añadió.


Recordó que “La voluntad de construir una política económica coherente en términos de intercambio comercial entre economías vecinas y desiguales tiene diversos antecedentes históricos. La doctora Graciela Márquez ( Secretaria de Economía) ha estudiado varias facetas sobre nuestro pasado en la frontera, desde la época de Juárez.

Consideró que el programa de la frontera norte nos plantea retos muy importantes a todos los actores involucrados. Cada uno tendrá que asumir la responsabilidad que le corresponde, incluida la SEDATU.

Por ello, resaltó, “Desde la Sedatu sabemos que, en materia de desarrollo urbano, los beneficios económicos y estímulos fiscales del programa tienen fuertes impactos territoriales”.
E hizo un poco de historia: “Basta ver lo que ha pasado a lo largo de la historia de estos últimos 50 años en las ciudades fronterizas. El nacimiento y conformación de la industria maquiladora atrajo un alto número de mano de obra, centenares de personas y familias encontraron en esta ciudad una oportunidad para consolidar su hogar y, en consecuencia, el crecimiento poblacional de la zona fue exponencial”.


El impacto fue amplio, pues dice que “en 1970 vivían poco más de dos millones de habitantes en los 43 municipios que conforman la franja fronteriza del norte. En estos municipios habitan casi ocho millones de personas el día de hoy”


Ello significa , señala, que para el mismo periodo hubo un crecimiento de la población urbana de poco más del doble respecto al resto del país.

Sin embargo, revela que el 80 por ciento de los habitantes se concentran en las 10 principales ciudades de la frontera norte, por lo que  el crecimiento económico de la región se dio de forma desigual, excluyendo a cierto tipo de industria y servicios.


Asimismo reconoce que “La desigualdad también se refleja en la falta de desarrollo y articulación del territorio, las ciudades crecieron sin garantizar que todas las personas pudieran vivir en zonas seguras, conectadas, articuladas y con servicios y espacios públicos”.

Y pone el ejemplo “centenares de viviendas que se construyeron en las zonas periféricas; estas viviendas se ubican a varios kilómetros de distancia de los centros de trabajo, sin contar con un transporte público de calidad. En otros casos, se encuentran en zonas de riesgo y que nunca debieron de haber sido ningún proyecto de vivienda en estas zonas”.


Y reconoce que “El modelo de desarrollo urbano fracasó, pues de acuerdo con el Inegi y el Coneval se estima que hay cinco millones de viviendas abandonadas en todo el país; de estas, la mitad se encuentran en los estados fronterizos del norte, particularmente en Mexicali, Ciudad Juárez, Matamoros y Reynosa”.


Lamenta que “La imagen de casas abandonadas junto a grandes fábricas maquiladoras se ha convertido en un panorama común y cotidiano de todos los días. Precisa que en algunos casos esto es consecuencia de la alta rotación del personal que hay en este sector industrial.”


Pero asienta que la principal causa de ese abandono de viviendas es “la carencia de una visión integral del territorio y de impedir que la planeación es un acto administrativo más que cumplir, ha sido una grave consecuencia”.


Y cita el caso de Reynosa: “ He visitado muchos de los desarrollos habitacionales abandonados en la región. Hace un par de semanas aquí, en Reynosa, recorrí las colonias Ferrocarril Poniente, Constitución, Satélite, entre otras, he sido testigo de los efectos negativos que generan estos desarrollos en el bienestar de las personas que no tienen otra opción más que permanecer ahí, entre decenas de casas abandonadas, quemadas o vandalizadas”.

Por ello, dijo el programa de Zona Libre de la Frontera Norte, contempla que “ todas las dependencias del gobierno trabajamos en equipo, buscando que las acciones sean integrales y evitemos la fragmentación de la aplicación de los recursos públicos”
Y precisa “  a la par de la labor que hace la Secretaría de Economía, la Secretaría de Hacienda, la Secretaría del Trabajo, a personas, empresas y trabajadores, y que estos estímulos fiscales llegan de forma directa, desde la Sedatu articulamos las acciones de los diferentes actores involucrados en la gobernanza y la planeación de nuestro territorio”.
Para ello, cita,  diseñamos el Programa de Mejoramiento Urbano, uno de los 25 proyectos prioritarios del presidente, y que tiene como objetivo articular las acciones de las instituciones de desarrollo urbano y vivienda.

Y especifica: “En este 2019 contamos con ocho mil millones de pesos que vamos a invertir en 15 ciudades, 10 de ellas en la Frontera Norte: Tijuana, Mexicali, San Luis Río Colorado, Nogales, Ciudad Juárez, Acuña, Piedras Negras, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros”.
Subraya que “En cada una de estas ciudades se trabajará en mejorar los entornos urbanos, la infraestructura básica y los espacios públicos. Se realizarán acciones de mejora de la vivienda y regularización de la propiedad. También se apoyará para que estas ciudades tengan o actualicen sus instrumentos de ordenamiento territorial y desarrollo urbano”.
Destaca el enfoque humanista al señalar “ Queremos ciudades humanas, donde las personas vivan en espacios seguros, parques y plazas cercanas, cerca de sus escuelas, de sus centros de trabajo; con transporte público de calidad y seguro. No queremos ciudades dispersas y fragmentadas. Queremos fomentar una equidad”.
Se busca invertir, comenta,  en las áreas con mayor marginación en estas ciudades para equilibrar su desarrollo urbano. En suma, es un programa que busca sentar las bases para que las personas tengan un acceso equitativo, a un entorno urbano adecuado para sus familias.
Para ello, agrega, “ en forma  paralela trabajaremos con otras dependencias e instituciones como el Infonavit, en dos vertientes: la recuperación de la vivienda abandonada en la zona y el desarrollo de vivienda, en conjunto con aquellas nuevas empresas que busquen instalarse en la región”.
Y concluye: “La presentación del Programa Integral de la Frontera Norte es un parteaguas en la historia del día de hoy, el desarrollo de esta región. Estoy convencido de que el trabajo que hagamos fijará las bases para realizar el sueño que nos ha compartido el presidente, que es: En este lado de la frontera norte, las y los mexicanos tengamos trabajo y bienestar, y que no busquemos migrar a Estados Unidos”

FUENTE: LA VERDAD

VER ORIG. http://www.laverdad.com.mx/local/tendran-matamoros-reynosa-y-n-laredo-1950-millones-para-urbanizacion



Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar