Esto les dice Olga Sánchez Cordero a los hijos de Peña Nieto sobre si pueden fumar mariguana

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La próxima titular de la Secretaría de Gobernación responde a la pregunta que en 2015, Peña Nieto recibió por parte de sus hijos: ‘¿pronto podemos echarnos un churro?’.

Olga Sánchez Cordero, la próxima titular de la Secretaría de Gobernación, les respondió este jueves, en La Nota Dura, a los hijos del presidente Enrique Peña Nieto sobre si puede fumar mariguana o no.

En diciembre de 2015, el mandatario mexicano dijo, durante un evento de la niñez y juventud, que no estaba a favor del consumo ni la legalización de la cannabis y relató que sus hijos le preguntaron si pronto se podrían echar un churro delante de él y de su esposa Angélica Rivera.

“Hoy -y aquí está mi esposa que fue testigo de ello- se acercan mis hijos y me preguntan ‘¿Oye, papá, quiere decir que pronto podemos echarnos un churro (de mariguana) aquí, delante de ustedes?’. Les he dicho ‘no, no se confundan, se abre el debate’ y les he expresado mi opinión categórica de estar en contra de la legalización de la mariguana”, señaló Peña Nieto en esa ocasión.

Al respecto, Sánchez Cordero indicó lo siguiente ante la pregunta expresa de Javier Risco: “Si el hijo de Peña Nieto es menor de edad, quien le vendiera la droga o lo involucrara en cualquier tema de la cadena productiva sería sancionado penalmente; si es mayor de edad podría tener acceso al consumo de la droga de manera accesible y podría ir a comprarla a los establecimientos autorizados por un instituto que va a regular la comercialización y venta y la calidad de la planta”.

Sánchez Cordero presentó este jueves la iniciativa que expide la Ley General para la Regulación y Control de Cannabis.

Con ello, se establecerían lineamientos generales para la regulación del cannabis en su siembra, cultivo, cosecha, producción, etiquetado, empaquetado, promoción, publicidad, patrocinio, transporte, distribución, venta y comercialización.

Fuente: El Financiero